Check the new version here

Popular channels

Cipolletti (RN) 2 - Independiente (Nqn) 1

El final fue albinegro

A los 45' del ST Tello puso el 2-1 definitivo en un duro clásico ante Independiente.




Durante las últimas tres semanas, Domingo Perilli tuvo una preocupación mayor: la lesión de Laureano Tello. Es que en uno de los amistosos que jugó Cipolletti durante la pretemporada, el volante sufrió una lesión en uno de sus dedos y la curación tardó, se hizo larga y tediosa. Finalmente fue al banco ayer, saltó a la cancha en el complemento y le dio la agónica victoria al Albinegro cuando el clásico ante Independiente se extinguía, allá por el minuto 45 del complemento.

El toque a la red de Tello sirvió de catarsis bajo la lluvia para un Cipolletti que dominó buena parte del partido en el debut del Federal A, pero que tuvo en el equipo de Gustavo Coronel, un hueso duro de roer en La Visera.

Para diseccionar este cotejo, tan vibrante como emotivo, peleado y con las energías al límite, hay que partir la historia en dos: un gol a los 9' del primer tiempo y otro a los 4' del segundo. Dos factores determinantes, que condicionaron a uno y otro. Cipolletti salió con todos de los vestuarios y se puso en ventaja después que el aguerrido Ángel Prudencio luchó y ganó una pelota, se la cedió a Mauricio Scaglia –la figura– y el "5" la colgó del ángulo con maestría. Durante los primeros 45' el dueño de casa fue superior en cada centímetro, impuso una presión alta, iniciada desde el sacrificio de los delanteros, y contó con las situaciones más claras. Kevin Guajardo, Prudencio por dos, Marcos Carrasco y Guido Abayián tuvieron sus chances, pero fallaron o chocaron con un Nicolás Peralta sobrio y efectivo.



A la visita le costó hacer pie en la etapa inicial. El sistema táctico 4-2-3-1 sonaba a ofensivo, pero en realidad Manuel Berra siempre luchó solo en el medio y esa zona sensible de la cancha fue de libre tránsito, sobre todo para Scaglia y Guajardo. Además, Mauricio Villa quedó muy aislado en el ataque, siempre superado numéricamente. El Rojo tuvo poco aporte de los jóvenes, sufrió en defensa por los aguerridos Prudencio y Abayián, y bancó las estocadas albinegras por los experimentados (Peralta, Berra y la sabiduría de Porra).

La segunda parte de la historia comenzó justamente en ese minuto 4 del complemento. Un tiro libre, un despeje, Manolo Berra que mete el balón en el área rival, la defensa queda petrificada, Villa dispara, el arquero Facundo Ávila rechaza y Diego Trotta pone el 1-1. Silencio en La Visera. Algún tenue "golllll" de los "infiltrados". Y un partido que volvía a empezar.



La paridad en el marcador actuó de factor psicológico. Cipolletti sintió el golpe y perdió la frescura del primer tiempo. A la vez, Independiente ganó en confianza, levantaron el nivel los marcadores centrales, la zona media se hizo terreno de disputa más pareja y Lalo Porra intentó por momentos desde la conducción.

Mingo Perilli movió el banco y le dio minutos a Tello. Guajardo pasó del carril derecho al ataque y Abayián al descanso de los reemplazados. Cipo intentó recuperar la forma, pero ya no tenía enfrente al conjunto titubeante del inicio. Independiente "maduró" en esos minutos que pasaron de un gol al otro –sobre todo Lucero–, se supo en las mismas condiciones, en la misma categoría.

Guajardo parecía ser la llave para abrir el cerrojo albinegro, y la zurda de Porra encontró algunos espacios, pero le faltó justeza. Guajardo disparó cerca a los 23, Tello probó dos veces desde afuera (una alta y otra ancha) y Porra desaprovechó una buena jugada de Lucero. El murmullo se mezclaba con el agua cuando Guajardo forzó un lateral, la pelota voló, fue rechazada, Scaglia le dio mordida y Tello entró por atrás, ante la siesta de sus "cancerberos", para darle calor a las gargantas albinegras. Cipolletti, uno de los candidatos, empezó con un triunfo. Independiente, si bien cayó, dejó un interesante imagen.









Comentarios fuera de lugar serán eliminados
0
0
0
0
0No comments yet