Check the new version here

Popular channels

Boca y River, las claves del duelo




Boca y River, las claves del duelo definitivo por la Copa


Fútbol internacional

Se enfrentan en la Bombonera desde las 21 (TV Pública y Fox Sports).






Ya está. Ya no hay espacio para los dos. Uno seguirá hacia los cuartos de final y el otro, hacia el diván... Porque, irremediablemente, dejará secuelas la eliminación copera. Este Boca-River, desde las 21 en una Bombonera en ebullición, se definirá en este manojo de cuestiones determinantes.

1 Alta tensión. Boca ganó en la Bombonera el duelo por el campeonato doméstico con aquel 2-0 que llegó en los últimos seis minutos. Pavón y Pablo Pérez no sólo abrieron todas las bocas al gol sino que estiraron el invicto a 18 partidos. Nada menos. Pero llegó la segunda cita de esta saga de tres Superclásicos en once días. Y en el Monumental cambió de mano la situación. Sánchez convirtió de penal. River 1-Boca 0. Pero si hubo tensión en la ida de estos octavos de final, si hubo rispideces de principio a fin, está claro que la noche de la definición pondrá a prueba a los temperamentos. La fortaleza anímica será un jugador indispensable. Con y sin pelota. Y en todos los sectores de la cancha.

2 Presión contra presión. Arruabarrena y Gallardo juegan su partido y los dos anunciaron una postura ofensiva. El Vasco piensa ir a buscar de entrada porque, claro, el cero a cero lo deja afuera. Pero pretende hacerlo con mucho control de pelota y sin perder la calma. El Muñeco anunció una intensidad similar a la expuesta en el primer tiempo de la ida. Si pega primero River, obligará a su anfitrión a meter tres. Planteado así, habrá un choque frontal de trenes en los primeros minutos.

3 El nudo del medio. Tránsito fluído o embotellamiento. A espaldas de Fernando Gago de un lado, y de Leonardo Ponzio y Matías Kranevitter del otro, podrán surgir los huecos camino a los arcos. El doble cinco de River fue de lo mejor en el Monumental. Gago naufragó el jueves pasado y deberá emerger como ese faro indispensable que necesita el juego de Boca para alumbrar la búsqueda.

4 El árbitro. Darío Herrera tendrá una prueba de fuego. Su primer partido de Copa es un Superclásico. Y llega después del papelón que se armó en torno a la designación de los jueces. Hasta se pensó en el chileno Enrique Osses para que dirigiese el Boca-River de esta noche. Su capacidad a la hora de tomar decisiones y su propia fortaleza para no flaquear ante los recurrentes reclamos de los protagonistas resultarán esenciales para que el desarrollo del juego no se vaya a la banquina.

5 El regreso de Daniel Osvaldo. Suplente en la ida, en Núñez, el delantero recién entró por Calleri a tres minutos del final. Hoy, dentro de otro planteo, de otra disposición táctica, como punta ofensiva de un equipo que debe descontar la ventaja que le sacó River en los primeros noventa minutos, la influencia de Osvaldo tendrá un peso específico especial. Para bien o para mal. Boca necesita que esté encendido y si responde a sus pergaminos, podrá ser el héroe. De lo contrario, podrá convertirse en uno de los padres de la frustación.

6 El ataque visitante. El ingreso de Pity Martínez por Teo Gutiérrez, suspendido y lesionado, asoma como la única variante respecto de la formación inicial que puso Marcelo Gallardo de local. El ex Huracán, a diferencia del colombiano, tiene mayor capacidad de desequilibrio por afuera. Tendrá que tener, eso sí, la mente fría para no dejarse envolver por ese entorno con forma de caldera que intentará empujar el juego hacia el arco defendido por Barovero.

7 Las defensas antiaéreas. Deberán estar en alerta de principio a fin. Pero, sobre todo, mientras se consuma el segundo tiempo y crezcan las chances de centros en dos equipos que en su ADN tienen a la elaboración del juego como premisa. Para esa discusión Guillermo Burdisso le ganó la pulseada a Marco Torsiglieri.

8 Las calles de afuera. Peruzzi contra Vangioni y Colazo contra Mammana. En ese ida y vuelta entre la búsqueda ofensiva y el retroceso de los laterales se jugarán partidas fuertes, que incluirán a los volantes interiores.


9 Los bancos. En los cambios puede estar la llave del triunfo. Y para muestra sobra el botón del encuentro por el campeonato local, cuando entraron Gago, Pavón y Pablo Pérez. Los dos últimos, al fin de cuentas, autores de los goles que liquidaron el pleito.

10 Las sorpresas. “Estos partidos se resuelven por detalles”, dicen y repiten los unos y los otros. Es así. Aunque esta noche los detalles podrán definir muchas cosas más que un partido.



























0
0
0
0No comments yet