Boca le enseñó a River como ganarle a Central

El equipo del Vasco lo perdía, pasaba el tiempo y no encontraba cómo. La expulsión de Acevedo dejó al Canalla con 10, el Xeneize en tres minutos dio vuelta el resultado que le permite seguir peleando.



En la Bombonera, Boca volvió a la victoria. Derrotó a Rosario Central luego de ir perdiendo 1-0. Dio vuelta el resultado en tres minutos, aprovechó el hombre de más que tuvo durante media hora y se quedó con los tres puntos tras el 2-1. Se acercó a los de arriba y necesita de otros resultados para entrar en la pelea.


En los primeros 10 minutos del partido, Rosario fue el que más insinuó y se acercó al arco de Agustín Orión. Desde el juego aéreo el Canalla complica a los zagueros de Boca. Franco Niell y José Valencia se encargan de ganarle la espalda a los Mariano Echeverría y Lisandro Magallán.

Mientras que Boca intentó pero no pudo salir con claridad. Con Gonzalo Castellani y Cesar Meli, fueron los que le dieron movilidad. Central presionó en la salida de Boca y no dejó progresar a Emanuel Insúa. Le corté el circuito de ataque de Boca. En ofensiva, Andrés Chávez se volcó sobre los costados y utilizó su velocidad para llegar el fondo. Aunque Emmanuel Gigliotti quedó aislado y le faltó un compañero.

A los 21 la más clara de Boca. Un centro atrás de Marín, Gigliotti la dejó pasar y Meli se la llevó por delante. Dos minutos después, el Puma se armó solo la jugada. Robo el balón, entró al área y su remato salió desviado un metro.



Por momentos el partido se desarrolló con mucha tranquilidad y sin grandes emociones, sin embargo Boca manejó, jugó mejor, dominó pero le faltó profundidad.

Sobre el final de la primera parte, la última línea se desentendió de las marcas dejó solo a José Valencia. El colombiano encaró, abrió la pelota para Pablo Becker que levantó la cabeza y vio solo al Trencito que le había ganado la espalda a Echeverría y a Magallán. 1-0 para Central que se fue al descanso con el resultado arriba.

Llegó a los 17 puntos, quedó a cinco de River que aún le falta jugar un partido más. En la próxima debe viajar a Mendoza.
La segunda parte arrancó con mayor irregularidad. Boca buscó pero no sabía qué camino tomar. Errabó y no tenía un plan definido, era desprolijo mientras que Central aprovechó la velocidad de Becker y Niell para molestar.

Iba para adelante el Xeneize y ahí llegó la primera jugada en los pies de Luciano Acosta (ingresó por Federico Carrizo). El juvenil abrió para Gonzalo Castellani que remató desde afuera, el rebote le quedó en los pies del chiquilin que logró puntearla pero la pelota se fue al lado del palo de Caranta.

Contestó rápidamente Franco Niell, desbordó a Emanuel Insúa y su remate cruzó toda el área chica y se fue cerquita del poste izquierdo. Los centrales de Boca perdieron la marca toda la tarde y le ganaron la espalda una y otra vez.



Pero las cosas tomaron otro rumbo cuando Darío Herrera expulsó a Lucas Acevedo por una fuerte entrada sobre Gigliotti. A partir de ahí el local comenzó a crecer, a ganar territorio y de una pelota parada llegó el empate.

De un tiro libre desde lejos, Meli la metió al segundo palo un cabezazo al medio del área para el que el Flaco Echeverría le de meta de volea y marque el 1-1 a los 32 del complemento. Pero faltaba algo más. Boca se la creyó, se agrandó y luego de una guapeza de Chávez llegó el 2-1. El ex Banfield envió un centro al área y Leandro Marín solo tuvo que empujarla.

Boca lo merecía por lo que había hecho en el primer tiempo pero no lograba demostrarlo. Con los cambios del Vasco, Boca sigue levantando el nivel. Llegó a los 17 puntos, quedó a cinco de River que aún le falta jugar un partido más. En la próxima debe viajar a Mendoza. Aún está lejos, aunque un par de buenos resultados lo puede catapultar a la pelea por el título.