Check the new version here

Popular channels

Contrato basura para Ronaldinho

Cuando rompió con el Atlético Mineiro su hermano especulaba con una firma de récord y la marcha a la MLS... hoy la montaña de dólares se ha evaporado



Ronaldinho es un valor a la baja. Con 34 años, y un 2014 muy irregular (nada que ver con las dos temporadas anteriores), el ex del Barça está cerca de fichar por el Palmeiras. Roberto de Assis, su hermano y representante, negocia su incorporación, y, como es costumbre, pidió el oro y el moro: un salario mensual de 135.000 euros (alto para los patrones brasileños), el 50 por ciento de los nuevos patrocinadores, 10 por ciento de las rentas de los partidos y un bonus por productividad.

La contrapropuesta del 'Verdao' fue un cubo de agua fría a las pretensiones del 'Hermanísimo': la mitad del salario pretendido y un bonus por productividad. Lo del porcentaje en el taquillaje está descartado y lo de los nuevos patrocinadores se estudiaría. Ronaldinho aspiraba a un contracto galáctico, como en el que su día Ronaldo firmó en el Corinthians, y le han puesto delante uno basura, sujeto al rendimiento deportivo.

El Palmeiras quiere cubrir las espaldas, ya que es una incógnita saber cuál va a ser el verdadero rendimiento del crack, que lleva sin jugar partidos oficiales desde mayo. Y lo peor, desde que se desvinculó del Atlético Mineiro, por mutuo acuerdo, lleva casi un mes de vacaciones, con todo lo que esto implica en su archiconocido estilo de vida.

El Palmeiras quiere que el delantero firme un contrato de un año, hasta la mitad de 2015. En este punto hay también diferencias, Ronaldinho pretende tener un paso 'exprés' por el Palmeiras y quedar libre en diciembre, cuando termine el actual Brasileirao. Así podría llegar con la carta de libertad a Estados Unidos, donde acabaría colgando las botas.

A pesar de las diferencias, el crack es un "sueño bien real", como apuntaba ayer la prensa paulista. El Palmeiras, que precisamente ayer cumplió los 100 años, pasa por otra temporada tormentosa, con el fantasma de un tercer descenso a la Serie B sobrevolando el club. La llegada de Ronaldinho sería una inyección de autoestima para la castigada y fanática 'torcida' verde. Un regalo para el Centenario, por eso, el número que llevaría en su camiseta verde sería el 100, aludiendo a la efeméride.

El 'Hermanísimo' quiso montar una de sus célebres subastas, y ofreció a Ronnie de forma indistinta al Fluminense, al Santos, al Corinthians e incluso al Gremio, su club de origen, pero nadie mordió el anzuelo. Solo el Palmeiras lo hace... pero con condiciones.
0No comments yet