Popular channels

Cabaret con Cristiano en Real Madrid

La fiesta de Cristiano: un golpe al corazón del vestuario del Real Madrid

Real Madrid
Según medios españoles, el festejo de cumpleaños del portugués, a pocas horas de perder el clásico con el Atlético por goleada, enojó a Casillas y Sergio Ramos, los capitanes del equipo.




La fiesta de su cumpleaños número 30 le está trayendo más disgustos que alegrías a Cristiano Ronaldo. Después de que se desatara la polémica en las redes sociales por la actitud del portugués a horas de haber caído por goleada en el clásico con el Atlético de Madrid, ahora la prensa española habla de un malestar de los capitanes del Real Madrid con CR7 y con varios de sus compañeros.

"La fiesta de la discordia", tituló este lunes el diario deportivo Marca, que señala que "las imágenes de la celebración no les cayeron nada bien a los capitanes" Iker Casillas y Sergio Ramos. Tras caer en el clásico, Cristiano hizo una fiesta por su 30° cumpleaños, que había sido dos días antes, a la que acudieron jugadores como Keylor Navas, Pepe, Fabio Coentrao, Luka Modric, Sami Khedira o el colombiano James Rodríguez, recién operado del pie.

La polémica surgió cuando el cantante colombiano Kevin Roldán, al que invitó la estrella lusa para animar la fiesta, empezó a subir fotos en las redes sociales en las que aparece con Cristiano y James o en las que se muestran sonrientes James, Marcelo y Keylor Navas.

Los primeros en reaccionar fueron los hinchas en las redes sociales. Durante todo el domingo fue tendencia el hashtag "#lafiestadeladeshonra", con severas críticas contra Cristiano y compañía. Al mismo tiempo, según parece, reaccionaron los compañeros del portugués que no fueron a la fiesta, ya sea porque no estaban invitados (CR7 solo invitó, como en otros años, a sus compañeros más íntimos) o porque no quisieron asistir después del 4-0 en contra. Según Marca, varios de los ausentes "se quedaron en casa masticando un resultado de muy complicada digestión".

El representante de Cristiano, Jorge Mendes, declaró el domingo a la radio Cadena Ser estar muy enojado por la publicidad dada a la fiesta a través de las fotos. "A partir del momento que tienes una cosa totalmente privada y al final te enfrentas a una situación que hay alguien que empieza a filtrar imágenes es evidente que te enfadas", afirmó Mendes, quien defendió a su representado: "Las dos primeras horas la gente las pasó animándole porque estaba triste por la derrota".

Según el diario deportivo catalán Sport, algunos jugadores que no asistieron a la fiesta "pedirán explicaciones al portugués y sus compañeros de juerga".
0
0
0
0No comments yet