Check the new version here

Popular channels

Boca River se reanudaría y se jugaría el domingo

BUENOS AIRES -- Tras un primer tiempo caliente en La Bombonera, con el marcador 0-0 y varios amonestados, el Superclásico por la vuelta de octavos de final de la Copa Libertadores se suspendió, aunque la CONMEBOL y el árbitro Darío Herrera tardaron más de una hora en tomar y comunicar la decisión.

Cuando los jugadores de River atravesaban la manga de entrada al campo de juego para ingresar a disputar el segundo tiempo, simpatizantes de Boca arrojaron gas pimienta tras abrir un sector de la manga lindera con la platea. Varios futbolistas visitantes sufrieron quemaduras en la piel y dijeron haber sentido ceguera temporal y ardor en sus ojos.

Tras más de una hora de espera, la CONMEBOL decidió comunicar la suspensión del partido por medio de su comisario en el campo de juego, el boliviano Roger Bello, luego de que un médico de la misma confederación comprobara lo ocurrido y labrara un acta.

Apenas sucedió el incidente, el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, y el vice segundo, Matías Patanian, entraron a la cancha para ver cómo estaban los futbolistas alcanzados por gas pimienta.




Boca v River
DYN
Ponzio, el más perjudicado por el gas pimienta que recibió
"Hay que llevarlos al hospital", gritó Patanian, mientras el entrenador de Boca, Rodolfo Arruabarrena, se quejó airadamente por la presencia del presidente de River en el campo.
El entrenador visitante, Marcelo Gallardo, calificó de "vergüenza" esta agresión desde la platea. "Es una vergüenza que abran la manga para tirar eso. Fue en la manga, una vergüenza total", enfatizó.

Gallardo le pidió cinco minutos al árbitro, Darío Herrera, para que se repongan sus futbolistas, pero todo se demoró muchísimo más.

El médico de River, Pedro Hansing, aseguró que había futbolistas "quemados" y que "no pueden jugar".

"Es una vergüenza, no se puede jugar así", afirmó Leonel Vangioni, uno de los más afectados.

Por su parte, el volante Matías Kranevitter afirmó que "por diez minutos" no pudo ver, tras ser agredido con gas pimienta. "Son irresponsables, había policías y no entiendo cómo hicieron para abrir la manga. Me arde toda la cara", dijo el tucumano.

Efectivos de la Policía Federal labraron también un acta por la agresión y secuestraron camisetas de los futbolistas más afectados, con manchas de color naranja supuestamente causadas por el gas pimienta. Según se informó, las casacas que se llevaron los agentes fueron las de Matías Kranevitter, Lionel Vangioni, Ramiro Funes Mori y Leonardo Ponzio.

Pasadas las 23 horas, la Confederación Sudamericana de Fútbol informó que el partido no continuaba. Pero resta saber cómo continúa esta historia: si el partido se reanuda o si Boca es sancionado inclusive con la pérdida de los puntos.

En el reglamento de la Copa Libertadores de este año, el artículo 15 establece lo siguiente en su primer apartado: "15.1 - Si por causas ajenas a los clubes (razones de fuerza mayor), se suspendiera de manera definitiva un partido ya iniciado, el mismo deberá proseguir en primera instancia, dentro de las 24 horas siguientes a la suspensión, y de no ser posible a criterio de la CONMEBOL, en otra fecha, completando los minutos faltantes, manteniéndose el resultado y la misma planilla de juego al momento de la suspensión, salvo criterio distinto determinado por la CONMEBOL de acuerdo con las circunstancias concurrentes.

Finalmente, a las 0.21 del viernes, más de dos horas después de la agresión, los jugadores de River Plate pudieron abandonar el campo de juego de La Bombonera.

Los jugadores "Millonarios" fueron guiados por Rodolfo Arruabarrena, en medio de proyectiles que tiraron los plateístas. Después, los que salieron de la cancha fueron los futbolistas de Boca.



0
0
0
0No comments yet