Check the new version here

Popular channels

Con Orion como figura, Boca pasa a cuartos de final

Boca y Capiatá definieron la serie de la Sudamericana por penales. En Paraguay, se impuso por 1 a 0, con gol de Calleri, y fue 4-3 en la definición; Orion la gran estrella de los penales, atajó dos y convirtio su gol; Cerro Porteño, el próximo rival; los xeneizes jugaron con uno más la última media hora.



Después de la catastrófica noche que vivió en La Bombonera, Boca arribó a Paraguay para revertir el 1 a 0 adverso que le había propinado el Deportivo Capiatá, en la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Boca sudó para pasar a Capiatá en Asunción: ganó 1-0 con gol de Calleri a los 28' del ST y después, en los penales, el héroe fue el arquero: metió el sexto y después atajó pasa parar a cuartos, contra Cerro Porteño.


Ahí está Boca, nomás. Con el puño apretado del Vasco Arruabarrena, con el “¡vamos carajo!” que sonó en el vestuario. Mucho sufrimiento para el paso a cuartos contra un rival pobre pero que exigió en lo anímico y en lo futbolístico. Pero qué le importa hoy a Boca después de esta clasificación por penales. Erró Chiqui Pérez, también Colazo, pero el héroe fue Orion: se hizo cargo del sexto penal, hundió a su arquerito rival y después tapó para el festejo en Luque. Desahogo total después de una semana difícil por la derrota de la semana pasada en la Bombonera contra un equipo que no tenía nada que perder.

Mereció pasar Boca, lo hizo en buena ley. Generó muchas chances de gol en la Bombonera pero perdió por un gol en contra. Y apretó muchísimo en Paraguay para el 1-0, aunque cómo le costó. Recién a 20’ del final la pudo empujar Calleri, después de que Chávez le errara varias veces al arco y de que le faltara profundidad. Era un momento de tensión porque si bien era más que Capiatá, no podía embocarla, hasta que el ex All Boys le dio algo de tranquilidad. Arruabarrena mandó a la cancha a Martínez, a Gigliotti, a Acosta, atacó con todo para tratar de zafar de los penales, pero el 2-0 no llegó.

Y entonces a la ruleta de los penales, a sufrir desde los 12 pasos. Y ahí hubo que remarla porque en un momento se estuvo abajo, pero lo remontó de la mano de Orion. El arquero se hizo cargo del sexto y después le puso el broche tapando un zapatazo. Y a festejar con el entrenador de arqueros alambre de por medio, para agradecerle por los consejos; a darles las camisetas a los hinchas que bancaron en los 90. A celebrar porque Boca, como pudo, sigue vivito y coleando en la Sudamericana. Y ahora la semana que viene recibe a Cerro.
0
0
0
0No comments yet