Check the new version here

Popular channels

Castellani le tira una indirecta a Riquelme

Antes de su debut oficial, el ex Godoy Cruz cuenta que no jugará como enganche y que Bianchi le pide movilidad para generar fútbol.



“Si juega Riquelme y pone la pausa, quiere decir que aún se puede poner la pausa en el fútbol argentino”. La frase de Gonzalo Castellani ante Clarín no es nueva. Y el contexto la vuelve importante. Ese concepto lo expuso el volante en los primeros días de junio, cuando en la carpeta de refuerzos de Boca su apellido aparecía con resaltador. En aquel momento, la Selección Argentina del cuestionado Sabella todavía se entrenaba en Ezeiza previo al Mundial cuando el mediocampista ya decía que “sería un sueño jugar en Boca al lado de Riquelme”. Pero en estos tiempos veloces del fútbol todo cambia. Argentina es hoy subcampeón del Mundo, al denostado Sabella ahora casi que le ruegan que se quede y Román no está en Boca: mudó su fútbol a La Paternal. Todo cambia, menos la ilusión de Castellani, que en la previa a su debut oficial en Boca cuenta sus sensaciones.

- ¿Cómo estás viviendo estas primeras semanas en el club?

-Contento, con tranquilidad y responsabilidad. LLegar a este club es un paso muy grande para cualquier jugador y lo disfruto. Soy consciente de que no lo puedo desaprovechar y es adentro de la cancha en donde tengo que demostrar que no se equivocaron al traerme.

- ¿Tenés que demostrar que podés hacer jugar a Boca?

-Cada uno tiene sus tareas en el equipo. En mi caso, no voy a cambiar mi manera de jugar. Lo hice durante mucho tiempo y si estoy acá es por eso. Tengo en claro que no va a ser fácil mantenerme al margen de todo en el primer partido y tengo la ansiedad lógica, pero al momento de jugar voy a tratar de simplificar las cosas.

-Bianchi dijo que Román es irremplazable pero muchos apuestan a vos para suplantarlo. ¿Es una presión extra la que tenés?

-No, yo no vengo a reemplazar a nadie y no vine para reemplazar a Riquelme. Dijeron que había pedido la camiseta 10 (la utilizará Luciano Acosta) y no fue así. Yo estoy en Boca para jugar, ganarme un lugar y ayudar a mis compañeros. Es cierto que jugué de enganche en Ferro y en Godoy Cruz, pero el técnico dejó en claro que jugaremos 4-4-2 y en la mitad de la cancha me siento cómodo en todas las posiciones.

-Habías dicho que Riquelme es uno de tus ídolos. ¿Te apena no poder jugar con él?

-Es una lástima. Me hubiese gustado jugar con él, porque es un fenómeno del fútbol. Lo mismo pienso de Verón. Siempre es bueno tener ese tipo de jugador al lado de uno porque se aprende mucho. Y hoy por suerte tengo muchos compañeros de buen pie y con mucha jerarquía. No me puedo quejar.



Matías Bustos Milla
“Si juega Riquelme y pone la pausa, quiere decir que aún se puede poner la pausa en el fútbol argentino”. La frase de Gonzalo Castellani ante Clarín no es nueva. Y el contexto la vuelve importante. Ese concepto lo expuso el volante en los primeros días de junio, cuando en la carpeta de refuerzos de Boca su apellido aparecía con resaltador. En aquel momento, la Selección Argentina del cuestionado Sabella todavía se entrenaba en Ezeiza previo al Mundial cuando el mediocampista ya decía que “sería un sueño jugar en Boca al lado de Riquelme”. Pero en estos tiempos veloces del fútbol todo cambia. Argentina es hoy subcampeón del Mundo, al denostado Sabella ahora casi que le ruegan que se quede y Román no está en Boca: mudó su fútbol a La Paternal. Todo cambia, menos la ilusión de Castellani, que en la previa a su debut oficial en Boca cuenta sus sensaciones.

- ¿Cómo estás viviendo estas primeras semanas en el club?

-Contento, con tranquilidad y responsabilidad. LLegar a este club es un paso muy grande para cualquier jugador y lo disfruto. Soy consciente de que no lo puedo desaprovechar y es adentro de la cancha en donde tengo que demostrar que no se equivocaron al traerme.

- ¿Tenés que demostrar que podés hacer jugar a Boca?

-Cada uno tiene sus tareas en el equipo. En mi caso, no voy a cambiar mi manera de jugar. Lo hice durante mucho tiempo y si estoy acá es por eso. Tengo en claro que no va a ser fácil mantenerme al margen de todo en el primer partido y tengo la ansiedad lógica, pero al momento de jugar voy a tratar de simplificar las cosas.

-Bianchi dijo que Román es irremplazable pero muchos apuestan a vos para suplantarlo. ¿Es una presión extra la que tenés?

-No, yo no vengo a reemplazar a nadie y no vine para reemplazar a Riquelme. Dijeron que había pedido la camiseta 10 (la utilizará Luciano Acosta) y no fue así. Yo estoy en Boca para jugar, ganarme un lugar y ayudar a mis compañeros. Es cierto que jugué de enganche en Ferro y en Godoy Cruz, pero el técnico dejó en claro que jugaremos 4-4-2 y en la mitad de la cancha me siento cómodo en todas las posiciones.

-Habías dicho que Riquelme es uno de tus ídolos. ¿Te apena no poder jugar con él?

-Es una lástima. Me hubiese gustado jugar con él, porque es un fenómeno del fútbol. Lo mismo pienso de Verón. Siempre es bueno tener ese tipo de jugador al lado de uno porque se aprende mucho. Y hoy por suerte tengo muchos compañeros de buen pie y con mucha jerarquía. No me puedo quejar.

-¿Qué te pidió el entrenador?

— En los amistosos jugué por la derecha y por la izquierda. El técnico nos pide mucha movilidad tanto a mi como a (Federico) Carrizo para generar fútbol. Bianchi quiere que la pelota la traiga Gago hasta nuestra zona y desde ahí tenemos que construir en ataque. La idea es juntarse con él y con Erbes.

— Hoy es el debut oficial ¿Qué importancia le dan a este torneo?

— La importancia la tiene la camiseta de Boca. La Copa Argentina te clasifica a la Libertadores. Lo mismo que la Sudamericana. Estamos en el club más grande y tenemos el compromiso de ganar todo. Por suerte hay un buen grupo y con ganas de lograr títulos.

0
0
0
0No comments yet