Check the new version here

Popular channels

cr7 una máquina de titulos y goles el mejor del mundo




EL PORTUGUES AHORA RECUPERADO AL 100% LA SEGUIRA ROMPIENDO EN EUROPA Y EMPEZO CON PIE DERECHO GANANDO UN TITULO CONTINENTAL ANOTANDO DOS GOLES...

AHORA REAL MADRID ESPERA POR EL DEBUT DEL COLOMBIANO JAIM GONZALES...






El Real Madrid, campeón de la Supercopa de Europa
Dos goles de Cristiano Ronaldo siven para que su equipo derrote al Sevilla (2-0) en Cardiff

Apenas lleva unos días entrenando al máximo tras un inicio light de pretemporada, recuperándose de sus molestias en la rodilla. Lo que no impide que Cristiano Ronaldo siempre de el do de pecho cuando se le requiere. Él solito se bastó, en asociación con el potente Bale y el clarividente Kroos, para derrotar al Sevilla (2-0) y hacer que el Real Madrid se proclamara campeón de la Supercopa de Europa.
El portugués, el estilete perfecto, sobresale en cualquier circunstancia, en el momento adecuado. Si su equipo juega al contragolpe, el se divierte con sus potentes carreras. Si los blancos apuestan por el juego más pausado, ahí está Cristiano para desmarcarse o regatear. Y siempre acaba tirando, eso no ha cambiado con el paso de los años y tampoco es que le haya ido mal.
Su estilo es el que se impone en el Real Madrid. Juegue quien juegue, fiche Florentino Pérez a quien fiche, Cristiano Ronaldo siempre es determinante. El luso, además, deseaba especialmente ganar la Supercopa de Europa, uno de los pocos títulos que le faltan a su palmarés. A su lado, Gareth Bale en plena forma, con sus continuas galopadas por la banda. Y a ambos los completa Benzema, el nueve perfecto para el conjunto blanco por los espacios que habilita para sus compañeros de ataque.
Aún calibrando las fuerzas en este inicio de temporada, parece evidente que el poder de la BBC con espacios es mucho más determinante que el fútbol más pausado que representan Toni Kroos y, sobre todo, James Rodríguez. El colombiano, que fue titular en la medular junto al alemán y a Modric, fue el que más desentonó pese a dejar pequeños detalles de su talento.
Kroos, en cambio, jugó con la tranquilidad y jerarquía de todo un campeón del mundo. Su habilidad en la distribución hizo olvidar la ausencia del sancionado Xabi Alonso. El exjugador del Bayern prácticamente no erró un pase, eligió siempre de forma acertada y con rapidez. El Sevilla poco pudo hacer para frenar las infinitas variantes ofensivas que encontraron los blancos.
Khedira fue descartado y Di María se quedó en el banquillo. Así que el Real Madrid jugó sin ningún centrocampista defensivo puro. Y tampoco lo necesitó. Ramos, Pepe, Carvajal y Coentrao se bastaron para controlar a un rival que concentraba todo su fútbol de ataque en los pies del joven Denis Suárez, destinado a ocupar el hueco que ha dejado Rakitic.
El centrocampista gallego cedido por el Barça asumió una tremenda responsabilidad. Mostró calidad y buenas maneras, aunque algunas pérdidas en campo propio dieron alas a los peligrosos contragolpes del Real Madrid. El Sevilla aguantó sólo una mitad, diluyéndose tras el descanso.
Ya antes de comenzar, a Unai Emery se le generó un duro contratiempo cuando tuvo que descartar a Alberto Moreno. No era cuestión de arriesgar el físico del lateral, sobre todo porque acababa de cerrar su traspaso al Liverpool. El veterano Fernando Navarro fue el titular y se las tuvo que ver con Bale.
El galés fue quien mandó el centro para que Cristiano Ronaldo lograra su primer gol. Balón perdido del Sevilla, cabalgada del británico, pase al segundo palo y remate del luso para vencer la resistencia de Beto. Los andaluces quería hacer daño al contragolpe pero se veían sorprendidos precisamente por esa misma estrategia.
Viendo este primero partido serio de la temporada, se hace muy difícil creer que el Real Madrid vaya a cambiar su forma de jugar, que deje de dar preeminencia a la velocidad de sus delanteros para cargar más el juego sobre sus talentoso medio campo. Cristiano y Bale generan tantos acciones de peligro cerca del área, provocan tantas acciones a balón parado, que permiten a su equipo gozar de múltiples oportunidades en cada partido.
En la reanudación, Cristiano aprovechó otra de sus apariciones para dar la estocada final a un Sevilla que prácticamente ya no reaccionó. Combinación con Benzema y disparo con la izquierda para batir de nuevo a Beto y a sus flojas manos. Emery movió el banquillo, aunque no encontró una respuesta positiva de sus jugadores, poco confiados en sus posibilidades de remontada.
Y las pocas ocasiones que tuvo el cuadro andaluz las solventó con éxito Iker Casillas, quien salvó su primer matchball en su carrera para recuperar la condición de indiscutible bajo los palos del Real Madrid. Seguro que sumara el hecho de que el capitán blanco no pierda una final desde hace 14 años.
0
0
0
0No comments yet