Argentina 83 - Perú 48│Sudamericano de Basquet 2014





Sudamericano de Basquet femenino 2014: Argentina sacó boleto a semifinales y al Preolímpico al vencer 83 a 48 a Perú




Las Gigantes se recuperaron de un flojo inicio y despacharon a Perú. Así, clasificaron a semis del Sudamericano y con eso también lograron su pase al FIBA Américas 2015 de Edmonton.

















La Selección Argentina Femenina dio un nuevo y gran paso en el Sudamericano de Mayores de Ambato. Las Gigantes volvieron a tener un desempeño de menor a mayor y ahora derrotaron a Perú por 83-48, sellando así su pase a las semifinales del torneo ecuatoriano. Este sábado, desde las 20 horas de nuestro país, el rival final de la zona será Chile, contra quien se definirá el escalonamiento del grupo para ir conociendo los cruces de semis.

Pero las chicas de Cristian Santander también lograron el importante pasaje al FIBA Américas 2015 de Edmonton, Canadá. Este Sudamericano entrega cuatro boletos rumbo al Preolímpico del año próximo, por lo que el hecho de que Argentina se haya metido en semis la hace adjudicadora de una de estas plazas.

Ante Perú, Gisela Vega fue una vez más la figura del encuentro tras sumar 16 puntos y 12 rebotes a favor del cuadro argentino. La tarea enorme de la entrerriana fue escoltada por lo hecho por la mendocina Andrea Boquete (14 puntos y 6 rebotes), Sthefany Thomas (13 tantos) y Paula Reggiardo (10 unidades).

El inicio fue bastante tormentoso, pero con algunas similitudes en ambos equipos y con respecto al comienzo de sus partidos estreno. ¿Por qué? Porque Argentina tuvo un comienzo difícil, le costó encontrar el aro en el primer cuarto y cedió muchas pérdidas. Las chicas tuvieron un 3/16 en cancha que sorprendió, por lo inhabitual que resulta una media tan baja de conversión y porque enfrente estaba un rival que en los papeles era bastante inferior.

La otra similitud, la que ocurrió en la vereda opositora, fue la grata sorpresa de ver a un Perú muy activo, presionando el balón y haciendo el mayor desgaste. No sintió en absoluto la falta de talla, atacó constantemente y de hecho hizo un papel similar al que le había expuesto a Chile el jueves.

Toda esta revolución que propuso Perú le permitió al seleccionado incaico llegar a sacar siete tantos de distancia (14-7), pero Reggiardo logró darle una gran cuota de aire al equipo albiceleste sobre el final del periodo, anotando un triple y sacando una falta para tener una jugada de cuatro unidades. Sobre la chicharra, las peruanas volvieron a encarar al aro con éxito y así se llevaron el primer periodo por 17-11.

¿Era un déficit notorio y había que mejorar? Sí, pero nada alarmante, no al menos desde esa diferencia de seis unidades y más aún teniendo en cuenta que todavía restaban ¾ de partido por jugar, por lo que la chance de darle un vuelco a la situación siempre estaba vigente. Independientemente de esto, seguramente habrá que ver de qué forma se sigue trabajando para acabar con estos inicios adversos y lograr una mayor efectividad desde el inicio (el haber anotado solo tres tiros de campo fue la manchita de ese pasaje).

Todo se iba a empezar a amoldar en el segundo periodo. Argentina entró mucha más enchufada y precisa, encontró buenos lanzamientos desde el perímetro y secó a Perú.

Y nuevamente podemos decir que fue un calco de los desempeños que tuvieron ambos equipos en su debut, con Argentina hallando un buen volumen de juego en el 2º cuarto ante Paraguay y con Perú siendo superado por su rival claramente en el 2º cuarto ante Chile. Obvio que la historia era otra y que esta vez Argentina y Perú fueron los que se vieron las caras, pero es interesante marcar estas similitudes.

Argentina fue levantando bastante rápido, con nuevos triples de Reggiardo, Boquete y Pavón, mientras que Vega empezó a ejercer su tradicional jerarquía dentro de la pintura para desequilibrar. Las de Santander no tardaron en revertir la cara para bien, poner las cosas en un orden más lógico y clavar un sprint de 19-2 que las colocó arriba por 30-19 al promediar el periodo.

Con esto, cuando las argentinas lograron tener una mayor armonía tras haber encontrado eficacia y una buena defensa, el equipo nacional siguió estirando la brecha, con una menor intensidad pero consiguiendo una diferencia de diecinueve tantos al entrar al descanso largo: 40-21. Los parciales de Boquete, Pavón, Reggiardo y Vega fueron determinantes para este vuelco a favor de las albicelestes.

Al reanudar las acciones el partido cayó en un pasaje un tanto impreciso por falta de buenas resoluciones a la hora de atacar. Independientemente de ello, Argentina logró manejar el trámite del encuentro, con Gretter manejando la base y buscando aportar su habitual explosividad y con un elenco nacional que siguió apoyándose en el cuarteto que tan buenos réditos le había dado durante el segundo episodio.

Porras, Plasensia y Farfán encontraron una serie de triples que arrimaron a Perú levemente, en lo que dejó a las incaicas abajo por quince unidades (47-32), siendo lo más cerca que lograron poner de las argentinas durante el tercer tramo.

No obstante las Gigantes prácticamente no sintieron esos bombazos, porque se lograron capitalizar varias llegadas al aro, se siguió haciendo uso de las jugadoras que se encontraron más inspiradas y también fueron apareciendo otras protagonistas, como el sigiloso pero importante aporte de Santana y la aparición de Thomas, que sobre los minutos finales revolucionó con su juego.

Argentina no pasó sobresaltos, dominó las acciones, se dio el lujo de rotar el banco y un triple de Gretter cerró ese tercer periodo con una ventaja de 57-36 a favor de las de Santander. El triunfo estaba mucho más encaminado.

El último tramo no cambió la tendencia del juego, Argentina ya estaba acomodada en el partido y con varias suplentes empezó a cerrar la historia. Thomas siguió aportando algunas ráfagas electrizantes de buen juego, se sumó el sacrificio constante de Rosset y las chicas llegaron a sacar una brecha de treinta unidades en tan solo unos minutos: 68-38.

Con el juego muchísimo más inclinado a favor del seleccionado de Santander, Argentina siguió transitando por la misma senda cómoda, logró mucho oxígeno al mover constantemente el banco y terminó cerrando su victoria con un gran 83-48.

Así, las Gigantes lograron clasificarse a las semifinales del Sudamericano de Ambato a una fecha de cerrar el Grupo A. Mañana, desde las 20 horas de nuestro país, el rival será Chile, en el partido que dará fin a la fase inicial y que definirá cuál de los dos equipos clasifica primero en su zona (Chile también ya está en semis luego de haber vencido a Paraguay por 91-80).