About Taringa!

Popular channels

Ancelotti, el equilibrista

INCIDE EN EL 4-4-2 PARA DAR CONSISTENCIA AL EQUIPO





A Carlo Ancelotti no se le puede acusar de ser un técnico inmovilista. Trata de adaptarse a las necesidades de su equipo y a las condiciones de sus jugadores. Ayer, ante el Elche, repitió el 4-4-2 que empleó en el tramo final de la goleada al Deportivo. Todo en pos del tan preciado equilibrio.
En su segunda temporada en el Real Madrid, Carlo Ancelotti sigue buscando el sistema idóneo para el equipo. Se ha movido, fundamentalmente, entre el 4-3-3, su favorito, y el 4-4-2, que ya empleó en algunos tramos de la temporada pasada (final de Copa), y al que ha vuelto esta temporada, seguramente obligado por las bajas de Di María y Xabi Alonso, dos de sus tres fijos en la línea de medios.
Ancelotti trata de adaptarse a las características de sus jugadores, sobre todos los nuevos. Llegaron Kroos y James, con condiciones distintas a las de Xabi y 'El Fideo'. El alemán ha sido durante casi toda su carrera mediapunta o interior, aunque parece claro que, con el necesario proceso de maduración, acabará dominando todos los registros del mediocentro. Pero la baja de Alonso le está obligando a hacer un curso acelerado de adaptación al puesto de '5'. Ayer, con Illarramendi como pivote más posicional, mostró su perfil más llegador. Un papel en el que se siente más a gusto, y que pudo desempeñar gracias al buen partido de Illarra, encargado casi siempre de iniciar el juego. Es decir, de hacer de Xabi. Justo para lo que se le fichó.
James e Isco, centrados
En cuanto a James, volvió a actuar de interior a pierna cambiada. Dio la asistencia del primer gol y volvió a combinar calidad y trabajo. El talento se le supone, pero Ancelotti está intentando hacer de él un jugador más constante, de ida y vuelta. Lo mismo que, la temporada pasada, logró con Isco, otro de los destacados ayer. Dos futbolistas de talento a los que el 4-4-2 exige también sacrificio en defensa. Ello redunda en beneficio de los puntas, liberados de toda obligación defensiva.
Ahora la pregunta es: ¿Ha dado Ancelotti con el sistema? Aunque ha funcionado razonablemente bien ante Dépor y Elche, no se puede dar por seguro. Más que nada porque ayer se quedaron fuera dos indiscutibles, Modric y Benzema, que volverán en El Madrigal. La entrada del primero dotaría al centro del campo de un perfil más ofensivo, y podría inducir a Ancelotti a volver a la línea de tres en el medio. La plaza que sobra sería para Benzema, que recuperaría su puesto en ataque.
El gol, un problema menos
Aunque si una cosa ha quedado clara en los últimos tres partidos es que si el Madrid anda sobrado de algo es de gol. Con independencia de lo que se mueva, y cómo lo haga, por detrás, de eso se encargan Gareth Bale y, sobre todo, Cristiano Ronaldo, que parece haber abandonado una posición más o menos fija en la banda izquierda para jugar con absoluta libertad -en especial por el centro, una zona que tradicionalmente no era de su agrado- para barrer todo el frente de ataque.

0No comments yet