Check the new version here

Popular channels

Chau Guardiola vendehumo, Volve heynckes

Guardiola, contra las cuerdas





El Barcelona parte como gran favorito para clasificarse para la final de la Champions en su duelo contra el Bayern de Múnich. El 3-0 cosechado en el Camp Nou dejó a los de Luis Enrique a las puertas de Berlín, un marcador que deben hacer bueno en el Allianz. Cuatro títulos en siete finales es el balance hasta ahora del club azulgrana en la máxima competición continental. En Múnich pueden sellar su octava oportunidad de levantar la «Orejona».



Ha viajado el Barcelona precavido hasta Múnich. El respeto hacia el Bayern y hacia Pep Guardiola es máximo y nadie quiere dar por hecha la clasificación. «Sabemos que vamos a sufrir», ha comentado Luis Enrique en las últimas horas. «Estamos preparados para todo. No nos fiamos un pelo, son alemanes», ha alertado Mascherano. La camiseta del Bayern pesa mucho y ni siquiera un 3-0 es suficiente para pensar ya en la final. Primero toca la semifinal.

Luis Enrique ha decidido que toda la plantilla viaje hasta Alemania, incluidos los tres jugadores del filial que han participado en esta Liga de Campeones, una política que implantó precisamente Guardiola en el Barça. Los 26 integrantes de la expedición están a disposición del técnico, un panorama muy diferente al del Bayern. No recupera a ninguno de sus lesionados el técnico alemán, que no podrá contar, entre otros, con tres de sus piezas básicas para intentar la remontada. Alaba, Robben y Ribery tendrán que ver el partido desde la grada.

Arrecian las críticas sobre Guardiola, al que su dominio en el campeonato doméstico no le ha servido para calmar los ánimos. Son muchas las voces autorizadas en el Bayern que le señalan como el gran culpable del presumible fracaso europeo. Si no logra remontar, la eliminación ante el Barça será un palo durísimo para el técnico, que sin embargo, ha confirmado su continuidad un año más en las últimas horas.



A pesar de la rotundidad del marcador del Camp Nou, los precedentes no son muy halagüeños para el Barcelona, que no conoce el triunfo en Múnich. De hecho, el marcador de su última visita le apearía de la Champions. Un 4-0 que aún escuece. Pero las cosas han cambiado mucho desde entonces y el equipo azulgrana parece ahora un equipo mucho más completo, ya que contragolpea con la misma facilidad que monopoliza el balón.



Berlín espera al primer finalista y el Barça lo tiene todo a su favor. Su tridente llega en plena forma y su defensa también. Acumulan los azulgrana más de siete partidos sin encajar un gol y ahora es el turno de Ter Stegen para ampliar esa racha.




Rajá de mi equipo, vendehumo
0
0
0
0
0No comments yet