Check the new version here

Popular channels

ahora juega el Mejor jugador del mundo, preparate


El único peligro, y lo digo por buscar algo que motive a los muchachos, es la obligación de ganar. Incluso iría más allá: la necesidad de golear. No se espera otra cosa de un Real Madrid que ha marcado veinte goles en sus últimos cuatro partidos, una racha que comenzó precisamente en Champions, con el 5-1 al Basilea. Un triunfo por la mínima contra el Ludogorets sería una ligera decepción que disimularíamos malamente. Somos insaciables.


Isco volverá esta noche a la titularidad. En el entrenamiento realizado ayer por el Madrid en el estadio Vasil Levski, se le vio muy concentrado junto a Modric, Bale y Cristiano. | Pepe Andrés
Como siempre ocurre en estos casos, lo único que podría equilibrar el pronóstico es el fervor local (43.000 hinchas en el estadio Nacional Vasil Levski). Lo que para el Madrid es un viaje casi exótico, para el fútbol búlgaro es una oportunidad histórica para llamar la atención del mundo. Ya lo hizo en 1994, cuando la Bulgaria de Stoichkov fue semifinalista del Mundial de Estados Unidos.

El Ludogorets, además, tiene un gen heroico. En trece años ha pasado del cero absoluto al infinito búlgaro (tres ligas). Su exploración de Europa tampoco está pasando inadvertida. Su clasificación para la fase de grupos, con dos penaltis parados por un defensa, fue una proeza que se recordará durante mucho tiempo. También durará el susto que los búlgaros provocaron en Anfield en la primera jornada de la presente Champions: resistieron hasta el 82’, empataron en el 91’ y perdieron de penalti en el 93’.

En ese partido, el gol de la igualada lo consiguió Dani Abalo (27), de Villagarcía de Arosa, localidad a la que algunos (gallegos) apuntan como punto de entrada del fútbol en España (el cementerio inglés de la ciudad guarda el secreto). Dani Abalo formó parte de aquel Celta de Trashorras, Michu y Aspas, que dejó un recuerdo agridulce: el buen fútbol realizado y la frustración de no lograr el ascenso a Primera.
0
0
0
0
0No comments yet