Canales populares

"Contra la Argentina tendremos una chance"

A pocos días del repechaje por la Davis, el israelí Dudi Sela analiza el choque y advierte: "Yo estoy con confianza"



A menos de dos semanas de una serie crucial por la Copa Davis, Dudi Sela dejó el US Open con un triunfo y una derrota. La buena, para él, fue la victoria en cuatro sets sobre Carlos Berlocq, posible rival en el primer día de la serie contra la Argentina, en Sunrise, por el repechaje del Grupo Mundial; la mala fue la amplia derrota que sufrió ayer, por la segunda ronda, frente al búlgaro Grigor Dimitrov, por 6-1, 6-2 y 6-2. Sela, de 29 años, mide 1,75m, es 83º del ranking, y es la principal carta israelí para vencer a nuestro país y meterse en la máxima categoría de la Davis. Esa es su ilusión.

¿Cómo juega Dudi Sela? Tiene un muy buen revés de una mano, y puede complicar con el slice; como suele suceder con los jugadores de su estatura, apela a la rapidez de desplazamientos y a la variedad de recursos para compensar el déficit de potencia. Berlocq lo desbordó en los primeros games, cuando le jugó con peso y profundidad, pero el de Chascomús se desordenó en su juego, y el israelí aprovechó al máximo cada equivocación para dar vuelta el encuentro. Como Berlocq, Sela también sabía que este duelo era un posible anticipo copera, en una superficie similar a la que se jugará en Sunrise. "No lo quería pensar, pero después del primer set me dije: Seguro que si me gana lo van a poner como mi rival en la Copa Davis. Ahora no sé, él es un gran jugador y un gran muchacho, pero no sé quién va a jugar por la Argentina. Yo estoy con confianza. En estos meses jugué muy bien en la gira por Estados Unidos, llegué a la final en Atlanta, a cuartos en Bogotá e hice algunos otros buenos torneos", señaló en una de las salitas de prensa, con mayoría absoluta de periodistas argentinos.

Más allá de que el martes próximo se anunciarán oficialmente los planteles, los únicos confirmados por ahora son Sela y el doblista Jonathan Erlich, nacido en Buenos Aires; las dudas pasan por Amir Weintraub, operado en la ingle hace unas semanas, y Andy Ram, que fue compañero de dobles de Erlich durante varios años (ganaron el Abierto de Australia, en 2008), pero que no juega desde la serie copera de abril pasado, frente a Eslovenia. En todo caso, Sela advirtió: "También vendrán Tal Goldengoren (696º del ranking) y Bar Botzer (742º). En caso de que alguno no pueda jugar, entrará uno de ellos". El panorama se aclarará dentro de unos días, pero por ahora, persiste la nebulosa sobre la formación israelí.

-¿Cómo van a ser las canchas en Sunrise?

-No estuve allí últimamente, creo que serán un poco más rápidas que las del US Open. Si me preguntaran a mí, las haría más rápidas (se ríe).

-¿Es mejor para la Argentina que la serie no se juegue en Israel?

-Por supuesto. En Israel, tenemos un público increíble, como creo que es en la Argentina. Alientan y empujan mucho al equipo. Siempre jugamos a estadio lleno y lo hubiéramos jugado bajo techo para que se sintiera más. Seguramente habríamos tenido 10.000 personas el viernes y el sábado. La Federación, sin duda, pierde mucho dinero con esta mudanza. Igualmente, creo que en Sunrise habrá mucha gente de la colectividad judía que vive en Florida, y algunos israelíes que vienen a Nueva York y pueden estar. Igual, también habrá varios argentinos.

-¿Estabas de acuerdo con la decisión de mudar la serie a Sunrise?

-No, no me gustó, yo quería jugar en Israel, pero es complicado, lo sé. Aunque en este momento hay un cese del fuego, está más tranquilo.

-¿Cómo vivís ese ambiente de conflicto cada vez que te toca volver a casa?

-Es duro, sobre todo para mi familia. Durante mucho tiempo no se podía controlar la situación. En Tel Aviv, donde vivo, la gente se siente un poco nerviosa, estresada, pero se está tratando de encontrar una solución. Este año se iba a jugar un torneo de ATP allí; era algo muy bueno, en un gran lugar, al lado de la playa; era de categoría 250, pero con premios de un 500. Esperamos que se haga el año próximo.

-¿Qué sabés del equipo argentino?

-Sé que Leo Mayer está en muy buena forma. Juega bien en todas las superficies, incluso en pasto. Mónaco tiene mucha experiencia y es un muy buen jugador y probablemente estén en el dobles Zeballos, y tal vez Mayer. En los pronósticos, la Argentina es favorita. Pero en la Copa Davis cualquier cosa puede pasar, tenés todo un equipo detrás de vos; seguramente, contra la Argentina tendremos una chance. Weintraub no está jugando ahora, pero él va a entrenarse toda la semana conmigo. Y para la Argentina creo que es lo mismo. A ellos les gusta jugar la Copa Davis, es una tradición. Trataremos de elegir la mejor superficie para nosotros y esperaremos el apoyo de la gente.

HALEP, A CASA

Entre las pocas sorpresas, se destacó la caída de Simona Halep, la número 2, superada por la croata Mirjana Lucic-Baroni, de 32 años, 119» y entrada desde la qualy, por 7-6 (6) y 6-2; también se despidió Venus Williams.

MAYER CON NISHIKORI, UN GRAN DESAFÍO

NUEVA YORK (De un enviado especial).- Una vez más, tal como pasó en Roland Garros y en Wimbledon, a Leonardo Mayer le toca el papel de ser el último argentino en acción en los singles del US Open. El correntino, 23er favorito, intentará llegar por primera vez en su carrera a los octavos de final del Abierto de los Estados Unidos, pero para ello deberá superar al japonés Kei Nishikori (10º), en el primer encuentro de la jornada de hoy, a las 12 de nuestro país, en la cancha 17. Será el segundo partido entre ambos, luego del que protagonizaron hace un año en Wimbledon, con victoria del asiático en sets corridos.

"No me voy a presionar. Lo lógico sería que él me gane. En el ranking está mejor que yo, pero hay que jugar", anticipó el Yacaré. "Ya nos conocemos, sé que tiene un gran servicio, una gran derecha y muy buenos golpes, así que es un adversario muy peligroso", expresó Nishikori, que es entrenado por el argentino Dante Bottini.

DELBONIS Y LA FALTA DE EXPERIENCIA

NUEVA YORK (De un enviado especial).- Federico Delbonis busca más regularidad, con la certeza de que una mayor consistencia en el juego se trasladará a los resultados. Ayer, dentro de un partido con muchos altibajos, en el que dejó pasar varias chances -llegó a estar 4-2 en el tercer set- perdió por 6-4, 3-6, 7-5 y 6-1 con el francés Gilles Simon.

"Me quedan algunas sensaciones positivas porque jugué agresivo, que es lo que quiero, pero perdí, con varios baches, y eso es negativo. Me falta experiencia, jugar más partidos en esta ronda de Grand Slams. Estas cosas suman, hay que seguir trabajando. Si te conformás con lo que tenés, es imposible que mejores o des un salto importante", contó. También se refirió a la próxima serie de Copa Davis. "Los cinco jugadores que vamos queremos estar adentro del equipo; yo tengo muchas ganas de estar entre los cuatro, aunque ya ser designado es un mérito", comentó el zurdo de Azul..
0
0
0
0No hay comentarios