Popular channels

Andres Merlos, el post que se merece



La memoria y el archivo, dos herramientas fundamentales para el ejercicio del periodismo, complican al pésimo árbitro tandilense Andrés Luis Joaquín Merlos, que este lunes tuvo -a través de sus fallos- incidencia central para que Huracán de Tres Arroyos le gane a Racing por la quinta fecha del campeonato Argentino “A”,

A veces, cuando el paso del tiempo condiciona la verosimilitud de lo que dicta la primera, lo segundo sale al rescate. Hay tres antecedentes indignantes de Merlos arbitrando partido de equipos olavarrienses en certámenes organizados por el Consejo Federal, todos como locales.

La mañana del domingo 1 de febrero de 2007 Merlos apareció por primera vez en Olavarría y tuvo una actuación deplorable en la goleada de Estudiante 4-1 sobre Ferrocarril Roca de Las Flores, por la primera fecha del Torneo del Interior.

Pese a su manifiesta dificultad para llevar adelante la carrera arbitral -por lo menos en Olavarría- el lunes 10 de diciembre de 2007 fue designado ¡ni más, ni menos! para un Racing - Alvarado en el “José Buglione Martinese”.

Esa noche del gol de Esteban Rivas después de un grosero error de Andrés Verza, la labor de Merlos deparó un generalizado repudio. No conforme con ello, el domingo 3 de febrero de 2008 tuvo el “Domingo Colasurdo” otro repudiable desempeño en el empate 2-2 de Ferro con Independiente de Bolívar por la tercera fecha del Torneo del Interior.

Lo de este lunes es como para juntar recortes, imprimir opiniones, grabar imágenes y pedir que Merlos no pise por largo rato suelo de canchas olavarrienses.

Sin medias tintas, incidió en el resultado de un partido como pocas veces se ha visto. En la primera pelota que cayó en el área de Racing concedió a Huracán de Tres Arroyos un penal que no existió (las imágenes despejan cualquier tipo de duda) y luego pasó por alto un obsceno codazo al balón de Cattáneo dentro de área grande tresarroyense. Además protagonizar una impresentable conducción del juego.

En algunas definiciones de la palabra error se dice: “Debe distinguirse de aquello causado con intención, en tanto y en cuanto esta circunstancia compromete a la voluntad libre de quien la provoca. Por el contrario, en el error no se debe a una búsqueda deliberada sino que constituye un accidente”.
0
0
0
0No comments yet