Boca se mostró errático e inofensivo y cayó ante Capiatá



Boca se mostró errático e inofensivo y cayó ante un Deportivo Capiatá que
ya hace historia


Por la ida de los Octavos de Final, y en la Bombonera, el "Xeneize" perdió 1 a 0 ante el novato equipo paraguayo, por el gol en contra de Lisandro Magallán. Al local le costó mucho la elaboración del juego y nunca encontró la forma de quebrar a una humilde y ordenada visita que lo anuló con muy poco. El árbitro brasileño Ricci ignoró un claro penal a favor de los de La Riibera. La vuelta será el jueves en Paraguay.


Toda una vergüenza perder contra un equipito que fue recientemente fundado.

Tras lo que fue una previa muy picante, con duras respuestas rivales a declaraciones de Mariano Echeverría (Julio Irrazábal lo atacó por considerar que los había menospreciado, mientras que cuando la visita arribó al país tuvieron provocativas palabras), llegaba la hora de la verdad. En la mítica Bombonera, Boca recibía a Deportivo Capiatá por la ida de los Octavos de Final de la Copa Sudamericana. Mientras el local busca volver a hacer pie en el plano internacional, los de Paraguay afrontaban su primera experiencia en dicho frente e iban por el batacazo.

Ante estos opuestos contextos saltaron los protagonistas al campo de juego. Con Andrés Chávez mostrándose como lo más desequilibrante en ataque a fuerza de potencia, los guaraníes intentaban mantenerse lo suficientemente ordenados atrás como para no sufrir sobresaltos. Así fue que con sus humildes (y limitadas) armas lograron incomodar lo suficiente a un "Xeneize" que se tornaba inofensivo y sólo lograba acercarse por intermedio de disparos a distancia.

Y aunque Capiatá casi no se acercaba al área rival, sobre el final de la primera etapa se encontró con un inesperado premio: tras un tiro de esquina, Lisandro Matgallán terminó empujando la pelota en contra de su propia valla. Mientras los de Arruabarrena no lograban salir de su asombro, casi sufren otro duro golpe de no ser por la gran reacción de Agustín Orion que despejó con lo justo un cabezazo de Néstor González. Y antes de finalizar la primera etapa apareció la polémica de la noche: luego de que el arquero Antonio Franco se luciera sacando un bombazo de Castellani, el árbitro ignoró un claro penal cuando Arturo Aquino tocó con la mano el rebote. Lo cierto es que el juez brasileño lo ignoró y Boca se marchó al descanso perdiendo por la mínima.