Check the new version here

Popular channels

Crisis en Platense: separaron a 11 jugadores

Por bajo rendimiento, quedaron afuera Kuszko, Molina Fariña, Carrasco, Peyrán, Quiroz, Obregón y Monsalvo, entre otros. Soldavini asumió como presidente y dijo: “Hay un déficit de $ 300 mil al mes y evaluamos un equipo más barato”.





Platense es un club que está buscando rearmarse luego de que Pedro Vilariño renunciara al cargo de presidente hace un mes. Roberto Soldavini, quien en su momento fue su vicepresidente 1°, es quien lo sucede en el cargo y asegura: "Nos encontramos con un plantel que cuesta $ 800 mil por mes y lo que llegamos a cubrir con sponsors y cuotas sociales son $ 500 mil. Tenemos un déficit de $ 300 mil y evaluamos un plantel más barato en diciembre si no conseguimos un nuevo sponsor para solventarlo. Antes ese dinero lo ponía Pedro (Vilariño), pero ahora que se fue tenemos que buscar una nueva forma de generar recursos".

El tema económico no es el único que afecta a Platense. En los últimos días el club separó del plantel a 11 jugadores que no serán tenidos en cuenta por el resto del campeonato: Agustín Pérez (arquero), Agustín Cattaneo (defensor), Javier Carrasco (mediapunta), Leonardo Kuszko (volante ofensivo), Diego Molina Fariña (mediapunta), Martín Peyrán (enganche), Facundo Quiroz (volante), Lucas Chieffo (volante) Sebastián Obregón (delantero), Damián Monsalvo (delantero) y Darío Leguiza (defensor). A todos se les pagará el sueldo hasta diciembre, pero entrenarán por su cuenta con un médico y un preparador físico del club en horarios alternativos al resto del plantel. "La decisión se tomó porque había una serie de jugadores que no estaban rindiendo y con los juveniles que subió Rukavina teníamos un plantel muy amplio y era necesario acortarlo para que se pueda entrenar de una manera más ordenada", detalla Soldavini. Esta decisión generó algo de malestar en parte del plantel, al que se le adeuda un mes y medio de sueldo. "Estamos debiendo la mitad de julio y todo agosto, es algo normal en la B Metropolitana, estuve hablando con varios dirigentes en la reunión de la Divisional y algunos clubes le deben dos meses o más a sus jugadores", explica Soldavini.

Ni bien asumió su cargo, el flamante presidente –a través de la Comisión Directiva– ratificó a Mariano Rukavina como entrenador, que hasta ese momento era el DT interino del equipo. En cuanto a la situación de Rukavina, Soldavini opina: "Mariano esta confirmado hasta fin de año, tenemos toda la confianza depositada en él. No contamos con dinero para traer otro entrenador, preferimos utilizar el dinero del contrato del Gallego (Méndez) y su cuerpo técnico para cumplirle a los jugadores que están. El que tenía la billetera –por Vilariño– se fue: nosotros nos tenemos que manejar con los ingresos genuinos del club".

En cuanto a la actualidad futbolística del equipo, el presidente Soldavini opina: "Se perdieron muchos partidos y los de arriba sacaron una diferencia de puntos importante, pero tengo la ilusión de que el equipo empiece a conseguir mejores resultados y quedar en puestos de Reducido para luchar por el segundo ascenso a la B Nacional". Cuando renunció Vilariño y Soldavini asumió el cargo vacante por ser el primero en la lista de sucesión muchos medios especularon con que iba a llamar a elecciones para definir a un nuevo presidente. "Creo que hubiera sido injusto llamar a elecciones, esta es una Comisión Directiva que viene trabajando hace mucho tiempo, tuvo continuidad, y además fue reelegida. No entramos por la ventana y nos quedan dos años y tres meses de mandato", cierra Soldavini.




0
0
0
0
0No comments yet