Popular channels

Con más corazón que fútbol invicto y puntero

En una cancha imposible para jugar por la intensa lluvia, el Millonario no jugó bien el Superclásico, pero logró llegar a la igualdad con un acierto vital de Gallardo, que puso a Pezzella de centrodelantero y metió el tanto del empate.

Punto y punta. En un partido que no se pudo analizar por el pésimo clima que motivó el mal juego, River sacó un empate que le permitió quedar como único líder del campeonato.

A River le salió poco y nada en el primer tiempo. Le llegaron una vez y le hicieron un gol y luego, mezcla de mala suerte y falta de puntería, no pudo igualar pese a tener cuatro situaciones clarísimas.

Primero, Teo Gutiérrez la bajó de pecho en el área chica en vez de cabecear al arco. Luego, Mercado estrelló un remate casi perfecto en el palo. Para colmo, faltando 7 minutos para el descanso, Mora erró un penal.

En la segunda parte, el campeón se desesperó y no logró hacer valer el hombre de más. Pero Gallardo demostró sus cualidades para acertar con los cambios y metió a Germán Pezzella de nueve. ¿El resultado? El central igualó el partido cuando parecía que se le escapaba al Más Grande.

River pudo ganarlo con Boyé -a no caerle, es un pibe-, pero también estuvo cerca de perderlo con un mano a mano de Chávez que Barovero logró desviar.

El Superclásico terminó en empate. No fue el resultado que esperaba River, pero en un partido totalmente desvirtuado se conservó el invicto y la punta, lo cual no es poco
0
0
0
0No comments yet