Check the new version here

Popular channels

Balance de argentinos en Europa

POST HECHO EN LA REDO.NET

Es momento de hacer un balance acerca del rendimiento de los muchachos argentinos que andan por Europa. A falta de un año para el próximo mundial, varios de estos jugadores experimentarán cambio de club, cambio de técnicos, de compañeros.
No será algo revelador, ya que las listas de Sabella vienen saliendo casi de memoria. Pero ahora no se puede regalar nada. No hay dudas sobre la delantera (salvo algún que otro relevo en ese puesto). En cuanto al mediocampo, tenemos de todo. Sí se deberá poner énfasis en lo que es lateral izquierdo y arquero, que es donde parece haber más disenso.
Puede que algunos jueguen en el ascenso europeo. Puede que se vayan a ligas exóticas. Puede que vuelvan a jugar a nuestro país. En todos esos casos, dichos players serán eliminados de este análisis mensual. Además, quienes lleguen a las ligas del Viejo Continente, se sumarán. No hay mucho más para acotar. Empecemos con el repaso.
DIVISIÓN A: con las valijas a medio llenar
Sergio Kun Agüero: ni hace falta debatir sobre su presencia en la albicelsete. Menos ahora que no es “yerno de” (?). Titular indiscutido tanto en la Selección como en el Manchester City, el ex Independiente ha demostrado ser la máxima referencia en ataque de los “Citizens”, por sobre Tévez y Dzeko. Todo parece indicar que no cambiará de equipo, pese a la insistencia del Real Madrid.
Ricky Álvarez: el ex Vélez arrancó mal en el “Neroazzurro”. Empezó a quedar cada vez más relegado en los planes de Stramaccioni. A tal punto, que estuvo muy cerca de pasar a préstamo al Chievo. Pero se quedó y terminó siendo uno de los mejores dentro de un equipo que fue un desastre. Ahora estará Walter Mazzarri en el banco. Veremos qué lugar tendrá “Ricky” bajo el mando del ex Napoli.
Ever Banega: irregular transitar del ex Boca en Valencia. Insólitas lesiones lo pararon más de la cuenta. De todas maneras, ni esto ni el arribo de jugadores como Gago han impedido que, a la larga, se termine convirtiendo en el líder futbolístico del conjunto de Valverde.
Wily Caballero: sorprendente temporada la del bueno de Wilfredo, que fue uno de los pilares de la histórica campaña del Málaga. Definitivamente es el arquero de mejor actualidad. Por estos días anduvo sonando por Barcelona como posible reemplazo de Víctor Valdés. Por el momento, Sabella no lo ha llamado. Si de actualidad se tratase la cosa, debería recibir un llamado.

Wily, Saja, Orión, Barovero. Todos arqueros que podrían estar tranquilamente en alguna convocatoria. Pero parece que por ahora deberán esperar.
Hugo Campagnaro: titular indiscutido del Napoli y un habitual integrante de los seleccionados de Sabella. No estuvo en los últimos partidos de su equipo. Hace tiempo que se habla de su salida: Inter y Roma lo andan buscando. Veremos si pega el salto y si logra afianzarse en un equipo más grande.
Darío Cvitanich: revelación del fútbol francés, el ex Banfield terminó entre los goleadores de la Ligue One – segundo con 19 goles, a 376 tantos de Ibrahimovic (?) – y colaboró ostensiblemente para la clasificación del Nice a las competencias continentales. Pese a esto, sigue teniendo más chances de jugar en la selección croata que en la argentina.
Martín Demichelis: buena temporada, casi reivindicatoria, la del ex River. Pese a alguna de sus típicas chambonadas (?), supo erigirse como la referencia defensiva del conjunto español – incluso resistiendo a la llegada de nuestro (?) Diego Lugano -. Habrá que ver qué es lo que ocurre con él en este mercado ya que, como siempre, se empezará a hablar de un posible retorno a River (aunque esta vez pareciera no ser necesario ya que, si hay algo que le anda sobrando al “Millonario”, son defensores centrales). En lo que respecta a la Selección, difícil que vuelva.
Germán Denis: buen campeonato hizo el hombre manifestación (?), sobresaliendo en un equipo que realizó una campaña más que mediocre (fue el goleador, con 15 goles). Tan importante fue lo del ex Arsenal de Sarandí que le terminaron dando la cinta de capitán.
Ángel Di María: de los pocos que se salvó de ese incendio de último momento que fue el Real Madrid. Si bien alternó titularidad con suplencia, siempre que entró pudo aportar (ya sea anotando o asistiendo). Seguramente se quede en la Casa Blanca, aunque habría que ver qué pasa si Florentino se lleva a Gareth Bale. De todas maneras, juegue donde juegue, su importancia en el seleccionado de Sabella no variará.
Ezequiel Garay: una gran temporada, finalmente cerrada como no podía ser de otra manera en Benfica: como el orto (?). Al ex Newell’s ya lo vienen siguiendo varios pesados de Europa, como el Barcelona, el Manchester United (destino más probable), el Chelsea y el Real Madrid (¿No ven que son unos forros?). Recordemos que, actualmente, es central titular para Sabella.
Gonzalo Higuaín: pese a haber tenido otro buen año en la Casa Blanca, el “Pipita” es inexplicablemente aborrecido por la hinchada del Real Madrid. Este año hizo 17 goles y quieren que se vaya – qué tenemos que hace con Funes Mori, entonces (?) -. Ya está buscando nuevos destinos. Dicen que tiene todo arreglado con la Juventus, equipo plagado de arietes (Matri, Vucinic, Quagliarella, Anelka, Iaquinta, Llorente).

¡Al fin!
Erik Lamela: otro de gran año (15 goles, 6 asistencias), que tiene su recompensa recién sobre el final: Sabella lo ha convocado por primera vez a la mayor. A pesar de su aporte, su equipo ha tenido una temporada para el olvido. Lo andan buscando ambos Manchester, aunque es más que probable que se quede otro año más en la capital italiana.
Nicolás Otamendi: titular indiscutido del Porto campeón del fútbol portugués, pero sin lugar en la Selección. La verdad, merece una oportunidad para reivindicarse después del baño de kerossene y cerillos (?) que le propinó el Dié! en la última imagen mundialista del seleccionado argentino. Por el momento, parece que no la tendrá.
Javier Pastore: después de algunas turbulencias, el ex Talleres encontró su lugar por la banda izquierda del conjunto parisino, cerrando la temporada en una gran forma. Él está muy cómodo en París y aseguró que se quedará para la siguiente campaña. Sabella, por el momento, no lo tiene en cuenta.
Enzo Pérez: a diferencia de su primer ciclo con las “Águilas”, el ex Godoy Cruz se afianzó como titular (muchas veces jugando como doble-cinco) en un equipo que pasó de la gloria a la desgracia en tan sólo una semana. Dicha continuidad le dio el pie a Sabella para seguir convocándolo.
Gonzalo Rodríguez: el ex San Lorenzo ha tenido una temporada magnífica. Terminó el año sin lesiones y consolidándose como uno de los mejores defensas del año en el Calcio. Sólo resta ver si repite el rendimiento en el futuro como para empezar a pedirlo a los gritos (?) para la Selección.

Realmente, la rom-pió ¿Y si se la sigue rompiendo?
Eduardo Toto Salvio: pareció extraña la movida del ex Lanús de salir del Atlético Madrid para volver a la liga portuguesa. Tan mal no le salió: jugó 42 encuentros, en los que marcó 11 goles. Ha encontrado mayor continuidad y, además, peleó con su equipo en todos los frentes (aunque se quedó sin títulos). Puede ser una alternativa interesante para Sabella.
Carlos Tévez: una incógnita el futuro del “Apache”, que ha tenido un buen año en el City, con 17 goles (la misma cantidad que Agüero) ¿Pellegrini le pedirá que se quede? ¿O cambiará de aires? Lo buscan el Monaco, el Milan, el PSG y la Juventus. Por lo pronto, está claro que no volverá ni a Boca ni a Corinthians. Y más claro aún, que no volverá a la Selección.
Pablo Zabaleta: si no fuera porque su equipo decepcionó este año, diríamos que la temporada del ex San Lorenzo fue perfecta. Es idolatrado por los hinchas “Citizens” y hasta ha sabido llevar la cinta de capitán cuando faltó Kompany. Le falta repetir esas actuaciones en el seleccionado nacional, donde es fija en el lateral.
DIVISIÓN B: carpeteando el celular
Mariano Andújar: el Catania redondeó la mejor campaña de su historia y el ex Huracán ha sido partícipe de ello. De todas maneras, sufrió una expulsión en el tramo final del torneo y, a partir de allí, fue suplente. El hecho de que no haya terminado jugando plantea una duda de cara a lo que viene: ¿Será titular en el conjunto de Sicilia?
Pablo Pitu Barrientos: irregular temporada del menos agresivo y falopero de los Barrientos (?), quien tuvo un buen sprint final para hacer historia con el Catania y para terminar el año en el grupo B. El ex San Lorenzo jugó 34 partidos, hizo 5 goles y metió 5 asistencias. Ni se lo piensa para la Selección.
Gonzalo Bergessio: los goles del ex Platense han sido factor importante para el gran campeonato realizado por el Catania. En 35 encuentros disputados, “Lavandina” clavó 15 goles (goleador de su equipo) e hizo 5 asistencias. De todas maneras, su inclusión en alguna lista parece complicada por superpoblación en la posición.
Lucas Biglia: amagó con irse en el mercado de verano, volvió con el campeonato belga reiniciado, casi lo cuelgan, volvió al equipo titular, recuperó la cinta de capitán y terminó haciendo el gol que le dio el título de liga al Anderlecht ¿Qué hará ahora? ¿Se fumará otro año más en el poco competitivo fútbol de Bélgica? ¿O podrá finalmente pasar a un equipo importante? Si quiere tener más chances en el seleccionado de cara al mundial, deberá buscar nuevos destinos.
Esteban Cuchu Cambiasso: no ha sido muy bueno el año del Cambiasso menos culón (?). Tampoco ha sido muy bueno lo del Inter, que digamos. Stramaccioni lo usó de líbero, de segundo marcador central, de volante defensivo, de volante creativo, de volante por afuera. Se ve que tanta rotación afectó la regularidad que caracterizó al ex Argentinos Jrs, que hasta pasó varios partidos en el banco. Seguramente, Mazzarri lo recicle y le devuelva la importancia que supo tener en la escuadra “Neroazzurra”. Al igual que Tévez, parece tener escasísimas chances de ser convocado.
Renato Civelli: otro de los estandartes de la revelación del fútbol galo: el Nice. Además de brindar solidez defensiva a los de Claude Puel, el ex Banfield colaboró con un buen número de goles (6). Dicen que lo andan sondeando algunos grandes de Francia. Se habla hasta del Milan (!). Sabella ni debe saber quién es (?).
Diego Colotto: otro defensor que ha sido revelación. El ex Estudiooooh (?), que empezó en el banco bajo el mando de Pocchettino, se convirtió en titular indiscutido con el “Vasco” Aguirre como nuevo DT del Espanyol.
Alejandro Chori Domínguez: el Rayo Vallecano ha tenido una temporada que superó las expectativas, y el “Chori” ha sido una de sus figuras. El ex Quilmes ha demostrado que puede rendir en una de las ligas más competitivas, luego de un paso frustrado por Valencia. Igualmente, parece casi imposible que sea convocado.

A diferencia de su paso anterior por el fútbol francés, Augusto no se fue de paseo a España. Se adaptó al fútbol español y eso es una buena noticia.
Augusto Fernández: de menor a mayor fue el rendimiento del ex River en el Celta. De hecho, su nivel fue importante para que el Celta se termine salvando del descenso, así que Augusto seguirá jugando en la elite española. Buena noticia para Sabella, que lo tiene en cuenta.
Federico Fernández: la primera mitad de año fue nula para el ex Estudiantes, que comió banco a lo loco en Napoli. Como era central titular en la Selección, debía buscar más minutos en otro lado si quería sostenerse como compañero de Garay. Se fue al Getafe, donde se ganó un puesto rápidamente y rindió de acuerdo a sus condiciones. Ahora, debe volver a Italia. Ya no está Mazzarri, técnico que no lo tenía mucho en cuenta. Ahora deberá convencer a un manager de renombre como Rafa Benítez. Además, se le puede abrir un hueco si es que se va Campagnaro.
Nico Gaitán: pese a no ser titular indiscutido en Benfica, lo del ex Boca ha sido muy bueno en el conjunto portugués. De hecho, es muy probable que no siga, ya que lo quieren clubes como el Manchester United, el Inter, el PSG, el Monaco, el Bayer Leverkusen y el Anzhi. Todavía no ha tenido oportunidades en el seleccionado. Quizás, el pase a algún equipo importante lo ayude.
Alejandro Papu Gómez: probablemente, haya sido la figura del Catania en el año. El ex Arsenal de Sarandí, en 38 partidos, metió 8 goles e igual número de asistencias. Todo parece indicar que pegará el salto a un grande (¿Inter?), donde ahí sí deberá demostrar para que se lo pueda tener en cuenta en el seleccionado nacional.
Mauro Icardi: extraño el caso de este muchacho. Llegó a Sampdoria con el pergamino de haber pasado por La Masía. Arrancó como suplente de Maxi López. Cuando se lesionó el ex River, entró en el primer equipo. Parecía no demostrar mucho, hasta que le clavó un par de goles a la Juventus que desataron un frenesí mediático digno de cierto pasquín deportivo. De repente, Sabella tenía toda la presión para convocar a un pibe que no pudo sobrevivir en La Masía (por que, seamos buenos, si realmente fuese un crack, estaría jugando en la primera del Barça) y que no había demostrado nada en el Calcio. La cuestión es que Icardi hizo 10 goles, terminó como goleador de un conjunto que se salvó de pedo del descenso, pero no demostró demasiado. Si bien desde hace rato se dice que podría pasar a un grande de Italia, celebramos que Sabella se haya mantenido firme frente a la presión mediática de tener que convocar a este muchacho, que, indudablemente, tiene condiciones, pero al que le falta un largo camino todavía.

Podría ser. Pero todavía no.
Ezequiel Lavezzi: buena primera temporada del “Pocho” en Francia. Fue el goleador del PSG por detrás de Ibrahimovic y fue campeón de Le Championnat. De todos modos, el ex San Lorenzo, fija en las listas de Sabella, sufrió una merma importante en su rendimiento en el último tramo de la campaña.
Lisandro López: complicado el año del “Licha” en Francia. Si bien jugó (40 encuentros) e hizo goles (14 tantos), su equipo está cada vez más lejos de ser lo que alguna vez fue. El ex Racing, capitán del Lyon, sufrió la presencia de Gomis, siendo corrido al wing izquierdo, donde rinde, pero no llega a tener la influencia que tiene como centrodelantero. En su último partido con el Olympique (donde marcó un gol), se retiró entre lágrimas. Es que es más que probable que no continúe en su equipo. Se lo ha mencionado en Juventus, en Roma, en Fiorentina. Si quiere volver a tener chances en la Selección, deberá pasar a un equipo más competitivo.
Rodrigo Palacio: excelente el año del ex Huracán de Tres Arroyos en Milano. Ha sido la figura de un Inter que decepcionó a todos. Sin embargo, Rodrigo no lo hizo: 22 goles metió el resbaladizo delantero (?). Pasó los últimos dos meses lesionado y su equipo lo sintió. Por el momento, está bien posicionado en los planes de Sabella.

(Muy) Después de Messi, el mejor delantero argento en Europa.
Roberto Tucu Pereyra: ahora sí. El Udinese está viendo los frutos de la inversión que hizo por el tucumano. Muy buena temporada la del ex River, que jugó 46 partidos, y contribuyó a la clasificación de su equipo a la Europa League. Empieza a hacerse un nombre en el fútbol italiano. Todavía no alcanza para que se lo tenga en cuenta en la Selección. Lo favorece el hecho de jugar en un puesto en el que no abundan candidatos.
Mario Santana: el ex San Lorenzo resucitó en el Torino, donde cumplió una buena temporada. Pasa que su pase es del Napoli, donde no estaba jugando. ¿Volverá? ¿Lo pedirá Rafa Benítez? ¿O lo prestarán nuevamente? En lo que respecta a la Selección, no existe. Desde épocas de Pekerman que no es convocado.
Javier Saviola: el “Conejo” había llegado al Málaga en busca de salir un poco más en los diarios (?) y, a decir verdad, empezó bastante bien. Pero se diluyó rápido. Terminó perdiendo terreno ante Santa Cruz y dejamos de pedirlo rápidamente. Su futuro es incierto. Podría quedarse en un Málaga que, probablemente, sea desmantelado. Podría volver a River. Podría seguir saturando su cuenta bancaria yéndose a jugar al culo del mundo (?). En fin, no se sabe. De lo que sí estamos seguros es de que no tiene lugar en la Selección. Y parece que no lo tendrá.
Javier Zanetti: si entre la edad y la mufa (?) lo marginaban de la Selección, ni hablemos de la lesión sufrida por el legendario lateral del Inter. Se rompió el tendón de Aquiles y tendrá para 6 meses parado. No creemos que se retire del fútbol, pero debería olvidarse del a Selección.
DIVISIÓN C: empuñando el remo
Cristian Ansaldi: el hecho de jugar en el fútbol ruso parece atentar contra sus posibilidades en la Selección. No creemos que Ansaldi sea el Roberto Carlos de la Pampa húmeda (?), pero tampoco creemos que sea menos que Rojo. El tipo sigue siendo titular en el Rubin Kazan, donde peleó liga y UEFA Europa League. Merece algo más. Sabemos que Sabella lo tiene en cuenta.
Diego Buonanotte: extraña movida hizo el “Enano”. Arrancó la temporada en el Málaga, donde era suplente pero con bastante participación en un equipo que estaba en la mitad superior de La Liga y que sorprendía en Cahmpions. A mitad de la campaña se fue al Granada, encontrándose en la misma situación de suplencia con participación, pero peleando el descenso. Muy pero muy lejos de tener alguna oportunidad con la celeste y blanca.
Nicolás Burdisso: mal año para él y para la Roma, donde no es titular indiscutido y cada vez que le tocó jugar (sobre todo en épocas de Zeman), sufrió los ataques rivales y la escasa ayuda de sus compañeros de equipo. Con este nivel, difícil que vuelva al equipo de Sabella.
Lucas Pata Castro: para ser el primer año del ex Gimnasia en Italia, no ha estado nada mal. Alternando suplencia con titularidad, redondeó 39 partidos, en los que hizo 4 goles y 6 asistencias. De todas maneras, nadie lo quiere en la Selección (?).
Jonathan Cristaldo: el Metalist acaba de concluir una gran campaña, con Buena participación en la Europa League, podio en la liga local con clasificación a Champions. Sin embargo, lo del ex Vélez no ha sido tan determinante. Empezó muy bien el año, pero se fue diluyendo hasta perder su lugar en el equipo.
Tino Costa: buen año de Tino en el Valencia. Entre Copa del Rey, La Liga y Champions, el ex Montpellier jugó 42 partidos, anotando 3 goles y metiendo 9 asistencias. De todas maneras, no alcanzó un nivel como para que Sabella lo tenga más en cuenta. De hecho, puede hasta que salga del conjunto Che (se habla de una vuelta a Francia, de una transferencia a la liga rusa).
Franco di Santo: ha sido un año raro el que ha tenido el ex Audax Italiano, que jugó 35 encuentros y anotó tan sólo 5 tantos (números bastante pobres para un número 9). Jugó buena parte de la campaña del Wigan como titular, pero sobre el final perdió el puesto. Su equipo ganó la FA Cup (casi sin contribución del delantero), pero perdió la categoría en la Premier. Así y todo, fue convocado en más de una oportunidad por Sabella.

Puede que no lo veamos más.
Federico Fazio: el Sevilla no ha tenido una buena temporada (se quedó afuera de todo). Lo del ex Ferro tampoco ha sido muy bueno. De hecho, desde hace rato se habla de su salida de Andalucía, siendo el fútbol ruso un probable destino (lo cual sepultaría sus chances de Selección, si es que las tiene).
Juan Forlín: buena temporada de este buen defensor, hombre importante del Espanyol, donde se desempeña tanto de volante central como de zaguero. Podría dársele una chance en la Selección. Aunque creemos que, para eso, necesitará pasar a un equipo más grande.
Lucho González: el capitán del Porto sigue levantando trofeos en Europa. De todas maneras, parece ser uno de los “retirados” de la Selección. Una verdadera lástima. Nos hubiese gustado verlo juntarse con Messi. Si bien su futuro parece estar en el “Dragao”, se habla de una vuelta a la Argentina. Todavía tiene cuerda para seguir compitiendo en Europa.
Jonás Gutiérrez: mal año de Jonás más diez, mal año de su Newcastle. Si bien llegaron a cuartos de la Europa League, terminaron frunciendo el opertuso (?) en la Premier. El ex Vélez terminó jugando de lateral izquierdo, en un experimento que tuvo resultados nefastos. Está claro que nadie lo extraña en la albiceleste.

Indiscutible.
Javier Mascherano: por un momento creímos que la importancia de Masche era mucho mayor en la Selección que en el Barça. Pero su ausencia por lesión en el último tramo de la temporada, dejó bien en claro lo importante que es en la zaga culé (sobre todo, en ausencia de Puyol). Está claro que en este juego de “numeritos”, el ex River no sale favorecido. Pero Sabella y el público en general sabemos que Mascherano tiene que estar en la Selección. Y no como defensor central (otro acierto de Sabella el de aguantar los insoportables pedidos de que juegue como en el Barcelona, equipo que, salvo por la presencia de Messi, no tiene nada que ver con el seleccionado nacional).
Maxi Moralez: había empezado bien el ex Racing en Atalanta. Pero su rendimiento decayó conjuntamente con el de su equipo. Si bien recuperó la titularidad sobre el cierre de la temporada, se nota que Maxi no es tan influyente allá como en nuestra liga.
Maxi López: ¿Cómo llegó este tipo acá? Y, bueh… tiene un representante de la concha de la lora es argentino (?). Pasó mucho tiempo lesionado y terminó perdiendo el puesto a manos de Icardi. Habrá que ver si se queda en la Samp. Dependerá de si venden a su competidor, o de si la mujer le pide mudarse a otra ciudad (?).
Javier Pinola: símbolo del Nürnberg (donde renovó contrato, terminando con las especulaciones de un posible retorno a Racing), el ex Chacarita seguirá jugando en la liga de moda. Parece no tener lugar como competidor de Rojo y de Clemente Rodríguez (!) en la Selección.
Marcos Rojo: y llegamos a uno de los laterales izquierdos más polémicos de la Selección después de Clemente, de Heinze en Sudáfrica, de Chamot en Japón/Corea, de Mauricio Pineda en Francia, de Pillud en Racing con Zubeldía (?). No ha sido muy buena la temporada del ex Estudiantes. Sin lugar en el Spartak de Moscú, llegó al Sporting de Lisboa. Jugó casi toda la campaña, pero en un nivel mediocre (recién sobre el final levantó el nivel). Su equipo quedó afuera en primera fase de la Europa League y terminó en un indigno (?) sexto puesto en la liga portuguesa. Claramente beneficiado por ser conocido de Sabella y por la escasez en el puesto.
Sergio Chiquito Romero: el arquero titular de la Selección terminó la temporada como suplente en la Sampdoria. El ex Racing no le ha escapado a los endebles rendimientos de su equipo. Por ahora, es una fija en el arco albiceleste.
Facundo Roncaglia: regular campaña del ex Boca en la Fiorentina, donde alternó titularidad con suplencia. No tiene lugar en las listas de Sabella. Deberá afianzarse en el competitivo fútbol italiano.

¿Y si pierde el puesto en la Samp?
José Sosa: luego de estar algunos meses parados, el ex Estudiantes, capitán del Metalist, volvió en un muy buen nivel para sellar la clasificación de su equipo a la próxima Champions. Se habla de un posible traspaso al Shakhtar Donetsk. No es un gran salto, pero será mejor para él jugar en un grande de Ucrania que ha metido buenas campañas en Champions previas.
Cristian Villagra: el ex Rosario Central es titular indiscutido en el Metalist (sólo él y Sosa lo son, entre tantos argentinos en el plantel). Debería pasar a un equipo con más “prensa”. Aunque creemos que Sabella lo debe tener visto (si vio a Sosa, vio a Villagra).
DIVISIÓN D: la caterva
Fabricio Coloccini: ídolo y capitán del Newcastle, “Colocho” viene de transitar una temporada complicada con su equipo. Es más que probable que termine dejando St. James’ Park ¿Volverá a San Lorenzo? ¿Lo beneficiaría dejar el fútbol europeo por el fútbol local? Sabella, por el momento, lo tiene en cuenta.
Ezequiel Muñoz: el ex Boca acaba de descender con el Palermo. De no cambiar de aires, quedará fuera de esta sección.
Pablo Piatti: el ex Estudiantes jugó bastante poco en Valencia. No alcanza para ser tenido en cuenta por Sabella.
Emiliano Insúa: un lateral izquierdo que estaba llamado a ser el 3 del futuro en la Selección. Pasa que parece que tienen buen representante. Pasó por equipos importantes de Europa sin trascender y, ahora, después de una pobre campaña en el Sporting portugués, llegó al Atlético de Madrid de Simeone, donde casi ni jugó por el momento (un partido como titular; el último de la temporada, donde metió una asistencia).

Sería bueno que de una vez por todas se afiance en un club del fútbol europeo. El Atlético Madrid le representa una gran oportunidad de cara a Brasil 2014.
Walter Samuel: acaba de renovar por un año más con el Inter (ergo, no vuelve ni a Boca ni a Newell’s). Si logra continuidad (pasó mucho tiempo lesionado este año) y recupera el nivel, es un hombre a tener en cuenta.
Daniel Cata Díaz: el ex Rosario Central no ha tenido muchos minutos en el Aleti. Habrá que ver si sigue en Madrid la temporada que viene, o si se marcha a otro club o pega la vuelta al fútbol argentino.
Diego Perotti: otro que estuvo bastante tiempo lesionado. Está volviendo a jugar, pero ha padecido el mal momento de su equipo. Sin chances de ser convocado por el momento.
Cristian Álvarez: el ex Rosario Central venía con un gran nivel en el Espanyol, donde era el capitán del equipo. Hasta que Sabella lo convocó, se lesionó y perdió el puesto en el equipo del “Vasco” Aguirre.
Claudio Yacob: una de las revelaciones de la Premier League. Llegó al West Brom casi como un descarte proveniente del fútbol argentino, pero superó la prueba, fue contratado y rápidamente se ganó un lugar entre los 11 del WBA, donde acaban de redondear una de sus mejores campañas en los últimos años (octavo puesto). Deberá seguir así si quiere tener alguna chance. Si bien se fue mal de Racing, es un buen jugador. Sabella lo conoce, aunque nadie se lo imagina llegando con oportunidades a Brasil 2014.
Fabián Rinaudo: “Fito” empezó como suplente en el Sporting y terminó la temporada como titular. Eso sí, el rendimiento del equipo fue el mismo con él dentro de la cancha y fuera de la misma. Otro número 5 al que Sabella conoce y parece tener en cuenta.
Pablo Aimar: otro “retirado” de la Selección. Una lesión atentó contra su continuidad en el campo de juego. Para colmo, estaba terminando su contrato (el cual acaba de rescindir). Terminó la temporada en el banco de suplentes. Ahora, habrá que ver si se reactiva su pase al fútbol del desierto (?), o si efectivamente pega la vuelta a River.
Valentín Viola: casi ni jugó en el Sporting. La única alternativa que tiene es la de volver a Racing, con quien no hace más que coquetear. Quédese a hacer banco allá, maestro (?) y deje de vender humo con el amor a la camiseta.
Franco Mudo Vázquez: dejó el Palermo, donde no tenía minutos, para recalar en el Rayo Vallecano, donde su situación no cambió. Para colmo, volverá a Italia y se encontrará con el equipo dueño de su pase en la Serie B. Habrá que ver si se queda a pelearla allí o si cambia de aires.
Mauro Formica: el ex Newell’s dejó Inglaterra para dejar de jugar en el ascenso, y llegó al Palermo de la Serie A. Ni él ni su nuevo equipo anduvieron bien y el “Gato” volverá a jugar en el ascenso, pero de Italia.
Gabriel Hauche: ni sabemos qué hace el “Demonio” en esta sección. Se fue de Racing para jugar en el Chievo. Pero jugar es una forma de decir. Tan sólo 11 minutos (!) estuvo en cancha. De hecho, ya está entrenando de vuelta en Avellaneda con sus antiguos compañeros. No estará más en el Avivando.
Alejandro Faurlín: otro que mejor que ni lo contemos. El ex Instituto parece ser una piedra. Se fue a préstamo al Palermo y terminó descendiendo. Vuelve a Inglaterra y se encuentra con que su Queens Park Rangers también descendió.
Gabriel Paletta: ¿Alguien se imagina al ex Banfield en Brasil 2014? Ni él mismo (?). Pero bueno, el tipo es titular en el Parma (jugó 36 encuentros) y, por protocolo (?), debemos contarlo.
Nicolás Spolli: ídem Paletta (29 partidos).
Juan Pablo Carrizo: otra temporada desperdiciada para el ex River, que deberá volver a la Lazio luego de jugar un (1) solo partido en el Inter. Vaya uno a saber hacia dónde lo despacharán la próxima campaña. Una verdadera lástima. Y más ahora que no hay concenso unánime sobre quién debe ser el arquero titular del equipo de Sabella.
Luciano Becchio: sus actuaciones en el ascenso inglés con el Leeds lo llevaron a la Premier. Luego de sus primeros seis meses en el Norwich, no podemos sacar muchas conclusiones, ya que jugó poco y nada.
Matías Rodríguez: el ex Universidad de Chile necesitaba pasar a un equipo europeo para confirmer todas las alabanzas que Closs y Niembro tiraban sobre él en los partidos de copa. Bueno, jugó un (1) partido nada más. Por ahora, nadie podrá reclamarlo. Mucho menos el tándem relator/comentarista, cuyo trabajo está hecho ya (deben estar contando algunos billetines que mordisquearon por la transferencia).
Paulo Dybala: a veces titular, a veces suplente, el joven delantero todavía no ha podido demostrar lo que hemos visto de él alguna vez en Instituto (27 partidos, 3 goles). Para colmo, su equipo, el Palermo, perdió la categoría.
Marco Torsiglieri: el ex Vélez generalmente es suplente en el Metalist. Una lástima que este buen proyecto se vea momentáneamente estancado en un equipo de mierda (?), en una liga de mierda (?).
Sebastián Blanco: en la misma situación que Torsiglieri, pero con un poco más de participación. Ni una mínima chance de Selección tiene. Recordemos que estuvo entre los 30 pre-seleccionados de Maradona para Sudáfrica 2010.
Mauricio Sperduti: desde que llegó al Palermo no ha disputado ni un fucking (?) minuto. Encima, se fueron al descenso. Peor: Newell’s está en las semifinales de Libertadores. Son decisiones (?).
Juan Manuel Insaurralde: otro que supo estar en la pre-selección del Diego. Empezó como titular en el Spartak y, vaya uno a saber por qué, fue borrado del mapa. A veces va al banco. Pero ya ni juega (17 partidos en la temporada).

Quisiéramos verlo un poco más…
Matías Suárez: una lesión frustró su pase al CSKA de Moscú. Por ello, estuvo bastante tiempo parado. Pero volvió para el final del campeonato belga y tuvo un aporte importante, marcando 3 goles en las últimas fechas, para que su Anderlecht vuelva a ganar la liga local. Creemos que no tiene ninguna posibilidad de cara a Brasil 2014, aunque estaría bueno ver a este muy buen delantero en alguna liga mayor.
Matías Silvestre: decepcionante temporada del ex Boca. Estuvo a préstamo todo el año en el Inter, donde jugó (muchas veces mal) no más de 20 partidos. Lo que agrava las cosas es que no jugó en este Inter caca (?). Para colmo, deberá volver al Palermo, que ya está en Serie B. Otro desperdicio.

Si no te dio el hándicap con ésta, la de la Selección te va a quedar un poco grande.
Mauro Boselli: otro que, evidentemente, no tiene suerte en Europa. Volvió al Wigan después de su segundo ciclo en Estudiantes, pero casi ni jugó (12 partidos, 4 goles). Lo prestaron al Palermo, y casi ni jugó (8 encuentros, sin anotaciones). El Palermo descendió. El Wigan, dueño de su pase, también.
Nicolás Pareja: otra que Insaurralde. El ex Argentinos, pasó de la cancha al sillón de la casa sin escalas. Tan sólo jugó 16 partidos en la temporada.
Leandro Coti Fernández: el ex Newell’s se ha adaptado totalmente al fútbol ruso. En el Dinamo de Moscú ha jugado 31 encuentros.
Sebastián Leto: el ex Lanús, de fugaz paso por el Liverpool, estaba en el Panathinaikos griego. Ahora lo veremos un poco más, ya que firmó para jugar la próxima temporada en el Catania.
Diego Milito: otro que está como Zanetti. Una rotura de ligamentos lo paró en seco a mitad de temporada y ya lo sacó de la carrera por un lugar en Brasil 2014 (si es que alguna vez estuvo compitiendo por eso).
Franco Zuculini: otro ex Racing que se rompió los ligamentos.
Lucas Ocampos: este es uno que se suma. Su Monaco ascendió a la Ligue 1 y ahora podremos seguir un poco más de cerca su evolución. Habrá que ver si queda lugar en el once inicial para él ante el arribo de tanta estrellita.

Uno que se suma. Jugará en un equipo que atraerá varias miradas.
0
0
0
0
0No comments yet