Check the new version here

Popular channels

Chicharito de Oro

El mexicano marca el gol del triunfo blanco en el 88', después de un partido muy áspero · El Atlético paga la expulsión de Arda Turan y termina con tres centrales y pidiendo la hora · Oblak vuelve a brillar



Un gol de Chicharito en el minuto 88 acabó con la resistencia del Atlético y dio al Real Madrid la clasificación para las semifinales de la Liga de Campeones después de un partido largo, con poco juego, mucho miedo y un Madrid que estuvo siempre más cerca del gol que el Atlético, que no aprovechó en ningún momento las bajas de su rival y terminó pagando la expulsión de Arda Turan a falta de un cuarto de hora. Chicharito, seguramente el jugador que más problemas dio a la defensa del Atlético, marcó tras una gran combinación entre Cristiano y James a falta de dos minutos para el 90, cuando el cuadro de Simeone trataba de resistir numantinamente. El campeón está, de nuevo, entre los cuatro mejores equipos de Europa. Para matarle hará falta más que cuatro bajas.

Las declaraciones de la previa anticiparon cómo iba a ser el partido. Ancelotti dijo que si el Atlético no iba a tener prisa, el Madrid tampoco. Y así fue. Lejos de lo que el Madrid ha hecho muchas noches europeas, es decir, avasallar al rival desde el primer momento, el conjunto blanco dominó pero sin fiebre, consciente de que las bajas le restaban potencial y de que un gol del Atlético le obligaba a una remontada que sin Marcelo, Modric, Benzema y Bale sería muy complicada. Se impuso por tanto un partido con poco riesgo, no cometer errores por encima de todo.

El Atlético salió más osado en cuanto a nombres que la semana pasada en el Calderón, y a veces presionó más la salida de balón del Madrid, pero tampoco se volvió loco. Cuando tuvo el balón, le penalizó el mal partido de Saúl, que fue un flan durante todo el primer acto. Si no se vio superado por el partido, lo pareció. De una pérdida suya llegó la primera gran ocasión del partido, muy al final de la primera parte. Sergio Ramos, que le comió la tostada varias veces, olió sangre, robó en la frontal y la jugada terminó en un mano a mano de Cristiano. Se agigantó de nuevo la figura de Oblak en el disparo del portugués.

Antes de esa jugada no había pasado casi nada en las áreas. Empezó mandando más el Madrid y con el paso de los minutos se fue asentando el Atlético. Había mucho miedo a cometer errores de bulto, mucha atención a la segunda jugada y al juego aéreo. Ninguno quería quitarse el corsé por miedo a quedarse en cueros. Chicharito, que cumplió más que bien, dio trabajo a Godín y Miranda y dispuso de un par de remates dentro del área. En el otro lado, Koke mandó alto un rechace de Casillas y Gámez probó suerte desde la frontal, con Casillas bien colocado. Oblak, antes de su paradón a Cristiano, metió una buena mano en una falta del propio astro portugués.

La segunda parte empezó como terminó la primera: con una buena ocasión del Madrid. Isco filtró su primer buen pase del partido al desmarque de Chicharito, que estaba en fuera de juego pero el linier no lo vio, y el disparo del mexicano, que había superado a Oblak por arriba, se marchó fuera, excesivamente cruzado. Fueron unos minutos en los que sufrió el Atlético y el Madrid realizó varios remates. Dos cabezazos de Varane y Sergio Ramos salieron demasiado centrados, a las manos de Oblak. Se sucedieron los córners, en su mayoría a favor del Madrid, pero también el Atlético dispuso de alguno.

Pasaban los minutos y no sucedía gran cosa. Crecía el miedo a medida que se acercaba el minuto 90. La eliminatoria estaba en un error, y lo cometió Arda Turan. Con una tarjeta amarilla, el turco fue a un balón dividido con la planta por delante. Brych mostró la segunda tarjeta amarilla y el Atlético se quedó con diez. El cuadro de Simeone se le vino el mundo encima. Había jugado a hacer largo el partido y al final terminó haciéndose largo para él. El Madrid vio la debilidad de su rival y se lanzó a por el gol que le diera la eliminatoria. La tuvo Chicharito, que ganó el cuerpeo con Godín, pero en el mano a mano Oblak estuvo fantástico sacando el remate.

Empezó el asedio del Madrid, con el Atlético resistiendo como podía. Los de Simeone, que antes de la expulsión tampoco es que hubieran asomado demasiado por el área de Casillas, tras esa acción se encomendaron a un ejercicio puramente defensivo. Tan poco fe tenía Simeone en marcar que sacó un tercer central en su tercer cambio, renunciando así a cualquier intento de hacer daño. Sólo había una intención: resistir lo que faltaba y otra media hora más. Demasiado cuando juegas en el Santiago Bernabéu con un futbolista menos, por más que el Madrid tenga bajas. En pleno acoso, Cristiano y James conectaron en la frontal y el portugués, frente a Oblak, prefirió cederle el balón a Chicharito, que marcó a placer. Fue el premio a su muy buen partido. Fue la noche de Chicharito.



link: https://www.youtube.com/watch?v=BfyG_vlCswM
0
0
0
0No comments yet