Boca despidió a Bianchi

Después de una jornada repleta de rumores y de una reunión entre Angelici y el técnico, la dirigencia decidió prescindir de los servicios del entrenador más ganador de la historia del club por los malos resultados en este semestre. "El club está por encima de todo y de todos. Hay que comenzar otro ciclo", argumentó el presidente.



Carlos Bianchi ya no es más el director técnico de Boca. Lo confirmó el presidente Daniel Angelici en la Bombonera luego de una jornada repleta de rumores y que parecía terminar con una renovación, a regañadientes, del crédito para el Virrey, al menos hasta el partido del domingo contra Vélez. Sin embargo, después de una reunión entre los miembros de la mesa chica, la dirigencia decidió que el ciclo estaba agotado. Es el final de una era. Es el triste epílogo para el DT más ganador de la historia del club.

Junto a su Comisión Directiva, Angelici se sentó detrás de los micrófonos de la sala de conferencias para contar lo que ya se sabía. Y dio algunos detalles más. "Decidimos por unanimidad", reveló. Además, justificó: "El socio nos votó para tomar decisiones. El club está por encima de todo y de todos. Hay que comenzar otro ciclo".

Acerca de lo que viene, el presidente explicó que no tiene la idea de que asuma un entrenador interino, por lo que dejó entrever que se conocerá rápidamente el sucesor de Bianchi. "Les dije a los jugadores que se presenten mañana con su profesionalismo y que vengan a entrenar sea el entrenador que sea", contó.

Fue un jueves agitado para el mundo Boca. La derrota abultada ante Estudiantes había dejado al técnico al borde del abismo luego de 20 meses y seis torneos al frente del equipo sin ningún título. La mañana encontró al Virrey reunido con Angelici en la casa del presidente del club. Fue un aperitivo algo engañoso, ya que el propio DT había asegurado que su continuidad no estaba en riesgo. "Me reuní con el presidente, sigo siendo el entrenador, a la tarde voy a dirigir la práctica y el domingo saldré a dirigir el equipo ante Vélez. Eso es lo que determinamos en la reunión", le dijo Bianchi a Clarín, una vez finalizada la charla.

Por la tarde, llegó la hora del entrenamiento y del cruce cara a cara del DT y los jugadores. La jornada vespertina para Bianchi comenzó a las 16.15, momento en el que ingresó a Casa Amarilla para 45 minutos después comenzar la práctica. Pero antes de los ejercicios hubo tiempo para que el entrenador se reuniera con el plantel en el gimnasio.

Con el ensayo en marcha, comenzaron a llegar los dirigentes más cercanos a Daniel Angelici: el protesorero, Marcelo London, el vocal titular César Martucci y el secretario general, Carlos Aguas. La mesa chica de la Comisión Directiva estaba en Casa Amarilla para definir el futuro del DT, que optó por el silencio.

En ese interín se produjo un cambio de rumbo luego de un largo intercambio de ideas entre los dirigentes. Y lo que en horas del mediodía parecía desembocar en la extensión del crédito terminó en el final de ciclo. Tanto es así que no hizo falta esperar hasta las 19: antes se filtró que la decisión era echar al Virrey, dándole punto final a su tercer ciclo.