Comienza la liga BBVA

Esta sábado se pone en marcha la Liga de España con Atlético de Madrid (campeón vigente), Real Madrid y Barcelona como candidatos excluyentes al título. Entre los tres gastaron 350 millones de euros en refuerzos.




Se larga una nueva Liga de España, el torneo que reúne a las máximas estrellas del fútbol mundial. Este sábado comenzará un nuevo torneo con cuatro partidos, pero será el domingo cuando debute el renovado Barcelona de Luis Enrique y Lionel Messi que empezará la carrera por el título. Los catalanes deberán reponerse de una temporada sin resultados con Gerardo Martino al mando. En tanto, Real Madrid, campeón de la Champions, irá por la Liga que en la pasada temporada quedó en las manos del sorprendente Atlético de Madrid de Diego Simeone.

Habrá dos torneos. El de los tres gigantes que lucharán por el título y el del resto: Sevilla, Valencia, Athletic de Bilbao buscarán el cuarto puesto para entrar en Champions; Elche, Córdoba, Levante, Eibar y Granada lucharán por no descender. El resto estará a la expectativa.

Entre Real Madrid, Atlético y Barcelona se gastaron para esta temporada cerca de 350 millones de euros en refuerzos, una cifra inalcanzable para los otros 17 participantes en el torneo.

El campeón, Atlético de Madrid, contrató al croata Mario Mandzukic, el francés Antoine Griezmann y el mexicano Raúl Jiménez para la delantera, más los arqueros Jan Oblak y Migue Angel Moyá. Diego Simeone deberá reemplazar a Diego Costa (marcó 27 goles para alcanzar el título) y al arquero belga Thibaut Courtois, que se fueron al Chelsea de José Mourinho.

"No podemos competir con el Madrid y el Barcelona. Nuestros rivales son el Sevilla, Valencia y Athletic. El objetivo es el tercer puesto. Somos un nuevo equipo", argumentó Simeone con su modestia reiterativa. La misma estrategia que utilizó en el torneo pasado.

Real Madrid -otra vez- rompió el mercado con las contrataciones del alemán Tonu Kroos y del colombiano James Rodríguez. Además de la llegada del arquero que brilló en el Mundial para Costa Rica: Keylor Navas, que peleará el puesto nada menos que con Iker Casillas. Mientras cuenta con Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale (entre muchos otros), el entrenador Carlo Ancelotti espera que se resuelva la situación de Angel Di María y Sami Khedira.

"Tengo una plantilla más fuerte que el año pasado", confesó Ancelotti. Es decir, un equipo más potente que el que ganó la Liga de Campeones.

Pero nadie cambió tantas piezas como el Barcelona. Empezando por su técnico, que ahora es Luis Enrique, y continuando por las salidas de jugadores legendarios como Víctor Valdés, Carles Puyol, Cesc Fábregas o Alexis Sánchez, entre otros. A cambio llegaron muchos futbolistas: el arquero chileno Claudio Bravo y el alemán Marc-André Ter Stegen; más Thomas Vermaelen, Jeremy Mathieu, Rafinha, Ivan Rakitic y el fichaje estelar del uruguayo Luis Suárez, aunque no podrá jugar hasta el 25 de octubre por la sanción de la FIFA tras morder a Giorgio Chiellini en el Mundial.

El Barcelona tiene la máxima presión por una razón básica: no puede permitirse otra temporada sin títulos importantes tras la revolución efectuada en el plantel: "La línea será la de formar un equipo, que sumemos todos. No tengo duda de que si lo conseguimos, y cada uno se mete en el papel que le corresponde, vamos a conseguir cosas importantes", afirmó Luis Enrique.

El domingo, Barcelona recibirá a Elche; mientras que el lunes Real Madrid debutará en el Bernabéu ante Córdoba y Atlético de Madrid visitará al Rayo Vallecano. Listos, preparados...