Popular channels

Benzema anota y rompe con la sequía de 4 meses

Cristiano y Benzema firman el primer triunfo con la ley del mínimo esfuerzo



El Real Madrid consiguió una sufrida victoria ante un Córdoba demasiado amedrentado en su retorno al Santiago Bernabéu 42 años después de su último partido en el feudo blanco. Pese al triunfo cosechado por los pupilos de Carlo Ancelotti y al total dominio del encuentro, los madridistas todavía no consiguen ofrecer su mejor versión. Muy lejos de lo que es capaz de ofrecer este equipo, tal y como demostró la pasada campaña, los blancos ganaron por inercia y por la gran pegada de los metros finales.

La marcha de Ángel Di María no supone una salida más. El jugador argentino era clave en el 4-3-3 del técnico italiano, capaz de ser el hombre que conectaba el ataque con la medular. A la hora de defender, se insertaba a las mil maravillas en posiciones en la zaga; a la hora de atacar, era un cuchillo con el balón o por velocidad. Sus transiciones defensa-ataque dieron muchas alegrías a los blancos el pasado cursó –el famoso sprint de Lisboa sin ir más lejos–, una situación que echa de menos el club blanco.

Ancelotti por fin desveló la incógnita en la meta, situando a Iker Casillas como meta titular durante la presente campaña. Pero la gran novedad táctica fue la inclusión de James Rodríguez, obligado a jugar de interior izquierdo. James ha sido el elegido para hacer las veces de Di María, por lo que deberá olvidarse de la meta rival y sacrificarse por el bien del equipo. Poco acostumbrado, durante el partido se le notaron ciertas carencias tácticas, si bien es cierto que fue uno de los mejores del conjunto madridista.



Obligado a recuperar posiciones defensivas, en muchas ocasiones se le vio demasiado pegado a la zona atacante, lo que terminó por bloquear el juego blanco. Aunque el Córdoba salió buscando la meta rival de manera tímida, pronto el Real Madrid se hizo con el control del partido, lo que provocó que los andaluces decidieran juntar líneas en su campo. Con el dominio absoluto, el Madrid hizo a su antojo, pero con poco peligro. Demasiados jugadores de ataque de características similares bloqueaban su juego.

El Madrid es un equipo que mata por velocidad y, con nueve jugadores al borde del área rival, esta situación se antoja complicada. Anulada la mayor arma blanca, sólo podía tocar y tocar, aunque sin demasiada profundidad. Con un ataque demasiado estático, y con Bale, Ronaldo y Benzema pidiéndola al pie, la sorpresa se antojaba difícil. De hecho, el primer disparo con peligro no iba a llegar hasta el minuto 20, fruto de una jugada ensayada que Juan Carlos detuvo tras un peligroso disparo de Cristiano.

Con el paso de los minutos, el Madrid iba a dominar cada vez con mayor claridad, frente a un Córdoba muy temeroso y pensando más en no encajar que en buscar la meta de Casillas. Sin demasiada brillantez en los metros finales, el Madrid sólo llegaba mediante pelotazos en largo y disparos lejanos, entre los que destacaron dos potentes zapatazos de Kroos y Benzema que obligaron al meta rival a mostrar su mejor versión. Pero tanto llegó el cántaro a la fuente que se rompió en el minuto 30.



Un perfecto córner botado por Kroos iba a ser rematado de manera inapelable por Benzema para adelantar al conjunto blanco. El conjunto madridista conseguía romper el muro andaluz al borde de la media hora, lo que servía para dar tranquilidad a un equipo que no encontraba su mejor versión. Pese a la timidez visitante, el Córdoba se podría haber ido ir al descanso con el empate si un minuto antes del 45 Mike Havenaar no hubiera mandado a las nubes un testarazo a tres metros de la meta de Casillas.

El Córdoba cambió diametralmente su cara en la segunda parte y salió con más mordiente y más ganas de hacer daño a la meta blanca. Íñigo López, López Garai y Pantic probaron suerte ante Casillas, e incluso Xisco fue capaz de superar al madrileño, pero el gol fue anulado por Gil Manzano tras el remate en fuera de juego del delantero. el Madrid estaba dormido y sufría en exceso para defender el resultado. Ancelotti reaccionó desplegando un 4-4-2 con la entrada de Khedira e Isco en la medular, lo que hizo al Madrid más compacto.

Este cambio táctico género más ventaja en ataque al club blanco, que se volcó al ataque. Tras un gran cabezazo de Bale, marcaba Cristiano, pero el colegiado lo anulaba por fuera de juego. El luso no se iba a confirmar y ya en el 90 iba a sacar un tremendo latigazo para hacer el segundo tanto blanco. El Real MadrId comienza la Liga con victoria, haciendo gala de su pegada, pero dejando dudas sobre su juego. Los blancos deben ajustar muchos detalles aún, pues están mostrando una cara que nada tiene que ver con la de aquel equipo que enamoró a Europa la pasada campaña.

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa (Carvajal, m.73), Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, James (Isco, m.73); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Khedira, m.77).

0 - Córdoba: Juan Carlos, Gunino, Íñigo López, Pantic, Pinillos (Fede Cartabia, m.46), Crespo; Matos (Fidel, m.62), Rossi, López Garai, López Silva y Mike Havanaar (Xisco, m.67).

Goles: 1-0, m.30: Benzema. 2-0, m.90: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Benzema (72) por el Real Madrid; y a Pinillos (18) y López Garai (59) por el Córdoba.

Incidencias: Encuentro de la primera jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 70.356 espectadores.
0
0
0
0No comments yet