Check the new version here

Popular channels

Cristiano Ronaldo continúa siendo el Rey



eis años después de perderlo en la única ocasión que había tenido hasta ahora para ganarla, Cristiano Ronaldo consiguió, por fin, el único título de clubes que le faltaba en su colección. La victoria del Real Madrid ante el Sevilla -la primera Supercopa de Europa de los blancos desde el 2002, cuando ganaron al Feyenord- permite al de Madeira completar un palmarés impresionante que ha ido ampliando con el Sporting de Portugal, el Manchester United y el propio Real Madrid.

Con los ingleses pudo ganar la Supercopa en el año 2008, pero una operación de tobillo le impidió jugar. Tras vencer unos meses antes por penaltis al Chelsea en la final de la Champions jugada en Moscú, donde marcó un gol de cabeza, fue un equipo ruso en que le apartó de coronarse, desde la distancia, en el Louis II de Mónaco. El Zenit de Arshavin, Danny o Pogrebniak, campeón de la Copa de la UEFA, ganó por 1-2 y evitó que los 'Red Devils', que meses después vencieron en el Mundial de Clubes, completaran un triplete internacional.

Por eso quería desquitarse en Cardiff. No es que le haga falta 'excusas' para alimentar su ambición, pero tenía la espina del 2008 clavada. Y el Sevilla lo sufrió sobre el césped. El delantero portugués no sólo metió los dos primeros goles, sino que estuvo presente en la mayoría de jugadas de ataque del Real Madrid, su entrega no dejó dudas y además demostró que no importa que casi no hubiera jugado desde el Mundial de Brasil: sigue siendo el jugador más decisivo que tiene Carlo Ancelotti en la plantilla. El premio al mejor jugador del partido se lo entregó un viejo conocido: su entrenador en el Manchester United, Álex Ferguson, con el que se mostró muy cariñoso.



"Ha sido un momento muy especial. Todavía no tenía esta copa en mi currículum y la quería mucho. El equipo ha estado muy bien, estamos de enhorabuena, empezamos la temporada de la mejor manera, ganando un título. Ojalá sea así toda la temporada", dijo en declaraciones a TVE nada más terminar el partido.

Todo estaba listo para que Gareth Bale fuera la estrella de la noche: jugador local, había sido el mejor de la pretemporada... Pero Cristiano le robó los focos. Inició un contagolpe en el minuto 30 de la primera mitad con un gran pase de una banda a otra y corrió hacia al área para rematar en el segundo palo un excelente centro del galés. Al poco de comenzar la segunda parte, otra jugada iniciada por el delantero portugués cerca la línea del medio del campo terminó con él mismo rematando dentro del área tras un pase de Benzema.





La lesión ya está olvidada

Un gol con cada pierna; cada uno asistido por un miembro de la 'BBC', que comienza esta temporada como terminó la anterior: siendo muy difícil de parar para los rivales. Pero no sólo con ellos se entendió bien. Si los planes de Ancelotti en la Supercopa siguen adelante, James Rodríguez, desde su posición de interior, se escorará habitualmente a la banda izquierda, donde se asociará con el '7', pero también con Bale y Benzema, que se caracterizan por su movilidad.

Si había alguna duda del estado físico de Cristiano Ronaldo, la Supercopa de Europa las despejó. Durante el partido, el portugués no mostró ningún síntoma que hiciera pensar que sigue arrastrando los problemas de tendinitis en la rodilla dercha que le lastraron en el final de la pasada temporada. Más allá del esperado cansancio habitual en agosto, Cistiano Ronaldo jugó a tope, demostrando que tenía ganas de jugar, puesto que desde que Portugal fuera eliminada en el Mundial hace 50 días solo lo había hecho durante 15 minutos en la derrota contra el Manchester United en Estados Unidos.



Durante toda la pretemporada, como ya sucedió en los últimos meses de la temporada pasada, el delantero y los servicios médicos han mantenido una 'pelea' sobre la fecha de su regreso a los terrenos de juego. Un obstinado Cristiano no hizo caso a la recomendación de parar dos meses y forzó en el Mundial. Y no quiso por nada del mundo perderse la Supercopa de Europa, el único título a nivel de clubes que le faltaba, y ha acortado los plazos que de recuperación.

"Lo que ha pasado ya pasó, tuve problemas en el final de temporada y el Mundial también, pero hoy ayudé al equipo a ganar con dos goles importantes. Muy contento, estoy de vuelta", aseguró Cristiano. En la rueda de prensa previa al partido, Carlo Ancelotti dijo que el delantero iba a comenzar muy bien la temporada. Y estaba en lo cierto. En el Cardiff City Stadium se vio a un jugador casi a tope, apareciendo por todo el frente del ataque y que fue decisivo con dos goles que dan al Real Madrid el tercer título del 2014 y a él conseguir uno de los pocos trofeos que no tenían su muesca.
0No comments yet