Check the new version here

Popular channels

Chicharito llega al Real Madrid para "despertar" a Benzema

Antes de la llegada de Adebayor, Benzema había marcado 9 goles en los 28 encuentros. Ysa con ‘Manolito’ en plantilla, Karim marcó 17 goles en 20 partidos
Morata no parecía ser una competencia real al ser un canterano recién ascendido y Benzema encadenó una racha de siete partidos seguidos sin marcar.




Karim Benzema ha empezado la temporada en el punto de mira, una situación que para él es familiar. Todos recordamos el famoso discurso de Mourinho sobre cazar con un perro-refiriéndose a Higuaín, o cazar con un gato-hablando de Benzema-. El francés es un jugador bastante incomprendido. Su calidad está más que demostrada, pero el madridismo solo quiere una cosa del jugador que lleva el ‘9’ en su camiseta, goles.

El madridista empezó esta temporada sin competencia, la marcha de Morata le dejaba como único delantero centro del equipo y, queriendo o sin querer, parece que eso le acomodó, peus no había competencia. Eso es malo para cualquier jugador y en Benzema viene reflejado en sus cifras. En los cinco partidos que ha jugado –Supercopa de Europa, Supercopa de España y liga- solo ha marcado un gol, fue en la primera jornada de Liga contra el Córdoba.

El Madrid precisaba un ‘9’ no tanto para quitar a Bezema, pero sí para despertarle, pues esto ya ha pasado otras veces. El elegido fue Chicharito, que afronta su primer derbi de momento por detrás de Benzema, pero si hace buen papel en los minutos de los que disponga-tanto en este partido como en otros, Karim puede haberse amenazado y cuando ‘el gato’ ve peligrar su puesto se convierte en ‘un león.’

Adebayor fue su primer gran adversario.
Tras una primera temporada muy gris en la que Benzema estaba adaptándose al fútbol español desde el banquillo, Karim partía como delantero titular del nuevo proyecto de Mourinho. Benzema empezó la temporada igual que la actual con un solo gol en los primeros cinco partidos e Higuaín terminó ganándose el puesto de delantero centro en el 4-2-3-1 del portugués.

Pero entonces, ‘El Pipita’ se lesionó. Una hernia discal le dejó en el dique seco ya que tuvo que ser operado. Benzema se quedaba solo, pero Mou no lo permitió, pidió insistentemente otro ‘9’ en el mercado de invierno y llegó Emmanuel ‘Manolito’ Adebayor. El togolés amenazaba a Benzema y el francés resurgió cual Ave Fénix.

Las cifras lo demuestran. Antes de la llegada de Adebayor, Benzema había marcado 9 goles en los 28 encuentros que jugó-una media de 0,32 goles por partido- y ya con ‘Manolito’ en plantilla su promedio subió de manera colosal, en un 50 por ciento. Karim marcó 17 goles en 20 partidos-una media de 0,85 goles por partido-.

Como el daño ya estaba hecho, Mourinho no contó con él ni en las semifinales de Champions ante el Barça ni en la final de Copa, pero a final de temporada presentó grandes números ganando al jugador togolés, que retornó a Inglaterra una vez finalizada su cesión. Benzema logró 26 goles en 48 partidos- una media de 0,54 goles por partido- por encima de la de Adebayor que se quedó en 8 goles en 22 partidos-una media de 0,36 goles por encuentro-.

Higuaín regresó y volvió a ponerle en entredicho
La siguiente temporada, Adebayor se había ido pero volvía ‘el Pipita’ Higuaín, el jugador que le había ganado al carrera en sus primeras dos temporadas en el Real Madrid. Esta vez, Benzema se despertó antes de tiempo y consiguió 3 goles en sus 5 primeros encuentros en la que fue bautizada como ‘La Liga de los records’. Higuaín empezó la Liga como lo había hecho Karim el año anterior, un gol en cinco partidos. Los papeles se invertían.

Analizando al temporada de los dos ‘9’ del Real Madrid aquella temporada, el duelo fue muy interesante. En cifras totales, Benzema jugó 52 partidos e Higuaín, 54. El delantero francés marcó más goles que Higuaín en menos partidos. Mientras que Karim hizo 32, Higuaín se quedó con 26. El francés ganó con una media de 0,61 goles por partido-su mejor cifra desde que juega en el Madrid- mientras que Higuaín se quedó en 26, lo que arroja una media de 0,48 goles por partido.

A Mourinho el salió bien al idea de tener a los dos delanteros enchufados y en competencia-sana por lo que se vio en el campo- pues jugaba uno uo el otro, epro casi nunca juntos. En términos de racha goleadora, también ganó Benzema. Ambos consiguieron marcar en tres partidos seguidos aquella temporada en dos competiciones-Liga y Champions- pero Benzema lo hizo dos veces por solo una de Higuaín.

El duelo global con Higuaín terminó en tablas, pues volvieron a estar en competencia directa en la 2012-13. Podría calificarse su duelo como combate nulo porque fue todo los contrario que en 2012, las cifras no demostraban quién estaba mejor, sino que dentro de lo malo se veía cuál era el menos malo de los dos. Higuaín terminó fuera tras una temporada aciaga para el ataque blanco. Benzema comenzó con 0 goles en 5 partidos-su peor racha en el Madrid- e Higuaín marcó cuatro. En rachas, Higuaín consiguió marcar en 3 partidos seguidos por los dos de Benzema-además en dos competiciones diferentes. En cifra final empataron con una media de 0,40 goles cada uno. Benzema hizo 20 en 50 partidos e Higuaín 18 en 44.

Benzema convirtió los pitos en aplausos enfrentándose a Morata
Tras al marcha de Higuaín, el Madrid le ‘regaló’ otro competidor a Benzema. En esta ocasión se trataba de Álvaro Morata, al que otorgaron ficha de primer equipo tras sus idas y venidas del filial ya la temporada anterior. Era la primera temporada de Ancelotti en el banquillo y aunque Benzema empezó muy bien con cuatro goles en 5 partidos, el francés se acomodó.

Morata no parecía ser una competencia real al ser un canterano recién ascendido y Benzema encadenó una racha de siete partidos seguidos sin marcar. En cada uno de esos partidos acabó siendo sustituido por Morata que se llevaba los aplausos del cambio mientras que Karim era silbado.

Hasta que llegó el Levante-Real Madrid. El encuentro terminó 2-3, pero con un gol salvador de Morata que dio el empate, mientras Benzema veía desde el banquillo la remontada de su equipo se dio cuenta de que Morata se estaba ganando el puesto y los aplausos del Bernabéu. A su vuelta a la titularidad en liga dos encuentros después-pues Ancelotti tenía y tiene fe ciega en él- el francés marcó 6 goles en los siguientes siete partidos volviendo a la senda del gol con un doblete ante el Sevilla. Una vez más, la competencia le había resucitado.

Benzema volvió a ser aplaudido, siguió marcando y consiguió derrotar a Morata en número de tantos y en efectividad de cara al gol en cifras finales de la temporada. 24 goles en 52 partidos, una media de 0,46 para Benzema frente a los 9 tantos en 34 partidos de Morata, que el dejaron con 0,26 goles por encuentro, algo más de la mitad.

Benzema ha ganado a sus competidores en todas las temporadas en las que ha sido titular


0
0
0
0No comments yet