Check the new version here

Popular channels

Bianchi: "Nos hizo un gol uno más gordo que yo”





“Nos hizo un gol uno más gordo que yo”





Frente a frente, de hombre a hombres, Bianchi enfrentó a sus jugadores y eso les dijo. Los errores vienen de arrastre y no parecen tener solución a corto plazo...




Hay dos posibilidades: tomar el partido del sábado como una historia que empezó y terminó en los 90 minutos jugados en San Juan o situarlo dentro del contexto del año y medio que lleva Bianchi en el club. La primera opción sería tan contemplativa como básica. La segunda, en cambio, permitiría entender que la de Huracán no fue una derrota más producto de las casualidades propias del deporte. Sí de las causalidades que arrastra el ¿equipo? desde hace tiempo.

“Nos hizo un gol uno más gordo que yo”. Frente a frente. De hombre a hombres. La calentura del Virrey excedió la que se evidenció en la conferencia de prensa (“hubo cosas de principiantes”, dijo ante los micrófonos, apuntando a los centrales). Con sus jugadores fue mucho más duro, sin poder digerir el gol de Abila. Pero la autocrítica debería ser más profunda para comprender que hay cuestiones que vienen de arrastre -y que no parecen tener solución a la vista.

Identidad desconocida: 18 meses después de la asunción del entrenador el equipo sigue estando en formación. A qué juega Boca es una pregunta sin respuesta. Nobleza obliga: en este último receso se preparó para jugar 4-3-1-2 pensando que la continuidad de Riquelme estaba asegurada. Pero, ¿no fue un error no pensar en un plan B? La desorientación también involucra a los nombres propios. Gago, quien estaba afuera en la consideración del técnico si seguía el 10, pasó a ser el eje futbolístico en el nuevo 4-4-2.

Escasas respuestas individuales: si bien lo colectivo no sostiene a los nombres propios, las individualidades tampoco aportan soluciones. Algunos por falta de jerarquía, otros por una aparente incomodidad. De Grana no se puede esperar que sea Cafú y de Trípodi, si le toca reemplazar a Orion, que sea Dida. Pero Cata Díaz y Forlin, por ejemplo, ayer le facilitaron al tarea a Abila. Y de Gago y el Burrito Martínez si hay algo que no se puede discutir son las credenciales probadas. En este tiempo en el club pareciera que sus antecedentes pertenecieran a otros...

Falta de convencimiento: hay derrotas y derrotas. Una cosa es perder haciendo lo imposible para obtener lo contrario y otra es hacerlo como el sábado (en una imagen que se viene repitiendo desde hace rato). ¿Razones? Varias. Puede ser tanto por falta de motivación como por falta de entendimiento o convicción acerca de lo que pide el técnico.

La eliminación de la Copa Argentina, más allá de ser una competencia menor, pegó duro por la forma y porque era la oportunidad de demostrar que el equipo podía sin Riquelme. Bianchi, que debe conseguir un título de los dos que le quedan por jugar para seguir en el cargo, deberá encontrar respuestas rápido. ¿Podrá?






Seguime si queres ver crap del bueno hermano







0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New