Check the new version here

Popular channels

Boca tiene el mejor plantel de Argentina, puede ganar todo



En algún momento la jerarquía hace la diferencia. Le pasó a Palestino el miércoles. Y habrá más "Palestinos" en el camino de Boca . Es decir, se encontrará con equipos resueltos y con un libreto estudiado, y de cualquier manera se impondrá. Porque claramente Boca dispone de futbolistas individualmente facultados o para el desequilibrio personal o para descubrir una jugada impensada.

El problema que tiene Boca hoy es de funcionamiento. Con ese inconveniente sobrellevó el final del torneo pasado, y así comenzó esta temporada. Los ataques derivados de acciones combinativas son muy escasos. En dos partidos apenas queda un puñado de minutos frente a Olimpo que desmienten esta conjetura. Justamente los minutos en los que convivieron Pablo Pérez, Fernando Gago y Nicolás Lodeiro.



Gago, Meli y Erbes son tres futbolistas muy valiosos, pero no juntos. No son complementarios. Sus características tienden a superponerse. Son futbolistas del centro del campo. Gago tiene más juego, Meli más dinámica, Erbes mejor relación con la defensa, pero en cualquier caso, ninguno es interior. Si Arruabarrena pretende ese medio campo, con un 5 y dos interiores, el "trivot" puede no desafinar, pero seguro no proveerá de juego al equipo.



A los tres los incomoda recibir a la carrera detrás de la línea de volantes rivales. En su naturaleza está "la cancha de enfrente" y el 9 lejano. Pérez, en cambio, habituado a este rol desde sus tiempos de Newell's, rompe la línea adversaria buscando el pase filtrado para participar del final del ataque en el último tercio. Por otra parte, puede cooperar con el 5, siempre que ésa no sea su función predominante. No es que Pérez sea mejor que Erbes, Cubas o Meli? Es mejor para ese rol, así como cualquiera de los mencionados es superior a él para oficiar de mediocentro.


El uruguayo Lodeiro, por características, también califica para la función de interior. Su vínculo a través del pase en la organización parece asegurado. Y en la medida en que gane minutos podrá comprobar hasta dónde llega su injerencia ofensiva. Las facultades las tiene. Aún así, deberá contrastarlo en la realidad.



Si Lodeiro y Pérez se afirman, Gago volvería al sitio que le correspondió siempre y que la modernidad, el miedo de los entrenadores o quién sabe qué cosa le fueron quitando. Gago es cinco, sin más "cincos" a su lado, solo. Ésa es su mejor versión, sobre todo si se ocupa de jugar y desatiende los reclamos y malestares que suelen enojarlo con el partido.




Frente a Olimpo y Palestino, en general, Boca mostró un funcionamiento precario, básico. El reparto de funciones en la mitad de la cancha no es el único problema, pero resalta porque ahí está la sala de máquinas de cualquier equipo. Boca tiene tiempo y recursos para provocar un funcionamiento mejor. El nivel de su plantel todavía no se corresponde con la calidad del juego colectivo, aunque gane. Una de las molestias de la abundancia es que, además de los resultados, también se observa su contenido.
0
0
0
0
0No comments yet