Check the new version here

Popular channels

Argentina Medalla de Oro en Vela: Orgullo Argentino

Río 2016-vela: Santiago Lange y Cecilia Carranza son el oro en la Medal Race





RÍO DE JANEIRO.- Hace dos semanas, cuando a Santiago Lange lo sensibilizaba más el hecho de que sus hijos, Yago y Klaus, desfilaran con él en la ceremonia de apertura de Río 2016, hablaba de los desafíos en sus 6os Juegos Olímpicos, de su nueva experiencia participando con una mujer, Cecilia Carranza Saroli, en la Clase Nacra 17, y de las espinas? "Hicimos una campaña increíble con Camau Espínola en Atenas 2004, logramos la plateada. Y siempre me quedó la espina de no haber ganado la de oro. Es la espina más grande de mi carrera. Y Pekín 2008 fue otro proyecto grande. Inteligente. Apostamos por la experiencia. Camau se quería retirar, pero lo convencí. Se hizo así y fuimos bronce.


-La espina del oro sigue.

-Sí, claro. En los dos casos con Camau pudimos lograrlo y no se nos dio.


-¿Qué chances tienen con Cecilia?

-Hoy soy más cauteloso. Con una medalla me quedo tranquilo. Hay chances. Estoy convencido. De la misma manera, te digo que estoy convencido de que tenemos que correr muy bien y dependemos de nosotros. Si corremos bien, tenemos chances.


Muchas veces amagó con retirarse, pero confesó que nunca lo dijo demasiado en serio. Y a los 54 años, en una circunstancia muy especial de su vida, después de haber superado, hace menos de un año, un cáncer de pulmón, Lange, junto con Carranza Saroli, tiene la chance de quitarse esa espina. "Si no hubiera sido por mis hijos, hoy no estaría aquí. Ellos fueron los motores", reconoció. La embarcación argentina llega a la Medal Race de hoy, desde las 14.05, en la punta, luego de 12 regatas. Reúne 65 puntos, y detrás se encolumnan los botes de Italia (70), Austria (72) y Australia (74) como principales amenazas. Son 20 minutos en los que se juegan todo. "Como si fuera por penales", grafica Lange. La gloria dorada es lo único que le falta a este arquitecto naval, respetadísimo a nivel internacional.

Mientras los demás competidores venían, practicaban y se iban a descansar unas semanas en la bahía de Guanabara, conocida por su altos índices de contaminación, Lange apostó por la idea de la permanencia y el equipo se alineó detrás de su idea. Se instalaron 6 meses en la zona de la Marina de Gloria y cada día buscaron conocer los secretos de estas aguas que pueden darle el momento más importante de su carrera. Seguramente no fue una noche más para él y para Carranza; incluso para Yago y Klaus, participantes en la Clase 49er. O para los mellizos Theo y Borja, los no navegantes que volvieron de Europa para acompañarlo en un desafío mayúsculo: rehabilitarse, ponerse a punto, prepararse para competir y soñar con quitarse esa espina.





VAMOS ARGENTINA...!
0
0
0
0
0No comments yet