Popular channels

B. Leverkusen 1 - 0 Atletico de Madrid


La aspirina de Leverkusen provocó el efecto opuesto. El partido fue un auténtico dolor de cabeza para el Atlético de Madrid. El subcampeón perdió una batalla, pero no la guerra que se librará en el Calderón por un sitio en cuartos de final.

El Bayer Leverkusen había visto muchos partidos del Atlético. Le superó en intensidad. Le dio a los del Cholo de su propia medicina y le ganaron en todo eso y en el marcador gracias a un golazo de Calhanoglu.

El subcampeón de Europa pasó apuros durante toda la noche. Tuvo sudores fríos. El Leverkusen jugó al límite y si tenía que pegar para parar el juego, lo hacía. También es fútbol. Hizo perder los nervios a un equipo especialista en jugar con los sentimientos de los demás.

El equipo alemán fue de cara. Le dio igual tener delante al respetadísimo Atlético de Madrid del Cholo. Le jugó a campo abierto. Peleó cada pelota como siempre hace el Atleti, como hay que hacerlo, y corrió a toda prisa. Cada jugador del Leverkusen parecía llegar tarde al autobús. El Atleti tuvo muchos problemas. Especialmente por la banda de Siqueira, el flanco débil detectado por los germanos.

Tanto tuvo que aplicarse el Atlético en defensa que casi olvidó el otro área, aunque antes del descanso llegase un paradón gatuno de Leno a Tiago. Hasta el Atleti sufrió en los córners y tuvo que darle las gracias a la madera, aliada de honor en un zapatazo de Spahic con muy mala leche.

En la batalla, el Atleti perdió a dos hombres. Siqueira se marchó tocado físicamente y moralmente. Le habían encontrado las cosquillas. Saúl, que intentó seguir, tuvo que salir del partido por un golpe en las costillas. Entraron Gámez y Raúl García, y tuvieron que salir con el uniforme y el casco.

La situación no mejoró tras el descanso. Todo lo contrario. El Atleti siguió sin dar pases seguidos y el Leverkusen lo bordó en la que fue la acción del gol. Bellarabi y Calhanoglu, fantásticos futbolistas, pusieron una nota de técnica depurada en una noche de cuerpo a cuerpo, más física que otra cosa. Bellarabi asistió de tacón pisando la pelota y Calhanoglo lo hizo todo bien y muy rápido. Fue un golazo.

El Leverkusen amenazó con el segundo. Tuvo gasolina para todo el día. Sus estampidas con muchas fieras causaron pánico en un Atlético. El Cholo tiró de Torres. Tuvo una ocasión que despejó Leno y le anularon un gol por un córner que salió por línea de fondo antes de reingresar a su terreno.

El segundo gol pudo llegar en cualquiera de las dos porterías. Tiago se fue a la calle por doble amarilla en un claro error del que se dio cuenta incluso en caliente. El Atleti acabó con uno menos y perdiendo al portugués para la vuelta (también a Godín, que cumplirá ciclo). Era una mala noche, pero está a tiempo de arreglarlo en el Calderón, remedio para todos los males.


link: https://www.youtube.com/watch?v=SqQ7-qcik0M
0
0
0
0No comments yet