Popular channels

Copa Libertadores o Champions League? Arjona tambien acota

"Si el norte fuera el sur" es el título de una canción de Ricardo Arjona, en la cual relata como sería la vida de sudamericanos y norteamericanos si invirtieran sus ubicaciones geográficas.

De la misma manera podemos jugar a imaginar por un rato como sería nuestra realidad si los gigantes de América del Sur abandonaran la Copa Libertadores para disputar la Champions League.

Claro, alguien mas aventurado querrá invertir suerte como país en sí mismo, en materia económica, política y social, pero vamos a proponer estas líneas, como el blog demanda, a lo meramente futbolístico.

Para empezar a la hora del sorteo tendríamos un panorama preciso de los rivales a enfrentar en el grupo. Es decir, dejaríamos de basarnos en supuestos, en un esquema que al finalizar la transmisión televisiva oficial, se asimila muchísimo al de una batalla naval.

En el vergonzoso ejemplo más reciente, el grupo 2 fue el más perjudicado, en el cual no había cabeza de serie, sino que Deportivo Táchira de Venezuela debía enfrentarse a un temible grupo conformado por ¿Argentina 3, Paraguay 2, y ganador 4 entre Deportivo Anzoategui y Ecuador 3?

Vale destacar la sorprendente aparición de 3 nuevos peces gordos, vacante 1,2 y 3, que representó a los equipos peruanos en duda hasta último momento (finalmente se les permitió participar).Con este tablero sobre la mesa es complicado despertar la expectativa de los fieles seguidores.

En contrapartida la máxima competición del mundo a nivel de clubes propuso en su fase inicial grupos tales como el D, entre Liverpool, Atlético Madrid, Olimpique de Marsella y PSV (Lindo sería que, por ejemplo, River Plate reemplace a alguno).O bien al H, que enfrentó a dos gigantes como son Real Madrid y Juventus, podríamos fabular con incluirle a Boca Juniors y San Pablo, o bien el Colo Colo y Peñarol, etc.

Más de una vez se han hecho intentos por lograr una especie de campeonato mundial de clubes, pero ha fracasado por interés, por distancia, por incomodidad, entre otras razones. También la Copa Intercontinental no terminó de cerrar el concepto, enfrentando a dos clubes que viajaban miles de kilómetros para disputar 90 minutos con mayores intereses económicos que deportivos.

Así uno sueña con la misión imposible de ver al equipo de sus amores en una liga tan competitiva y organizada bajo todo punto de vista, comenzando con un detalle que parece menor pero que demuestra la importancia y exquisita calidad de la competición. Me refiero al himno que suena antes de cada partido, emocionando y generando la expectativa de espectadores, televidentes y protagonistas del evento.

La UEFA ya tiene destinadas las próximas cuatro sedes que albergarán la única y anciada cita final, a la que cada hincha y jugador, del más humilde y del más prestigioso equipo, sueña asistir a fines del mes de mayo. Al mismo tiempo el organismo rector del fútbol europeo está siempre seguro de que dicho evento contará con un lleno total (más de 20 mil espectadores por bando emprenderán el viaje, en caso de ser necesario, algo inimaginable en América), y millones de euros en juego, televisación, venta de localidades, publicidad y merchandising.

Es que ni Arjona imaginó semejante utopía y se quedó cortó diciendo que "al diablo las geografías se acabaron las fronteras". Y es que en este caso nos divide un océano entero, y diferencias económicas, organizativas, institucionales, cualitativas...

Pero bueno, al menos fabular estos minutos no nos costó nada!



0
0
0
0No comments yet