Check the new version here

Popular channels

Cambio drástico en el sistema de clasificación al Mundial de

Cambio drástico en el sistema de clasificación al Mundial de Básquetbol

Se acabaron los torneos clasificatorios de dos semanas. Las plazas para la Copa del Mundo de 2019 comenzarán a definirse con una nueva modalidad. Esto reduce las chances de que participen jugadores de la NBA.



Para fomentar la difusión del deporte y el desarrollo de las 214 federaciones que la integran, la FIBA cambió drásticamente el sistema de clasificación al próximo Mundial, que será en 2019, porque la entidad resolvió sacarlo del mismo año en que se disputa la Copa del Mundo de fútbol.

Con China y Filipinas como candidatos, la sede se conocerá en mayo. Lo que está confirmado es que los participantes pasarán de 24 a 32, que el campeón olímpico en Río de Janeiro 2016 no se clasificará directamente y que en noviembre de 2017 comenzarán las "eliminatorias", distribuidas en "ventanas". Pasen y vean las modificaciones.

"En los Premundiales, Preolímpicos, Mundiales y torneos olímpicos siempre tenemos un máximo de 40 países dando vueltas. Lo que pretendemos con este nuevo sistema es que haya 140 federaciones en condiciones de competir por un lugar en un torneo de relevancia", le confió a Clarín el flamante presidente de la FIBA, Horacio Muratore.

La apuesta es muy fuerte y requerirá de un trabajo arduo, porque hay países con estructuras más desarrolladas y profesionalizadas que otros. La intención está bien clara: promover planes de marketing que contribuyan al contagio del interés por el básquetbol. Y los países tendrán la recompensa de jugar al menos 6 partidos de estas eliminatorias como locales, con el ingreso necesario para generar divisas.

Se acabaron los torneos clasificatorios de dos semanas. Por ejemplo, Argentina ya no deberá ir a jugar diez partidos en doce días a un Premundial. Ahora el pasaporte llegará en grupos regionales y en noviembre de 2017 comenzará la disputa de la clasificación en la primera de las "ventanas", que continuarán en febrero, junio, septiembre y noviembre de 2018. Y en 2019 también.

En esas "ventanas", cada Selección disputará un partido de ida y otro de vuelta con otro seleccionado en cada uno de esos países. La agenda estará bien diseñada como para asegurar el tiempo correcto de traslado, entrenamiento, partido, traslado, entrenamiento y partido en ambas sedes.

Obviamente que esto traerá como consecuencia que los jugadores NBA no podrán estar presentes en las "ventanas" de noviembre y de febrero, porque la liga estadounidense estará en plena competencia.

¿Qué le tocaría a la Argentina, en un ejemplo hipotético? Debería enfrentar a partido y revancha, de a una semana por vez en cada "ventana", a los tres seleccionados sudamericanos que le toquen en su grupo. Los tres mejores de esa zona jugarán contra los tres mejores del otro grupo de Sudamérica, con arrastre de puntos. Luego de los seis partidos disputados, los tres mejores sudamericanos y los tres mejores de Norte y Centroamérica se clasificarán al Mundial de 2019. Y habrá lugar para el mejor cuarto, considerando ambos hemisferios.

"Pensamos que así jerarquizamos al Mundial para que sea nuestro gran evento", argumentó Muratore. Por eso la FIBA resolvió que la Copa del Mundo será determinante en la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Tal es así que de los 12 equipos del torneo olímpico, más allá del organizador Japón, siete seleccionados saldrán del Mundial: dos de América, dos de Europa y tres de otros continentes.

¿Y los cuatro restantes? Saldrán de cuatro repechajes que disputarán seis equipos en cada continente. O sea, 24 seleccionados. ¿Cuáles? Dieciocho se determinarán de acuerdo a su clasificación en el Mundial 2019 y los otros seis por continente. Para que el rendimiento deportivo tenga importancia.

¿Dónde será el próximo Mundial? Lo decidirá el Buró Central de la FIBA en mayo. Las candidaturas más fuertes son las de China y Filipinas, donde el básquetbol es el deporte nacional. Desde atrás esperan México, Brasil y Francia. Si la decisión es reñida y la entidad considera que quien pierda está en condiciones de realizar un buen Mundial, no se descarta incluso que se podrían adjudicar al mismo tiempo las sedes de las Copas del Mundo de 2019 y 2023.
+1
0
0
0No comments yet