Check the new version here

Popular channels

Argentina le ganó a Filipinas y está primero en su grupo

En un partido parejo, logró quedarse con la victoria en los últimos instantes por 85 a 81. Es el tercer partido de la selección en el torneo



La Selección de los pinches argentinos narizones wey sufrió este mediodía un calvario digno de la Semana Santa sevillana para ganarle a Filipinas por un ajustado 85-81, un triunfo que lo acerca a la clasificación a octavos de final del Mundial de España.
El subcampeón asiático, que ya había forzado la prórroga contra Croacia en la jornada inaugural, resistió hasta el final ante una Argentina en la que destacaron Luis Scola y Marcos Mata -desde el banco de suplentes-, con 19 y 17 puntos respectivamente.
Andrés Nocioni también fue clave por la defensa sobre el mejor de los filipinos, Andray Blatche, al que dejó en solo 14 puntos, y Facundo Campazzo y Walter Herrmann mantuvieron a los argentinos en el primer cuarto, cuando un tsunami asiático hacía temer el desastre sudamericano.
Con esta victoria, la segunda en tres encuentros, Argentina se recupera de la derrota sufrida el domingo ante Croacia, que en el primer partido de la jornada de este lunes del grupo B del Mundial se vio sorprendida por Senegal (77-75), un mal resultado para los sudamericanos, ya que los africanos se meten en la lucha por la clasificación cuando nadie contaba con ellos.
Argentina quedó con un balance de dos victorias (Puerto Rico y Filipinas) y una derrota (ante Croacia) en este Grupo B, en el que quedó líder con cinco unidades y una mejor diferencia que Croacia y Senegal, a la espera de lo que ocurra con Puerto Rico (2) y Grecia (4).
El conjunto dirigido por Julio Lamas tendrá descanso el martes y volverá a jugar el próximo miércoles frente a Senegal, antes de cerrar la etapa de grupos frente a Grecia.
Argentina cometió de entrada el error de jugar a lo que querían los filipinos: rápidas transiciones y lanzamientos a canasta muchas veces precipitados.
Los subcampeones asiáticos se colocaron con un parcial de entrada de 2-9 en el minuto 3 y entraron en una dinámica de acierto tal que ni siquiera notaron la ausencia de sus dos mejores hombres: Blatche (al banco con dos personales en el minuto 2) y el tirador Jeff Chan, que no entró en cancha hasta el minuto 14.
Ante el estupor de los más de 3.000 bulliciosos aficionados argentinos que se dan cita en el Pabellón de San Pablo de Sevilla cada vez que juega su Selección, los filipinos anotaban compulsivamente, llegándose a colocar 7-17 en el minuto 5, gracias a un gran acierto en los triples (4 de 7 en el primer cuarto).
Los hombres que dirige Julio Lamas no sabían contener el acierto de los asiáticos y en ataque se precipitaban una y otra vez al ver que el rival se les marchaba en el marcador. .

Tsunami asiático
La suerte de los albicelestes fue que encontraron en Facundo Campazzo y Walter Herrmann (17 de los 22 puntos de su equipo el final del primer cuarto) el clavo al que se agarraron para llegar a la primera pausa con solo tres puntos de desventaja en el marcador (22-25). Un mal menor.
El ritmo loco no decayó en el segundo parcial y pese a que los filipinos perdieron eficacia (1 de 6 en triples en ese cuarto), lograron mantenerse por delante en el marcador hasta que los argentinos le dieron la vuelta con un parcial de 15-2 en los últimos cinco minutos, incluido dos triples del joven Marcos Mata y a los 8 puntos en ese cartón de Luis Scola, para llegar al descanso con la máxima ventaja para los sudamericanos hasta entonces (43-38).
Filipinas mantuvo su resistencia y lograron el empate a 51 puntos en el minuto 25, aprovechando que Scola estaba en sentado en el banco por haber acumulado tres faltas personales.
Argentina comenzó a jugar entonces más fluido en ataque, con el aporte de jóvenes como Mata (cinco puntos en el tercer cuarto) o Nicolás Laprovittola (7), que asumieron la responsabilidad sin depender solo del capitán.
Con un parcial de 17-2 en cuatro minutos los argentinos abrieron un hueco (68-53, minuto 29), que parecía ya definitivo, pero los asiáticos respondieron con 3-16 para meterse de nuevo en el partido a falta de poco más de ocho minutos para el final. .
Marcos Mata, hombre de Peñarol de Mar del Plata, asumió la responsabilidad en el ataque argentino, anotando dos triples fundamentales (5 de 7 al final del partido), pero a cada intento albiceleste de escaparse en el marcador, respondían los filipinos con triples para mantenerse con opciones hasta el final (82-81, minuto 38).
Los errores en el tiro se sucedieron en ambos equipos en los últimos dos minutos y Nocioni apuntilló a los filipinos desde los tiros libres para llevar el marcador final a 85-81.
0No comments yet
      GIF
      New