Barça provoca a Messi con subida de sueldo a Neymar

Messi

El Barça provoca a Messi con una subida de sueldo a Neymar


La directiva culé quiere subir el sueldo del jugador, pese a la gran cantidad de dinero que su familia ganó en su traspaso




Neymar va camino del año y medio como jugador culé, pero en todo este tiempo no se puede decir que su fichaje haya sido un éxito. Por norma general, su rendimiento como azulgrana está muy por debajo de lo que muestra con Brasil, aunque en esta temporada su rentabilidad ha crecido considerablemente. El año pasado ‘el Tata’ le ‘maltrató’ colocándole en banda derecha y sus números a final de temporada fueron discretos, pero este año ya lleva diez tantos en diez partidos ligueros. Neymar es el jugador más determinante del Barça dentro del área, pero le falta influir más en el juego para desatascar los partidos. Cada vez promete más, pero todavía le falta algo para contrastarse.

Por otro lado, él no tiene la culpa de la ingeniería financiera que utilizó el Barça en su fichaje y estaba en su derecho de exigir los 40 millones que se llevaron las distintas sociedades vinculadas a su figura (el problema es del Barça que le quiso pagar eso dinero y que presuntamente no lo declaró de la forma correcta).

El jugador brasileño era junto con Gareth Bale el jugador más cotizado del mercado en el momento de su contratación y por eso el Barça accedió a pagarle esa cantidad más un salario anual de 7 millones de euros. Por eso, Messi interpretó que Neymar iba a ganar más en el Barça que él en los siguientes cinco años teniendo en cuenta lo que recibió por el traspaso y su sueldo. El argentino entró en pie de guerra contra el vicepresidente Faus y no descansó hasta que consiguió llevarse 20 millones de euros limpios por temporada.

La sucesión puede no sentarle muy bien a Messi con 27 años

Pasado el tiempo, Messi puede estar contento con el apartado económico, pero no termina de sonreír en el apartado deportivo y se le ve más cabizbajo en el campo que nunca. Sigue marcando goles y decidiendo partidos porque tiene una calidad innata que le ayuda a eso, pero la alegría en su fútbol hace tiempo que no es la misma.

Sin embargo, la directiva parece dispuesta a romper la tranquilidad que se había instalado en el aspecto salarial con una subida a Neymar que no parece del todo necesaria, según publica el diario Sport. El ‘11’ tiene una cláusula de rescisión de 190 millones y todavía tiene contrato hasta 2018. No obstante, el Barça espera cerrar la negociación de su nuevo contrato en lo que queda de año, para firmarlo en enero de 2015 y que el jugador quede ligado al club por lo máximo que permiten los estatutos legales, hasta 2020.

La idea de la junta de Bartomeu es que Neymar ocupe el segundo escalón salarial junto a Luis Suárez, pero puede que ese anuncio no apasione a Messi que no se olvida de aquellos 40 millones. Si hay más dinero para el resto, Messi pedirá su parte. Además, esta renovación sería una forma de colocar a Neymar como el sucesor de Messi a medio plazo, algo que tampoco le gustará demasiado a ‘la Pulga’. Por otro lado, el jugador franquicia del Barça ya jugó en la banda derecha con Argentina y puede que tenga que renunciar a su posición de privilegio en el campo para que Luis Suárez se adapte mejor al sistema de equipo de Luis Enrique. Neymar tiene 22 años y es el futuro del club, pero el Barça también quiere saber si Messi estaría dispuesto a acatar su nuevo rol.

Por último, esta noticia contrasta con la política de contención salarial anunciada por el vicepresidente económico. El Barça paga a sus jugadores más que el Real Madrid y despilfarra en salarios más que el resto de equipos del mundo, pero parece que sigue dispuesto a que la mayor parte de su presupuesto se vaya en unos cuantos jugadores. La política de fichajes del verano pasado demuestra que el club pretende empobrecer a la clase media. Ficharon a Claudio Bravo, Ter Stegen, Vermaelen, Mathieu y Douglas porque no tienen grandes sueldos, mientras que Rakitic llegó porque iba a ganar menos que Xavi cuando el catalán estaba prácticamente fuera del club, y todos los esfuerzos también en el plano salarial se dedicaron a la contratación de Luis Suárez.


---------------------------------------------------