About Taringa!

Popular channels

Central volvió a festejar en el clásico rosarino




Musica para ambientar ♫♪ 
(Katy Perry -Dark Horse)




Torneo de Primera División
Con goles de Niell y Domínguez, le ganó 2-0 a Newell's en Arroyito y sigue con la racha positiva desde la vuelta a Primera. En el equipo de Raggio se fueron expulsados Scocco y Leandro Figueroa.



TAGSCampeonato De Primera División,Rosario Central,Newell's,
5opiná159shares

En Arroyito, Central volvió a lanzar el grito que más le gusta. El de la victoria en el clásico, aquel que desde que volvió a Priemra parece convertirse en costumbre. Con este 2 a 0 ante Newell's, los de Miguel Russo se quedaron con el tercer duelo seguido, y hace seis que no caen ante sus rivales de siempre. Festejaron por un cabezazo de Franco Niell, primero, y luego por un zurdazo desde afuera de Nery Domínguez, que estableció2 a 0 antes de los 35 minutos de la primera etapa.
Antes del minuto, Leandro Fernández debió bajar a Pablo Becker para evitar que el volante se metiera en el área de Oscar Ustari. El árbitro Patricio Loustau hizo bien en amonestar al zaguero. Con el correr de los minutos, Newell's pudo jugar más en campo rival, pero, presionados por el local, sus mejores hombres no manejaban cómodamente la pelota. Así y todo, antes de los 10, el lateral Milton Casco llegó al fondo por izquierda y con un centro dejó solo al pibe Mauricio Tévez. El delantero tardó demasiado para definir y su derechazo fue bloqueado por Rafael Delgado. Respondió Central, otra vez merced de su presión. Cortó juego en el medio, Niell manejó la pelota y se la cedió a Abreu, que cuando iba a quedar cara a cara con Ustari fue bajado, afuera del área, por Víctor López. Entonces, los dos centrales visitantes ya estaban amonestados.
Central, por ir mejor, tuvo su premio a los 28, cuando Niell anticipó a Fernández luego de un centro desde la derecha de Paulo Ferrari, que había recibido de Abreu. El ex Gimnasia, tras cruzar su cabezazo goleador, debió dejar la cancha, lesionado, para que entrara el colombiano José Valencia. El Gigante de Arroyito hervía y en ese calor llegó el segundo estallido. Un nuevo centro cayó en el área visitante. Ustari, que sacó la pelota con los puños, chocó con Abreu y quedó dolorido, casi paralizado. Y Nery Domínguez sacó provecho. Del rebote y del estado del arquero, que nada hizo ante el zurdazo del volante que estableció el 2 a 0 con el que terminó la primera etapa. En el medio, Ignacio Scocco estrelló un derechazo en el poste derecho del arco de Mauricio Caranta y Maxi Rodríguez no pudo sacar rédito del rebote.
La segunda etapa mostró lo que se esperaba: a Newell's yendo, aunque sin ideas, y a Central esperando para salir velozmente de contra. Con el correr de los minutos, la impotencia tomó cuerpo en los jugadores visitantes. Sin opciones ofensivas y con una derrota que era cada vez más segura, el nerviosismo aumentaba. Promediando el complemento, Nacho Scocco vio la roja. El delantero, al reclamar un penal que no fue, hizo un gesto con las manos de robo y, a instancias de uno de sus asistentes, el árbitro no tuvo otra que expulsarlo. La misma suerte corrió el pibe Leandro Figueroa, que le fue muy fuerte abajo a Fernando Barrientos en el descuento.
La imagen curiosa se vio cuando promediaba la segunda etapa. Desde el banco de suplentes le hicieron llegar a Ustari un papel con indicaciones, que fue pasado mano en mano entre sus compañeros, antes de que el árbitro se los quitara.
Con el pitazo final, se desencadenó el punto más alto de la fiesta en Arroyito. Esa fiesta que hace notar que, pese al lugar común, el clásico de Rosario es un torneo en sí mismo. En ese sentido, los de Russo dieron una nueva vuelta olímpica. Otra vez, la imagen del rostro del DT local era victoriosa. La de Russo, que como DT no sabe lo que es perder ante Newell's. Y en Rosario y para Central, eso es muchísimo.






0No comments yet