Check the new version here

Popular channels

Curiosidades del fútbol mundial. Megapost.

Bueno, como dice el titulo, acá les dejo una recopilación de curiosidades del fútbol mundial


Sin miedo al 13


Para el paraguayo Rubén Fernández, el 13 no fue sinónimo de mala suerte.


Rubén Fernández fue un centrodelantero paraguayo que Boca Juniors contrató en 1953. Cuando vino ya cursaba estudios de odontología que prosiguió en nuestro país, donde también estuvo en Racing en algún amistoso y posteriormente en San Lorenzo.

Fernández, que mostró en su corto paso por los equipos argentinos una conducta impecable, se recibió de odontólogo el 13 de diciembre de 1955, a las 13 horas y en el salón número 13 de la Facultad. Durante muchos años ejerció su profesión en el consultorio de la AFA.


Pase controvertido


Di Stéfano generó una lucha inédita por su pase en 1953.


Un caso extraordinariamente curioso ocurrió en la brillante campaña de Alfredo Di Stéfano. En 1953, el Real Madrid lo adquirió al Millonarios de Bogotá, equipo en el que venía destacándose. Pero el jugador pertenecía a River Plate, pues se había ido de allí en 1949 sin el correspondiente pase. Y por ello, el Barcelona lo adquirió simultáneamente al club argentino.

Así se originó una controversia que llevó a una salómonica resolución de la Delegación Nacional de Deportes de España: el futbolista debía jugar alternativamente un año en cada club. Al no aceptar esa decisión la entidad catalana, Di Stéfano jugó sólo en Real Madrid, donde se convirtió en el jugador de mayor lucimiento e importancia en las canchas españolas durante más de una década.


Fortaleza física



Un caso extraordinario produjeron los italianos en 1934 como consecuencia de una programación poco adecuada. El 31 de mayo enfrentaron a España. Como se jugaba por eliminación directa, y empataron en un gol, volvieron a jugar al día siguiente (1° de junio). Y el día 3 vencieron a Austria por 1 a 0: ¡tres partidos en cuatro días!.


El debut más esperado


El arquero inglés David James quebró un récord argentino.

Al jugar el partido ante Argelia con 39 años y 321 días, el arquero inglés David James se convirtió en el debutante más veterano de la historia del Mundial. El récord lo ostentaba el argentino Angel Amadeo Labruna, quien debutara en un certamen mundialista enfrentando en el de 1958 a Irlanda del Norte a la edad de 39 años y 256 días. En ese encuentro, Argentina ganó 3-1 y Labruna fue figura.


Teñido uniforme


Así salió a jugar Rumania un partido de Francia '98

Durante el campeonato Mundial de 1998 disputado en Francia, los jugadores del equipo de Rumania tomaron en su totalidad la decisión de teñirse el cabello de color rubio. Ello motivó muchas críticas en su país, pues pareció una actitud poco seria.


El tren que fue tribuna


El partido, rebosante de público

Un episodio curioso ocurrió en el cotejo que disputaron Hungría y Alemania en el Mundial de 1954. Considerando la enorme expectativa que produjo el encuentro, se colocó un tren en un lugar aledaño a la cancha, y desde el que varios espectadores pudieron presenciarlo.


Un inusual homenaje


Los jugadores bolivianos y su mensaje

En el Mundial disputado en 1930 en Uruguay, la selección boliviana adoptó una manera original de homenajear a los anfitriones del certamen. Sus 11 jugadores salieron con diferentes letras en sus camisetas, que juntas decían “Viva Uruguay”.


El estorbo arbitral


El árbitro, un estorbo

Que un árbitro dirija un partido desde cerca de los jugadores es lo ideal para apreciar mejor su desarrollo. Pero lo que ocurrió con el juez del cotejo que disputaron España e Irlanda del Norte en el Mundial de 1982 fue excesivo, ya que como se ve, estaba tan cerca de la jugada que impidió la acción de dos futbolistas.


Jugó cinco mundiales y sólo ganó un partido


El arquero mexicano jugó cinco mundiales, pero sólo ganó un partido.

Como es sabido, el arquero mexicano Carbajal fue el primer futbolista que participó en cinco Mundiales, al jugar todos desde 1950 hasta 1966. En el certamen de Chile 1962 le marcaron el segundo gol más rápido de la historia de la Copa del Mundo a los 20 segundos de comenzado el partido entre su equipo y Checoslovaquia. Curiosamente, fue el único partido que Carbajal ganó en un Mundial, al imponerse México por 3 a 1.


Un goleador infalible



El francés Just Fontaine estableció en 1958 dos récords formidables. Uno consistió en haber convertido 13 goles, cifra inalcanzable para los goleadores de los restantes certámenes. Y el otro, en haber marcado goles en los seis partidos que jugó, lo que ningún otro delantero consiguió. De tal modo, Fontaine alcanzó un promedio de 2.16, sólo superado levemente por el húngaro Kocsis, que en el Mundial de 1954 marcó 11 goles en cinco partidos y un promedio de 2.20. Pero en materia de promedios siempre tiene más mérito el que se logra en mayor cantidad de partidos jugados.


Arbitro récord


Eklind, en la final del '34

El árbitro sueco Eklind fue el único que dirigió partidos por la Copa Jules Rimet antes y después de la Segunda Guerra Mundial. Lo hizo en 1934 en Italia, en 1938 en Francia y en 1950 en Brasil. Dirigió seis partidos y de no mediar el conflicto bélico, seguramente hubiera establecido un récord insuperable, pues su actividad internacional se prolongó por espacio de 17 años.


Goleador veterano


Mas cuando jugó en Mariano Moreno y fue goleador del equipo a los 36 años.

En el campeonato Nacional de 1982, el equipo de Mariano Moreno, de Junín, disputó 16 partidos de los que perdió 14 y empató los dos restantes. Lo notable fue, además de su mala campaña, que de los 11 goles que convirtió Oscar Mas marcó siete, con lo que se convirtió en el máximo scorer del conjunto juninense. Así, por única vez en el profesionalismo un futbolista de 36 años fue quien obtuvo más goles para su equipo en un campeonato.


Dos delanteras extranjeras, pero argentinas


Demaría jugó para Italia en 1934

Una manera de demostrar la trascendencia que ha tenido el fútbol argentino en casi todo el mundo, se aprecia en un detalle muy particular. Se pueden formar dos delanteras con argentinos que integraron equipos extranjeros en diferentes mundiales. Guaita (Italia 1934), Maschio (Italia 1962), Cano (España 1978), Sívori (Italia 1962) y Orsi (Italia 1934). Y la otra, con De Bourgoing (Francia 1966), Hohberg (Uruguay 1954), Di Stéfano (España 1962, aunque no llegó a jugar por una lesión), Demaría (Italia 1934) y Vidal (Uruguay 1950). Este último nació en Italia pero se formó futbolísticamente en la Argentina.


Fotógrafo fotografiado


Por sus ansias de una buena toma, el fotógrafo quedó en offside.

Los fotógrafos han representado algo importantísimo en la historia del fútbol. Sin ellos, no hubiésemos tenido testimonios invalorables de episodios trascendentes. Pero muchas veces, el deseo de captar una escena los ha llevado a incurrir en algo indebido. Como al que, en plena disputa del partido que Boca Juniors le ganó a Ferro en 1945, penetró en el campo de juego para registrar una jugada y además de fotografiar, fue fotografiado por un colega.


Penales récords


El ariete español no puede creer lo mal que pateó.

Frente a Honduras, España malogró por primera vez un penal en la historia de Mundiales, tras convertir los 14 que sancionaran a su favor previamente y que -sumados al que pateó desviado David Villa ante los hondureños- convierten al ibérico en el seleccionado con más penales pateados en las distintas ediciones del Mundial.

El primero fue marcado por el “Chato” Iraragorri-quien pasara por San Lorenzo en el fútbol argentino- el 27/05/34, ante el arquero Pedrosa, de Brasil, en partido que finalizó 3 a 1 para la furia. El último hasta hoy lo habìa marcado el propio David Villa, en Alemania 2006, frente a Barthez, de Francia, en la derrota española también por 3 a 1 ante el seleccionado galo.

De los 14 penales convertidos, 3 fueron anotados por Fernando Hierro (a Bulgaria en 1998, y a Eslovenia y Paraguay en 2002), siendo el máximo goleador español por esta vía (sin considerar las definiciones por penales).

David Villa, en tanto, lleva convertidos 2 (ante Ucrania y ante Francia, ambos en 2006). Los otros anotadores de penales para España en Mundiales han sido: Iraragorri, López Ufarte, Juanito, Goikoetxea, Butragueño, Michel, Guardiola, Beguiristain y el Niño Torres, todos ellos con 1 cada uno.



Sudamérica hace historia


Al clasificarse, el Chile de Bielsa hizo posible un récord sudamericano

Sellado el pase a octavos de final de Chile, un hecho muy particular se hizo realidad en Sudáfrica: por primera vez, cinco selecciones de Sudamérica quedaron clasificadas para continuar en un Mundial al cabo de la primera fase.

Efectivamente, al sumarse la selección de Bielsa a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, que ganaron sus respectivos grupos, quedó superado el récord de representantes de la Confederación Sudamericana de Fútbol en la segunda ronda del máximo evento futbolístico, que databa de Italia ’90.

En aquel mundial ganado por Alemania hace 20 años, los equipos sudamericanos que pasaron a octavos fueron cuatro: Argentina, Brasil, Uruguay y Colombia. De estas selecciones, la de mejor performance fue la albiceleste, que con Maradona como figura y el actual manager Carlos Bilardo como DT cayó por 1-0 contra Alemania en la final.


En el nombre del padre


Jorge y Gonzalo Higuaín, protagonistas de un caso único en la historia del fútbol argentino.

La prolongada campaña de Carlos Navarro Montoya registra una interesante particularidad que habla por sí sola de su extensión: es el único arquero en la historia del fútbol argentino de Primera al que le marcaron goles dos jugadores unidos por el hecho de ser padre e hijo.

El 23 de septiembre de 1990, el zaguero Jorge Higuaín le hizo al Mono uno de los goles en el triunfo de River sobre Boca por 2-0. Y el 30 de abril de 2006, Gonzalo Higuaín le marcó en el partido que River y Gimnasia empataron 3-3. Un caso que ni siquiera se había dado con otros arqueros de trayectorias muy largas como Amadeo Carrizo y Hugo Gatti.


Infortunio



Scliar en sus tiempos de Vélez, donde cumplió buenas actuaciones entre 1944 y 1948.

La campaña de Isaac Scliar estuvo signada por el infortunio: jugó en tres equipos que perdieron la categoría y en otros tres que se
salvaron de descender con lo justo. En 1939 lo hizo en Argentino de Quilmes, que descendió, y en 1940 pasó a Atlanta, que evitó el descenso en la última fecha. Luego de un paréntesis de ocho años en los que vistió las casacas de Almagro, Newell’s y Vélez (el club en el que más se destacó), en 1949 estuvo primero en Boca y luego en Tigre, que se salvaron del descenso en la jornada final de ese año. Y en 1950 y 1951 integró los planteles con que el conjunto tigrense y Quilmes respectivamente perdieron la categoría.


Escaso público


Escena del partido que Uruguay le ganó a Bolivia por 8 a 0 en el Mundial de 1950. Se aprecia el escaso público asistente

El partido disputado por un equipo que sería campeón mundial presenciado por menor cantidad de espectadores fue el que Uruguay le ganó a Bolivia por 8 a 0 en 1950. Sólo 5.284 personas pagaron entrada en el primer cotejo disputado por la selección uruguaya.


Padres e hijos mundiales



Hubo algunos casos en que padres e hijos participaron en campeonatos mundiales. El gran zaguero brasileño Domingos Da Guía, al que Boca Juniors contrató en 1935, participó en el campeonato de 1938, en tanto que su hijo Adhemir lo hizo en el de 1966. Martín Vantolrá integró el equipo español en 1934, y su hijo José en México en 1970. Luis Regueiro, también español, fue compañero de Vantolrá en 1934, y su hijo, de igual nombre, fue suplente en el equipo mexicano en 1970. El hecho de que dos españoles hayan tenido hijos que integraran selecciones de México se debió a que los padres emigraron de su país a causa de la Guerra Civil de 1936 y se radicaron en el país azteca.


¡14 goles en 2 partidos!


En dos partidos le marcaron la extraordinaria cantidad de 14 goles.

El arquero alemán Heinrich Kwiatskowski figura en la historia de los Campeonatos Mundiales con un insólito récord: en dos partidos le marcaron la extraordinaria cantidad de 14 goles, hecho más notable si se considera que integraba en ambos casos un equipo poderoso. Siendo suplente de Turek, le tocó reemplazarlo en un recordado partido contra Hungría en el Mundial de 1954, ocasión en que los alemanes se presentaron con los suplentes y fueron derrotados por 8 a 3. Su segunda actuación se produjo en el certamen de 1958 en Suecia, en oportunidad de jugar Francia y Alemania Federal por la disputa del tercer puesto. Esa tarde tuvo la poca suerte de enfrentar a un delantero como Fontaine en una tarde excepcional, pues anotó 4 goles. Lo cierto es que Kwiatskowski tiene establecido un récord difícil de superar.


Tarjetas innecesarias


La expulsión de Rattin

A raíz de la polémica planteada por la expulsión de Rattin en el partido entre Argentina e Inglaterra del Mundial ’66, la FIFA dispuso que en México ’70 los árbitros utilizaran tarjetas amarillas y rojas para los casos de amonestación y expulsión respectivamente. Pero las rojas no fueron necesarias, ya que el Mundial de 1970 fue el único en el que no hubo ningún expulsado.



Bueno, es fue todo, espero que les haya gustado!!

Comentar no cuesta nada
0
0
0
0
0No comments yet