Cristiano Ronaldo lleva cinco meses sin estar a tope

Entre unas cosas y otras, CR7 lleva ya cinco meses sin encontrarse en plenitud física. Ya ha llovido desde aquel 2 de abril en el que el portugués dijo basta ante las molestias que arrastraba en la rodilla. Se sentó en el césped a 10 minutos del final de la ida de los cuartos de la Champions ante el Dortmund en casa y, desde ese momento, el crack blanco no ha vuelto a tener continuidad en su rendimiento.

El dato es demoledor. De los 16 últimos encuentros oficiales que ha disputado el Madrid, contando aquel del Dortmund en el que se lesionó, Cristiano ha jugado completos cuatro partidos, que se dice pronto. La suplencia del crack en el Calderón el viernes es el último capítulo del calvario que está pasando.

La temporada anterior, tras lo de Dortmund, el jugador empezó a entrar y salir del equipo. No jugó la vuelta ante el Borussia, se perdió dos partidos de Liga e, incluso, la final de Copa. Cuando regresó, no tardó en volverse a resentir. Su cambio a los nueve minutos en Valladolid fue un palo. Llegó a duras penas a la final de la Champions. Ahora vuelve a las andadas tras no poder jugar entero el derbi de la Supercopa.