Check the new version here

Popular channels

Boca Juniors [MEGAPOST]

La historia del mas grande

Boca Juniors fue fundado en Buenos Aires el 3 de abril de 1905, en una década fundacional en la que se crearon no menos de 300 clubes de fútbol. Para entonces hacía casi cuarenta años que se practicaba el fútbol en la Argentina y catorce años desde la creación de la liga amateur, la más antigua del mundo luego de la inglesa.

La fundación de Boca Juniors fue obra de seis adolescentes, hijos de italianos y vecinos de La Boca, barrio de trabajadores inmigrantes y fuerte identidad genovesa ("xeneize" en dialecto): Esteban Baglietto, Alfredo Scarpatti, Santiago Sana, Tomás Movio y los hermanos Juan y Teodoro Farenga. Baglietto, Scarpatti y Sana, eran compañeros en la Escuela Superior de Comercio (Carlos Pellegrini desde 1908), ubicada entonces en la calle Bartolomé Mitre 1364. Allí tenían como profesor de educación física, al irlandés Paddy Mac Carthy, uno de los precursores del boxeo en Argentina, quien también había sido futbolista y que inculcaba en sus alumnos el valor del deporte, a la vez que les enseñaba las técnicas del boxeo y del fútbol. El director del colegio, el profesor Santiago Fitz Simon, fue uno de los pioneros en la Argentina, en la inclusión de la educación física y del deporte, como disciplina sistemática en la educación de los jóvenes.

Los tres jóvenes llevaron al grupo de amigos del barrio, la propuesta de crear un club de fútbol, a la que adhirieron inmediatamente los hermanos Farenga. El lunes 3 de abril, luego de finalizadas las clases, los cinco adolescentes se reunieron en el sencillo hogar de Baglietto en Ministro Brin 1232 para concretar el proyecto, pero el padre los echó de la casa debido al alborto que generaban los muchachos. Entonces los cinco cruzaron la calle para continuar la reunión en la Plaza Solís y ese mismo día, en uno de los bancos del parque, fundaron un club de fútbol que llegaría a ubicarse entre los más prestigiosos del mundo. A continuación acordaron que Estéban Baglietto, un menor de edad, sería el primer presidente. Pero por esa misma razón recapacitaron luego, y pocos días después tomaron la decisión de nombrar presidente a Luis Cerezo.
Camiseta
Boca tuvo tres o cuatro camisetas antes de adoptar la definitiva, de color azul con una amplia banda amarilla horizontal. En su página web el club informa que existe una versión, no verificada con certeza, que cuenta que la primera camiseta fue de color rosa y que se utilizó solo en los dos primeros partidos. Sin embargo, reportajes hechos a fundadores y primeros socios coinciden en que el equipo adoptó una camiseta de fondo blanco con rayas verticales muy finas de color negro, que confeccionó la hermana de los Farenga. Luego hubo una celeste, quizá otra azul, y más tarde una de líneas finitas blancas y azules.

En 1907 Boca abandonó la camiseta que había utilizado desde 1905. La tradición oficial relata que un equipo del barrio de Almagro poseía una casaca parecida y que, para resolver la cuestión, decidieron jugar la camiseta en un partido. Boca perdió y debió cambiar los colores. Del hecho no se han encontrado pruebas documentales.

La elección de los colores definitivos del equipo fue dejada al azar. Juan Brichetto, presidente del club el año anterior (lo sería nuevamente en 1910-13), propuso adoptar los colores de la bandera del primer buque al que él le diera paso al día siguiente; Brichetto era operador de uno de los puentes del puerto. El barco resultó ser sueco y fue así que el club adoptó los colores azul y amarillo ("azul y oro&quot de la bandera sueca. Sin embargo no fue esa la camiseta definitiva, pues hasta 1913 Boca utilizó un diseño de fondo azul con una franja diagonal de izquierda a derecha. Ese año el club decidió un nuevo diseño, que con pocas diferencias sería mantenida en adelante: azul, con una amplia franja horizontal amarilla al medio.[
Primer Partido
El primer partido que disputó Boca, fue el 21 de abril de 1905; un amistoso contra el club Mariano Moreno utilizando la indumentaria blanca con tiras negras. El partido se jugó en la Dársena Sur y Boca se impuso por 4-0, con dos goles de Juan Farenga, uno de su hermano José Farenga y otro de Santiago Sana.

Boca Juniors ingresó al campo con la siguiente formación: Esteban Baglietto (arquero, fundador y presidente), José María Farenga (fundador y tesorero), Santiago Sana, Vicente Oñate, Guillermo Tyler, Luis De Harenne, Alfredo Scarpatti (secretario), Pedro Moltedo (protesorero y capitán), Amadeo Gelsi (vicepresidente), Alberto Tallent y Juan Antonio Farenga (fundador y capitán general).

Después de varios amistosos, Boca Juniors comenzó a participar en ligas menores: en 1905 se inscribió en la Liga de Villa Lobos. En 1906 se inscribió en la Liga Central, ganando la Copa Reformista, la más antigua que posee el club. En 1907 participó de la Liga Albión, también obteniendo el certamen. Ese mismo año actuó en el torneo organizado por la Asociación Porteña, en la que también actuaba el Universal de Montevideo, contra quien jugó su primer partido internacional el 8 de diciembre de 1907, perdiendo 0-1.

Durante muchos años el club se desenvolvió con las muchas carencias características de un barrio obrero, sobre la base del esfuerzo voluntario de sus miembros. El acta más antigua que se conoce (20 de febrero de 1906) registra la siguiente anotación, demostrativa de las carencias, pero también del sentido del humor de los jóvenes dirigentes:

El señor Farenga dice que habiendo conseguido un amigo para que teja la red sin cobrar un solo peso, propone que se reúna la suma de dinero necesaria para comprar el hilo, moción que es aceptada por todos, excepto por J. Brichetto, que donara el material necesario. Cerezo donara las agujas para tejerla y Pedro Sana traerá un pedazo de red que servirá para las circunstancias.
El primer superclasico
A lo largo de toda su historia Boca encontraría en River Plate (1901) a su rival clásico. Los dos equipos se formaron en La Boca y ambos reconocían explícitamente su herencia genovesa. En el caso de River, tomó los colores de su casaca de la bandera de Génova. En el futuro cada enfrentamiento entre los dos principales equipos del fútbol argentino paralizaría al país, dividiendo sus simpatías entre ambos, hasta alcanzar la categoría de "superclásico del fútbol argentino". El clásico Boca-River ha sido considerado como uno de los cincuenta mejores espectáculos deportivos del mundo.
El primer enfrentamiento oficial entre ambos equipos se concretó en el torneo de Primera División de 1913, en cancha de Racing, ganando Boca 2-1. Anteriormente hubo otros enfrentamientos de carácter amistoso, pero los historiadores discrepan sobre fechas y resultados. El historiador Diego Estévez sostiene que el primer Boca-River fue un partido amistoso jugado el 2 de agosto de 1908, en el que Boca como local, venció 2-1; del mismo no se han encontrado pruebas documentales. El historiador Sergio Lodise sostiene que el primer Boca-River registrado en fuentes escritas se produjo en 1912. El sitio Informe Xeneize afirma, sin precisar la fecha que el primer superclásico finalizó con una empate 0-0 y una gran trifulca entre los simpatizantes.
La gira europea
En 1925 Boca se convirtió en el primer equipo argentino en competir en Europa, jugando en España (13), Alemania (5) y Francia (1). Ganó 15 encuentros, perdió 3 y empató el restante, convirtiendo 40 goles a favor y recibiendo 16 en contra. Los partidos más importantes de la gira fueron los dos triunfos contra el Atlético y el Real Madrid, este ultimo ante la presencia del Rey de España Alfonso XII. Al regresar la Asociación Argentina de Football le entregó la Copa de Honor, en reconocimiento del logro alcanzado en Europa.

El plantel xeneize estaba compuesto por Américo Tesoriere, Ludovico Bidoglio, Ramón Muttis, Segundo Médici, Alfredo Elli, Mario Busso, Domingo Tarasconi, Antonio Cerrotti, Dante Pertini, Carmelo Pozzo, Carlos Antraygues y Alfredo Garasini. Además, viajaron junto a ellos cinco refuerzos cedidos por distintos conjuntos argentinos; ellos eran Manuel Seoane (El Porvenir), Cesáreo Onzari (Huracán), Luis Vaccaro (Argentinos Juniors), Octavio Díaz (Rosario Central) y Roberto Cochrane (Tiro Federal de Rosario).
En esa oportunidad, el equipo fue acompañado por un fanático boquense llamado Victoriano Caffarena, que financió parte de la gira, ayudó al equipo en todo. Caffarena fue reconocido como "Jugador Número 12", designación que desde entonces se adoptaría para la "hinchada" de Boca.
El primer encuentro fue ante Celta de Vigo ganado 3-1. Antonio Cerrotti fue el que marcó el primer y segundo gol del partido, convirtiéndose en el primer futbolista argentino en marcar un gol en Europa.
Los Titulos amateurs
Boca se asoció a la Argentine Football Association en 1908, participando en segunda división hasta su ascenso a primera en 1913. En 1919 hubo un cisma en la entidad organizadora, realizándose dos torneos paralelos hasta 1926. Boca permaneció en la ahora renombrada Asociación Argentina de Football[29] con otros cinco equipos, en tanto que los restantes catorce se asociaron en la Asociación Amateur de Football. El torneo de 1919 de la Asociación Argentina se inició con los seis equipos que permanecieron en ella (Boca, Huracán, Estudiantes de La Plata, Porteño, Eureka y Sportivo Almagro), pero fue interrumpido debido a las graves irregularidades que se registraron en el mismo, declarándose ganador a Boca debido al hecho de que había sacado una diferencia indescontable sobre los demás equipos. Por su parte, en el torneo de la Asocación Amateur fue Racing quien se consagró campeón ese año. En 1920 Boca y River fueron campeones en ambas ligas.

El equipo volvería a ganar los torneos de su liga correspondientes a 1923, 1924 y 1926 (los campeones de la otra en esos años fueron San Lorenzo, nuevamente San Lorenzo e Independiente) y en 1930 ganó su primer torneo unificado, el último jugado por el club como amateur. En esos años Boca se consolidó como uno de los clubes más populares del país, con figuras como el portero Américo Tesoriere ("la Gloria&quot, deportista ejemplar e ídolo sudamericano, Pedro Calomino, inventor de "la bicicleta" y primer gran ídolo boquense, Alfredo Garasini, su primer goleador y jugador polifuncional que llegó a jugar en las once posiciones y ser técnico en el bicampeonato 1943-1944, y Roberto Cherro que jugaría hasta 1938, convirtiendo 221 goles en 305 partidos, máximo goleador de la historia de Boca.
Inicio del profesionalismo
Boca y River, con seis títulos cada uno, ganaron doce de los primeros quince campeonatos argentinos (los otros tres fueron para San Lorenzo y dos veces Independiente).
Boca ganó el primer campeonato profesional del fútbol argentino, realizado en 1931, seguido por San Lorenzo. En ese campeonato el equipo jugó 34 partidos, ganó 22, empató 6 y perdió 6, consiguiendo un total de 50 puntos.

Para ese torneo Boca había comprado a Francisco Varallo una de sus grandes estrellas de todos los tiempos. Durante el campeonato Boca goleó a Quilmes 5-1 y enfrentó a River en el primer superclásico del profesionalismo el 20 de septiembre, que terminó con un escándalo. A los 30 minutos River ganaba 1-0 y Boca tuvo un penal a favor que fue ejecutado por Varallo y atajado por el guardavalla Iribarren dando un rebote; Varallo entonces luchó por el balón convirtiendo el gol y cayendo sobre el arquero rival. Los jugadores de River protestaron tumultuosamente reclamando una infracción y el árbitro expulsó a tres de ellos, ante lo cual el equipo entero decidió retirarse del campo. Posteriormente, el tribunal de la liga le atribuyó los puntos a Boca y consideró que debía registrarse un resultado de 1-0. Boca se coronó campeón el 6 de enero de 1931 en la última fecha, jugando nuevamente contra River, en su estadio de la calle Tagle y Alvear, con un triunfo por 3-0.

En el segundo torneo, jugado en 1932 y ganado por River, Boca compra a Delfín Benítez Cáceres, el máximo goleador extranjero del club, procedente de Libertad de Paraguay aunque terminó en cuarto puesto, a pesar de ser el equipo más goleador. Al año siguiente Boca llegó puntero a la última fecha, pero perdió con River 3 a 1, mientras que San Lorenzo le ganó a Chacarita y se consagró campeón por un punto de ventaja.
Inauguracion de la Bombonera
En 1944 Boca continuó su racha ganadora, llegando a permanecer 26 encuentros invicto, lo que constituyó record en el profesionalismo argentino, hasta que Racing alcanzó 39 en 1966. Faltando jugar tres partidos, Boca llevaba cuatro puntos de ventaja. Pero empató contra Platense (2-2) con un escándalo que llevó a la clausura de la Bombonera, y Rosario Central (2-2), llegando al último partido con un solo punto de diferencia sobre River. El último encuentro se disputó contra Racing, en el campo de River, debido a la suspensión del suyo; Boca triunfó por un contundente 3-0 (dos de Corcuera y Marante), y dio la vuelta olímpica en cancha de su clásico rival.
La primera libertadores
Finalmente en 1977 Boca obtuvo por primera vez la Copa Libertadores de América. Luego de dejar en el camino a River, en la fase inicial, los xeneizes llegaron al triangular semifinal con Libertad de Paraguay y el Deportivo Cali de Colombia, en el que clasificaron para la final.[102] Allí debió enfrentar al defensor del título, Cruzeiro de Brasil. Boca ganó 1-0 de local pero perdió por el mismo marcador de visitante, por lo que se debió jugar un partido de desempate en el Estadio Centenario de Montevideo. Después de 120 minutos de juego, el marcador seguía 0-0 y el campeonato se definió por tanda de penales. El primer penal para Boca lo pateó Mouzo al palo, pero como el portero rival se adelantó, lo pateó de nuevo y lo convirtió. El resto de los penales fueron convertidos por ambos equipos, hasta que Vanderlay debió patear el quinto del Cruzeiro. Gatti lo desvió y se convirtió en el héroe de la noche, dándole a Boca su primer título internacional.
El apertura 92
En el torneo Apertura 1992 Boca volvió a obtener una copa luego de once años y haber jugado 16 torneos nacionales, sumando 27 puntos y superando por 4 a River. En ese momento, el equipo estaba dirigido por Oscar Tabárez.

Entre las claves del triunfo del retorno del equipo a los primeros planos, se ha señalado el papel jugado por el arquero Carlos Fernando Navarro Montoya, el "Mono", al que solo le marcaron 11 goles en 19 partidos, le desvió un penal a River y terminó con el arco invicto de visitante y logró el récord de 824 minutos sin goles (superando la de Roma en 1970); el volante Alberto Márcico, proveniente del Toulouse FC, clave en el triunfo contra River y en el resto del campeonato; el delantero uruguayo Sergio "Manteca" Martínez, quien convirtió goles decisivos ante River, Rosario Central, Racing, Platense y Huracán y el goleador paraguayo Roberto Cabañas, que con siete goles fue el goleador del torneo.
La era Bianchi
En 1998, luego de cuatro años de pésimo rendimiento, Boca era "una caldera".[138] El delantero Diego Latorre había puesto en evidencia la situación al declarar "esto parece un cabaret y no un equipo de fútbol".[139] Mauricio Macri, quien había asumido la presidencia del club en 1995, inició tratativas para contratar como técnico a Pasarella, un histórico de River, pero ante la sorda oposición de los simpatizantes, éste rechazó la oferta, despejando el camino al otro candidato sondeado: Carlos Bianchi.[140] [141] [142] [143]

El 26 de mayo, finalmente, el club anunció la contratación de Bianchi. "El Virrey" venía de tener un extraordinario desempeño como DT de Velez (6 títulos en tres años), club para el cual había jugado y del cual es su máximo goleador histórico (tercero del fútbol argentino).[144]

El equipo técnico de Bianchi (Ischia y Santella) asumió el 21 de junio y él personalmente el 2 de julio.[145] [146] Su primera tarea fue recomponer un plantel numeroso que venia de fracasar bajo las conducciones de Carlos Bilardo, primero y Héctor "Bambino" Veira, después. Entre los jugadores que abandonaron el equipo se encontraban Fabbri, Latorre, Cardoso y Caniggia. Salvo la venta de Solano que trastocó sus planes, Bianchi consideró que el plantel era adecuado. Incorporó tres jugadores: Hugo Ibarra, que se constituiría en un jugador clave, Antonio Barijho y José Pereda; además recontrató a José Basualdo.
Bianchi debutó en la Copa Mercosur 1998 en la que el equipo fue eliminado en cuartos de final por el Palmeiras de Brasil, que luego se adjudicaría el torneo.[147] En la segunda mitad del año 1998, y luego de cinco sin títulos, Boca volvió a ganar una copa en el torneo Apertura 1998. En las primeras fechas el equipo aún no lograba consolidar el sistema defensivo pretendido por Bianchi, recibiendo algunos cuestionamientos. Pero el bloque defensivo y sobre todo el arquero Óscar Córdoba, obtendrían el reconocimiento de los aficionados y la crítica en la fecha 12, al visitar a River. A pesar de cierta debilidad defensiva, el equipo contaba con el goleador Martín Palermo y con Guillermo Barros Schelotto que lo asistía desde la posición de 7. Boca ganó el torneo invicto, convirtió 45 goles y Palermo fue el goleador del torneo con 20 goles en 19 partidos (record en torneos cortos).[148]
El Boca de Bianchi volvió a ganar el siguiente torneo, el Clausura 1999. Aún sin notarse en los números (en la tabla final consiguió un punto y 10 goles a favor menos que en el torneo anterior), el equipo apareció con el sistema de juego de Bianchi más consolidado. El partido clave del campeonato fue contra River: Boca se puso en ventaja, pero al final del primer tiempo quedó con un hombre menos por la expulsión de Bermúdez (autor del gol). Al inicio del segundo tiempo River empató el partido y controlaba las acciones. Sin embargo el técnico Ramón Ángel Díaz retrasó a su equipo, facilitando la ofensiva boquense y el gol del triunfo de Palermo desde 25 metros, luego de un pase de Riquelme. Cuatro fechas después Boca superó el record argentino de partidos invictos (en poder del mítico Racing de José), al alcanzar cuarenta partidos sin derrotas.[149] En la fecha siguiente Boca se consagró bicampeón perdiendo 4-0 frente a Independiente (incluyendo un recordado gol desde 55 metros de Calderón
Luego de quedar nuevamente eliminado de la Copa Mercosur 1999,[151] la prioridad de Boca era obtener su primer tricampeonato ganando el torneo Apertura de 1999, el último del siglo XX. Pero una derrota con River (0-2), lo dejó sin posibilidades y le dio la copa a su clásico rival.
Copa intercontinental 2000
Como campeón de América, Boca debía enfrentar por la Copa Intercontinental 2000, al campeón de Europa, el Real Madrid de Roberto Carlos, Raúl y Figo, designado el año anterior por la FIFA como el mejor equipo del siglo XX y ampliamente favorito en los pronósticos de la prensa especializada y las apuestas.[155]

Boca salió al campo de juego sin complejos y sorprendió a los españoles al anotar dos goles (Palermo) en los primeros cinco minutos. Si bien el Real descontó rápido gracias a un zurdazo de Roberto Carlos (11’) y dominó a su rival de allí en adelante, la falta de claridad y mala puntería fueron apagando su ímpetu. En el partido resultó decisiva la habilidad de Juan Román Riquelme, que con su habilidad para retener el balón, enfrió el partido y quitó juego a los madrileños, quienes terminaron tirando pelotazos frontales, facilitando así la tarea a la defensa argentina y también Aníbal Matellán, quien tuvo un notable partido anulando a la estrella del rival, Luis Figo. El marcador no pudo ser cambiado y Boca conquistó su segundo título intercontinental. La prensa española sintetizó así el partido:

Seis minutos bastaron para decidir cuál es el mejor equipo del mundo: Boca Juniors. El Real Madrid se hundió antes de que se le hubiera pasado el frío invernal de Tokio, encajó dos goles en esos seis primeros minutos y se pasó el resto del partido dándose de bruces contra el muro defensivo levantado por el campeón argentino.[156]
Si bien gracias a sus dos goles Martín Palermo fue premiado como el jugador más valioso de la final, la actuación de Juan Román Riquelme fue consagratoria y reconocida mundialmente. El periodista español Jesús Alcaide comentaba al día siguiente:

(A Palermo) le dieron el premio al mejor jugador del partido, pero el mejor fue Juan Román Riquelme, futuro mejor jugador del mundo, futuro Balón de Oro, un personaje que se cose el balón a la bota, mira al frente, pisa y siempre sale triunfador. El crack de la década si no lo mata un carnicero o si no se estropea.... El arte, el fútbol, el talento, la diferencia, llevaron el nombre de Juan Román Riquelme. No es Maradona, nadie lo será, pero es muy grande.
La vuelta de Bianchi
A fines de 2002 la situación de Tabárez era insostenible y los fans boquenses exigían a gritos que los dirigentes hicieran todo lo necesario para convencer a Bianchi de volver. El diario La Nación reconstruyó así su último mensaje a los jugadores, el 4 de diciembre de 2002:

Señores, los dirigentes me dijeron que irán a buscar a Bianchi, que es el elegido de la gente y quien más votos suma en la comisión directiva. A mí me gustaría seguir con ustedes, pero siento que con Bianchi no puedo competir. Ahora, si él dice que no, yo le peleo el puesto a cualquier DT.[172]
Se había puesto en marcha el "operativo regreso". Para volver Bianchi tenía varias exigencias relacionadas con la dirección del club, además de las económicas derivadas de la gran devaluación del peso argentino producida ese año.[172] Luego de una compleja negociación,[173] el 29 de diciembre Macri y Bianchi llegaron a un acuerdo. Ese mismo día el presidente de Boca declaró que Bianchi "cambió, por eso decidió volver", mientras que éste, como era su costumbre guardó silencio sobre los términos del acuerdo.
Libertadores 2004 y nueva partida de Bianchi
Boca quería lograr en este nuevo año su sexta copa libertadores, para eso mantuvo la base del equipo campeón del 2003 y puso en marcha este nuevo desafío. En la clasificación, Boca obtuvo el primer lugar del grupo 8. En octavos de final eliminó al Sporting Cristal de Perú. En cuartos de final, Roberto Abondanzieri fue clave en la victoria en una definición por penales contra el Sao Caetano de Brasil, pasando a las semifinales en donde debía enfrentarse al rival de toda la vida, River Plate.[179]

La serie fue un gran acontecimiento deportivo en la Argentina, debido a la circunstancia sin antecedentes de que una de las rivalidades deportivas más importantes del mundo, debían enfrentarse para dirimir cual de los dos jugaba la final de la Copa Libertadores. Por razones de seguridad, los partidos se jugaron sin público visitante.[179]

En el partido de ida Boca ganó 1-0 con gol de Rolando Schiavi. El partido de vuelta se jugó en el estadio de River, que se adelantó en el marcador con gol de Luis González, mientras Boca había sufrido la expulsión de un jugador. Más adelante fue River quien quedó con nueve jugadores por una expulsión y un lesión. Tévez logró el gol del empate que clasificaba a Boca, pero recibió una segunda tarjeta amarilla por hacer gestos a los hinchas y fue expulsado también. Con nueve jugadores ambos equipos y ya en tiempo adicional River logró otro gol, volviendo a empatar la serie y llevando la definición a los tiros desde el punto de penal. Todos convirtieron hasta que Abbondanzieri le atajó el penal a Maximiliano López de River. Javier Villarreal anotó entonces el suyo y Boca clasificó para una nueva final de la Libertadores.[179]

En la final de la Copa Libertadores 2004 Boca debió enfrentar al Once Caldas de Colombia, resultando derrotado. La serie terminó empatada y una vez más Boca debía resolver una final mediante penales. Sin embargo esta vez, ninguno de los jugadores de Boca pudo convertir su penal y el Once Caldas se consagró Campeón de América.[179]

Después de la derrota e inesperadamente, Carlos Bianchi volvió a renunciar, dejando por segunda vez la dirección técnica. En total obtuvo nueve copas en 27 torneos disputados, incluyendo dos mundiales y tres continentales, lo que lo hace el técnico más ganador de la historia de Boca.
La era Basile
Luego del bochornoso final de Benítez, todo indicaba que sería contratado Julio César Falcioni, favorito de los hinchas para hacerse cargo del equipo.[192] Cuando Macri se aprestaba a cerrar el trato, Maradona intervino, declarando públicamente que Boca tenía que contratar a Alfio "Coco" Basile:

Para mí, Boca necesita un técnico con experiencia y personalidad, que sepa manejar un grupo con tantas figuras. Y ese es Basile.[192]
La intervención pública de Maradona bloqueó la contratación de Falcioni y llevó a la de Basile, quien asumió como el nuevo DT el 28 de junio. Basile había sido uno de los grandes futbolistas argentinos en las décadas del 60 y del 70, integrando dos famosos equipos: el Racing campeón mundial "de José" Pizzutti, y el Huracán campeón argentino del 74. Como técnico había tenido una extensa carrera dirigiendo entre otros a Rosario Central, Racing, San Lorenzo, Vélez, el América de México, Nacional de Montevideo y el Atlético de Madrid, así como la Selección de fútbol de Argentina bicampeona de América (1991 y 1993) y en la Copa Mundial de Fútbol de 1994, en la que Maradona fue sancionado por doping.[192]
Inicialmente los aficionados boquenses no apoyaban al "Coco", debido a su pasado en Racing, equipo con el que Boca mantiene una fuerte rivalidad. Pero en base a buen juego y resultados excepcionales, el DT de Boca se ganó finalmente la aceptación, aunque nunca plena, de los simpatizantes.[192] Basile ganó sucesivamente el Torneo Apertura 2005, la Recopa Sudamericana 2005, la Copa Sudamericana 2005 y el Torneo Clausura 2006, torneo que Boca no ganaba desde 1999.
Con todos estos logros y después de la eliminación Argentina en el mundial de Alemania, Alfio Basile fue convocado por la AFA para dirigir a la Selección Argentina. Boca aceptó su desvinculación, acordando que antes de dejar el club, dirigiría el equipo en el partido con el São Paulo por la Recopa Sudamericana 2006. Boca ganó 2-1 el partido de ida en la Bombonera y empató el partido de vuelta 2-2, obteniendo la copa.

El balance de la gestión de Basile revela una altísima efectividad, al ganar cinco de los cinco torneos en los que participó. La figura más destacada de ese equipo fue Rodrigo Palacio, acompañado por Fernando Gago, Federico Insúa, Roberto Abbondanzieri y Martín Palermo entre otros.
Russo y el regreso de roman
En 2007 Boca contrató como DT a Miguel Ángel Russo y en una operación que le costó 2 millones de dólares al club, llevó a Juan Román Riquelme por cuatro meses. El objetivo era obviamente volver a enfrentar los dos torneos locales y la Copa Libertadores con el fin de ganarlos.
En el Torneo Clausura 2007 Boca salió subcampeón, a 6 puntos de San Lorenzo y Palermo fue el goleador del campeonato con 11 goles.
En la Copa Libertadores 2007 integró el grupo 7 con el Toluca de México, Cienciano de Perú y Bolívar de Bolivia. Boca tuvo muchos problemas para clasificar y solo lo logró en la última fecha al derrotar 7-0 a Bolívar de local en el estadio de Vélez, resultado que constituye la victoria internacional récord del club.[197] [198]

En octavos de final el rival de Boca fue el Vélez de La Volpe: Boca de local ganó 3-0 y de visitante perdió 3-1 clasificando por diferencia de gol. En cuartos de final enfrentó a Libertad de Paraguay, empatando 1-1 como local y ganando 2-0 como visitante, en un difícil partido que Riquelme resolvió con un notable gol en el segundo tiempo, seguido luego de otro de Palacio.[198] En semifinales Boca debió enfrentar al Cúcuta, siendo derrotado 3-1 en el partido de ida en Colombia. En el partido de vuelta ganó 3-0 y obtuvo el pase a una nueva final continental.[198]

El rival de la final fue el Grêmio de Porto Alegre. Boca ganó los dos partidos y venció por un resultado global de 5-0, tres goles de local y dos de visitante. La figura excluyente de Boca fue Juan Román Riquelme, que no solo condujo el equipo, sino que fue el goleador de Boca en el torneo con 8 goles.[198]

En el Torneo Apertura 2007, Boca quedó cuarto a siete puntos del campeón, el Club Atlético Lanús,[199] y en la Copa Sudamericana fue eliminado por el São Paulo de Brasil en octavos de final
La era Ischia
En el Torneo Apertura 2008 Boca obtuvo su 23º campeonato nacional. El equipo debió recurrir a varios jugadores juveniles debido a las lesiones sufridas por varias de sus figuras titulares. La etapa regular del campeonato finalizó con un triple empate en el primer lugar de la tabla de posiciones, entre Boca, Tigre y San Lorenzo, debido a lo cual se jugó un desempate entre los tres, a un partido en cancha neutral. Boca venció a San Lorenzo (3-1) y fue derrotado en el último partido por Tigre (0-1), que a su vez había sido vencido por San Lorenzo (1-2), volviéndose a producir un triple empate, que fue finalmente resuelto a favor de Boca, por haber sido el equipo con mayor diferencia de gol en el triangular final. El juvenil Lucas Viatri, con 8 goles, fue el jugador de Boca que mayor cantidad de goles convirtió para el equipo.

En el primer semestre de 2009 Boca salió en 14º lugar sobre los 20 equipos que disputan el torneo Clausura, mientras que en la Copa Libertadores perdió en octavos de final. El 1 de marzo, durante el Clausura, Martín Palermo se convirtió en el mayor goleador del club durante el profesionalismo y segundo de la historia detrás de Roberto Cherro (221), al convertir un gol contra Huracán y llegar así a 195 goles en partidos oficiales como jugador de Boca.[204] El mal desempeño deportivo llevó al despido de Carlos Ischia,[205] siendo reemplazado por Alfio Basile, quien ya había tenido un breve pero exitoso desempeño como DT entre 2005 y 2006.

Roberto Abbondanzieri Arquero-Josué Ayala Arquero-Javier García Arquero-David Achucarro Defensor-Julio Barroso Defensor-Breyner Bonilla Defensor-Julio César Cáceres Defensor-José María Calvo Defensor-Adrián Gunino Defensor-Hugo Ibarra Defensor-Juan Krupoviesa Defensor-Luciano Monzón Defensor-Claudio Morel Rodríguez Defensor-Ezequiel Muñoz Defensor-Gabriel Paletta Defensor-Gastón Sauro Defensor-Sebastián Battaglia Mediocampista-Cristian Chávez Mediocampista-Nicolás Colazo Mediocampista-Cristian Erbes Mediocampista-Nicolás Gaitán Mediocampista-Matías Giménez Mediocampista-Federico Insúa Mediocampista-Guillermo Marino Mediocampista-Gary Medel Mediocampista-Juan Román Riquelme Mediocampista-Ariel Rosada Mediocampista-Marcos Mondaini Delantero-Pablo Mouche Delantero-Ricardo Noir Delantero-Martín Palermo Delantero-Jonathan Philippe Delantero-Lucas Viatri Delantero-Alfio Basile D.T.
http://www.youtube.com/v/h5gYLCXFjT8&
http://www.youtube.com/v/FOczoQNUrYE
http://www.youtube.com/v/QYqASCObCJ8
http://www.youtube.com/v/Tr-94nx5ke0
http://www.youtube.com/v/8SewqYeYMng
http://www.youtube.com/v/QWmGtxjAiFM
http://www.youtube.com/v/dDv3QcsT9Rc&
http://www.youtube.com/v/v6mph5ZhgQk

0
0
0
0
0No comments yet