Check the new version here

Popular channels

Debut, emoción y lágrimas para Fernanda Russo

-------------------------------------------------------------------------------



Debut, emoción y lágrimas para Fernanda Russo


En su primera participación olímpica, la cordobesa de 16 años fue 20ª en la prueba de 10 metros rifle de aire de tiro. Amelia Fournel terminó 41ª.

Fernanda Russo recibe el saludo de su entrenador, Ricardo Brígido. (Maxi Failla . Enviado especial)
Fernanda Russo recibe el saludo de su entrenador, Ricardo Brígido. (Maxi Failla . Enviado especial)
TAGSTiro,Fernanda Russo







El resultadismo mal entendido lleva a distorsiones de los valores deportivos tales como afirmar que en un Juego Olímpico solo vale la obtención de una medalla. Los defensores de esa tesis tendrían que haber visto a Fernanda Russo luego de haber terminado 20ª en la prueba de 10 metros rifle de aire de tiro. La cordobesa, de apenas 16 años, se emocionó hasta las lágrimas al conocer su ubicación final en su primera participación olímpica.

Russo, cuyo joven rostro se hizo conocido el año pasado cuando logró la medalla de plata en esta misma prueba en los Juegos Panamericanos de Toronto, completó su participación con 414,4 puntos y quedó a 6,3 puntos de la china Li Du (420,7), quien estableció un nuevo récord olímpico, y a solo 1,5 de la también china Siling Yi, la última de las ocho clasificadas a la final.



Cordobesa de nacimiento pero radicada en La Rioja desde los seis meses, Russo es la aparición más importante del tiro argentino en los últimos 25 años junto con Rosendo Velarte. Después de la plata panamericana, había superado tres veces su récord personal (416,9 puntos) y ante la gran exigencia de un Juego Olímpico tuvo un muy destacado desempeño en el Centro Olímpico de Tiro de Río de Janeiro.

Ya sin el rifle en la mano y mientras algunas competidoras todavía estaban tirando, la representante más joven de la delegación argentina esperó los resultados con ansiedad. Al enterarse que había terminado 20ª, estalló en llanto y se abrazó con su madre, su tía y su entrenador, Ricardo Brígido. “Viste que el esfuerzo valió la pena”, le dijo su mamá.


“Traté de no pensar nunca en la tabla. Hace mas de un año gané la plaza y fue un año de mucho esfuerzo y de mucho cansancio físico y mental”, contó Russo a Clarín.

La otra representante argentina en la prueba, Amelia Fournel, terminó 41ª con 407,9 puntos.





















[/color]
0
0
0
0No comments yet