Boca, de local en Paraguay, ganó y se clasificó



Los cuatro gritos de Boca a Cerro llegaron a través de los tres delanteros que Arruabarrena se llevó a Paraguay. Chávez, que clavó doblete, asistió a Calleri y Gilgliotti en los otros dos. El Vasco tiene a sus artilleros bien afilados.



Por la lesión del Burrito Martínez, Arruabarrena sólo se llevó tres delanteros a Paraguay pero, lejos de convertirse en un problema, los puntas fueron los grandes protagonistas del partido de Boca. Entre ellos convirtieron los cuatro goles a Cerro y le dieron al equipo del Vasco una goleada que lo depositó en semifinales de la Copa Sudamericana.

Calleri y Chávez, fijas para Arruabarrena, hicieron los dos primeros. Como siempre aportaron un desgaste notable y se corrieron todo cuando Cerro apretaba en busca de dar vuelta el resultado. Importantes para defender en bloque y para culminar contras letales. Y como si fuera poco, desde el banco ingresó Gigliotti para meter el tercero. Encima, antes del cuarto, el Comandante asistió a sus compañeros en los otros dos.

El Vasco tiene a sus artilleros en estado de gracia.