Check the new version here

Popular channels

CR7: "Estoy perfecto, quiero ganar las 2 supercopas"



Cristiano Ronaldo está a tope, quiere ganar las Supercopas y el Balón de Oro», dice el cuerpo técnico del Real Madrid. El portugués está «enchufado y va a por todo, a por otra Champions y la Liga». Sabe que se juega el título de mejor jugador del mundo en estas dos finales.

Se lo tenía callado. Lo fraguaba en secreto. En su intimidad. En unas vacaciones de verano que nunca lo han sido, porque no ha dejado de entrenar. Cristiano Ronaldo disputó su último partido de competición el 26 de junio, frente a Ghana, y desde entonces comenzó un mes de supuesto descanso durante el cual ha planificado un trabajo de recuperación de la tendinitis rotuliana que sufría en la rodilla derecha. Acompañado por Antonio Gaspar, su fisioterapeuta de confianza, y por otros profesionales, el Balón de Oro continuó una labor constante, diaria, con sesiones en agua y ejercicios en el gimnasio para superar los problemas en su articulación. Desde el Real Madrid se le aconsejaba entonces que descansara dos meses, que no disputara las Supercopas y que debutara en la Liga. El futbolista sabía muy bien lo que hacía. Comenzó la pretemporada con el club el 26 de julio, justo un mes después de marcar su gol a Ghana. Aumentó paulatinamente la carga de trabajo, de manera suave. No jugó los dos primeros partidos amistosos en Estados Unidos. Se ejercitaba físicamente en solitario. Solo disputó diecisiete minutos frente al Manchester United, el domingo pasado. El equipo evidenció la falta de gol, ausente el portugués. La plantilla regresó a Madrid y CR7 continuó su puesta a punto individual desde el mismo lunes. Y dejó claro a Carlo Ancelotti sus metas. «Quiero ganar las dos Supercopas, estoy perfecto». El mejor jugador del mundo es el principal candidato a ganar el próximo Balón de Oro y se juega buena parte del galardón en estas dos finales.

El entrenador comprende que no puede frenar a su estrella. Su ambición es insuperable. Contagia. El jugador portugués lo tenía todo pensado. Ha aumentado progresivamente su carga física de trabajo hasta el máximo para llegar en forma a la final de Cardiff. En su calendario particular había grabado esa fecha, 12 de agosto, cuando desde el club se le pedía, en junio, que descansara hasta finales de agosto.

El equipo le necesita. La preocupación por las molestias que CR7 sufrió durante la pasada temporada, confirmadas en el Mundial, tenían en alerta permanente al cuadro médico del Real Madrid. Respiraron, la verdad, cuando el luso acabó su periplo en Brasil sin mayores problemas que la sobrecarga de otros tres partidos. Un mes después, esas sensaciones han cambiado de forma radical. El equipo le necesita. La pasada temporada anotó 51 goles en 47 partidos. Su promedio a lo largo de cinco años en el Real Madrid temporadas es de 50,4 dianas por temporada. (Ha protagonizado 252 tantos en 246 partidos). El estilo de juego del conjunto se ha acostumbrado a ganar con él. Con un artillero que juega de extremo izquierda retrasado para aprovechar su velocidad y que se escora hacia el centro cuando Benzema se sale del área para combinar, precisamente, la jugada decisiva.

En la pretemporada norteamericana se ha notado la baja de Cristiano en los encuentros amistosos. Tampoco estaban Benzema, Di María, Khedira, Kroos y James. Es un año especial, con la secuela de la Copa del Mundo, y era prioritario que los futbolistas descansaran. Por todas estas circunstancias, las injustas críticas al equipo al perder los tres encuentros de la gira, cuando faltaban tantos hombres fundamentales del ataque, no han gustado en el vestuario. Cristiano, Bale y el resto del equipo quieren responder en la hora de la verdad, en una final europea.

Hacedor de plusmarcas, Ronaldo también desea ganar la Supercopa de Europa porque no consta en su nutrido historial. También quiere levantar el Mundial de Clubes con el Madrid, después de obtenerlo con el Manchester United en 2008. Son los únicos trofeos que le quedan por festejar en la casa blanca. con el club español Su integración a la dinámica de entrenamientos con todo el equipo, esta semana, ha sido su mensaje efectivo para decir que se encuentra en plenitud física para disputar la final de Cardiff. El portugués irradiaba optimismo. Ha convencido a Carlo Ancelotti, a Fernando Hierro, a Paul Clement y a Giovanni Mauri. El antiguo central madridista, Hierro, conoce bien esas sensaciones. Él fue un referente de ese espíritu ganador del equipo desde 1989 a 2003. No se puede parar a un futbolista con la voluntad triunfadora de Ronaldo.

Ronaldo se echa al equipo a la espalda para acabar con las dudas externas, nunca internas, y empezar la campaña con la moral que conceden los títulos. Es el estandarte del equipo y debe expandir su confianza plena a todos los jugadores. El portugués piensa en siete títulos, los seis relativos al equipo y el Balón de Oro individual, y da un paso al frente con un claro mensaje: quien golpea primero golpea dos veces. Conseguir dos títulos en agosto otorga la mejor dosis de tranquilidad para abordar la Liga y la Undécima. Los líderes del plantel han hablado con todo el grupo de la necesidad de ganar para enseñar ante los rivales europeos y españoles el potencial de este equipo con los fichajes de James, Kroos y Keylor. El colombiano y el alemán debutarán el martes en Cardiff. Frente al Sevilla reaparecerán en el once titular Benzema y Cristiano. El resto de jugadores también han adquirido esta semana, con algunas sesiones dobles, el estado de forma necesario para atacar la Supercopa de Europa a un buen nivel.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New