Bravo ya hizo su primer papelón en el Barca