Check the new version here

Popular channels

Boca volvía a defraudar hasta que apareció Gigliotti

Campeonato de Primera División : El equipo de Bianchi jugó mal en Córdoba, pero sobre la hora pudo vencer a Belgrano por 1-0 con un gol de Gigliotti.



El Mario Alberto Kempes fue para Carlos Bianchi el lugar ideal para reencontrarse con la victoria como visitante de un Boca al que no le va bien en esa condición. El equipo del Virrey no jugó un buen partido, pero venció sobre la hora a Belgrano por 1-0.

El partido empezó con dos equipos imprecisos, con la pelota siempre por el área y lejos de los arcos. Pero con el correr de los minutos, Belgrano fue el que tomó la iniciativa. Con César Pereyra y Lucas Zelarrayán, el Pirata se adueñó de la pelota y buscó con mayor profundidad la ventaja. Primero lo tuvo el hondureño Jerry Bengston, pero en el mano a mano con Agustin Orion decidió tirarse en vez de definir y la chance pasó.

Pero el mundialista Bengston tendría una chance más. A los 22, le ganó la posición a Juan Forlín, después de un buen pase del Picante y frente al arquero sacó un remate espantoso. Así pasó el peligro del arco visitante, que se mudaría de lado.

Unos minutos después del apriete local, Federico Carrizo tuvo la suya. El ex Central se escapó por la derecha, encaró al área y sacó un fuerte derechazo que se estrelló en el travesaño. Esa fue la única chance clara del equipo de Bianchi en la primera etapa, preocupante para un conjunto que necesita volver a ganar cuanto antes, pero que también busca un funcionamiento que perdió desde la partida de Juan Román Riquelme y que Fernando Gago no logra darle.

Bianchi intentó dar un golpe de efecto en el arranque del segundo tiempo, sacando a Gago, con una molestia física, para meter a Gonzalo Castellani. Pero a Boca le siguió costando.

Belgrano iba a tener una más a los 18 minutos. Pereyra peinó un centro al primer palo y Julio Furch, uno de los refuerzos (había ingresado por Bengston), le dio un cabezazo a la pelota que se fue apenas desviada. Y a los 45, Mansanelli se lo perdió, solo, por el segundo palo y una pelota que le tapó Orion a puro reflejo.

Así parecía que se terminaba el partido. Pero Carrizo sacó un lindo centro a la olla y Emmanuel Gigliotti puso la cabeza para marcar el gol del triunfo en tiempo de descuento. Un resultado inmerecido para un equipo que volvió a jugar mal, pero que pudo recuperarse tras la derrota del debut.

0
0
0
0No comments yet