Check the new version here

Popular channels

BielsaMania en Francia; Locura x Bielsa le hicieron un Video





Marcelo Bielsa no está loco. Detrás de la caricatura que se exhibe a través de los medios, hay un profesional que convence a todos. A los jugadores, primero. A los hinchas, luego. Y lo logra con un rasgo impropio de estos días: prescindiendo de ganar (en los términos dominantes de que el segundo no existe o es el primero de los perdedores). La victoria de él es otra: cambia el escenario. Tras su paso, hay un antes y un después. Sucedió en Newell’s y en Vélez, donde fue campeón en ambos. En México, por su valorado hincapié en las divisiones inferiores. En Chile, donde conmovió hasta a sus detractores. Y en Bilbao, que todavía recuerda la temporada de las dos finales perdidas. Ahora, en poco tiempo, ya se transformó en un fenómeno para el Olympique de Marsella.



Los números lo cuentan: siete victorias consecutivas, líder con cuatro puntos de ventaja sobre el Paris Saint Germain, 23 goles a favor en nueve fechas (la segunda cifra más alta de las ligas top de Europa). El campo de juego también lo retrata: un equipo audaz, intenso, versátil; incluso a pesar de no contar con apellidos relevantes como el PSG de Ibrahimovic y Pastore. La prestigiosa revista France Football (la creadora del Balón de Oro) ya lo ubicó en la portada del último número: allí Bielsa aparece como una estatua. “Todos locos de Bielsa”, dice el título. Adentro, las comparaciones y las adhesiones se suman. “Nuestro emblema es el Che Guevara. Otro referente nuestro es Maradona. Ahora, por sus resultados, Bielsa se ganó un lugar en este cuadro. Es un poco nuestro Che Guevara”, sostiene Rachid Zeroual, líder de los South Winners , una de los grupos de la hinchada de Olympique.




Bielsa no llegó en el mejor de los contextos. El Marsella vivía días de crisis. El presidente Vincent Labrune era cuestionado por el público, el protagonismo parecía perdido (desde los gloriosos 90 el club sólo ganó un título de Liga en 22 años), había un plantel sin cracks. Debía empezar de nuevo. Eso hizo el entrenador, a pesar de todo. Presentó una lista de 12 posibles refuerzos (entre ellos figuraba, por ejemplo, Gary Medel). No vino nadie. Se enojó con el presidente por tal motivo. Y lo hizo público. En aquella conferencia, la jefa de prensa se agarraba la cabeza. “El presidente asumió conmigo compromisos que sabía que no iba a cumplir”, dijo, sin vueltas. Todos miraron asombrados su osadía.

Puertas adentro, ya comenzaba a lograr lo que quería: que el plantel se abrazara a las ideas propuestas. El caso de André-Pierre Gignac es el más emblemático. En una de las primeras prácticas, lo llamó y le dijo: “Sé todo de usted. Lo vi jugar en detalle”. Había visto los 48 videos de la pasada temporada. Le anticipó: “Va a bajar dos kilos y hará 25 goles”. El centrodelantero es ahora el máximo anotador de Le Championnat con 9 tantos en 9 encuentros. Y fue convocado por Francia. También convirtió. “¿Sus kilos menos? No fueron gracias a mí, sino lo aplicaría conmigo”, respondió Bielsa cuando le recordaron aquel episodio.




Marsella parece una ciudad ideal para construir una revolución a lo Bielsa. Es un territorio que late de fútbol. Y el Olympique es la bandera. El equipo del sur portuario. Necesitado de títulos, de recuperar el orgullo. Ya lo está logrando: la gente cree de nuevo. Por eso el Velodrome lucirá colmado en cada presentación como en los días en que Papin, Cantona, Boksic y compañía parecían capaces de todo.





En las tribunas, además, ya gritan “Bielsá / Bielsá” . El, agradece: “En relación al público nunca me planteo el vínculo a través de lo que espero, sino a través de lo que debemos ofrecer. En relación al público tenemos obligaciones y no derechos. Nuestros derechos están largamente recompensados. No percibo la expectativa de la gente porque no salgo del club”.

Vive encerrado en la Ciudad Deportiva. Sólo se hospeda en algún hotel céntrico en el caso de la visita de algún familiar. Hubo una excepción que causó furor en las redes sociales: Bielsa en las playas, protagonista sin querer. Con chicas en topless como telón de fondo.





La gente adoptó también al personaje. Marsella está descubriendo la versión menos hermética del entrenador rosarino. Las prácticas y hasta algunas charlas técnicas se pueden ver a través de la página oficial del club ( http://www.om.net/ ). Ya necesitó de cuatro traductores, entre ellos uno de sus ayudantes de campo, el francés Franck Passi.





El diario L’Equipe presentó a esta llegada de Bielsa y a sus modos como una revolución. El entrenador lo niega: dice que no cree haber generado nunca una revolución en ningún lado. Los antecedentes se empecinan en desmentir a la prudencia de sus palabras.


MIRA EL VIDEO QUE LE HIZO EL MARCELLA



link: https://www.youtube.com/watch?v=lyEEoYRSDmI
0
0
0
1
0No comments yet