Check the new version here

Popular channels

Deportivo Capiatá, el humilde y joven rival de Boca

Todo comenzó hace, solamente, seis años en el Campeonato Nacional de Interligas de Paraguay. Este torneo destinado a desarrollar el fútbol en el interior del país, tuvo a dos equipos destacados en la temporada 2007/2008 que obtendrían un lugar para participar de la División Intermedia (segunda división paraguaya): la Selección Caaguaceña, con ascenso directo por lograr el título y la Selección Capiateña, con dos oportunidades de promoción a la categoría. ¿Quién iba a creer que uno de ellos en el 2014 se enfrentará a Boca Juniors por los octavos de final de la Copa Sudamericana?



Un ascenso complicado

Las disputas de los partidos promocionales no fueron nada sencillos para los novatos. La primera serie fue ante Independiente de Campo Grande, subcampeón de la Tercera División (Metropolitana), donde cayó derrotado en ambos encuentros.



Finalmente Fernando de la Mora permaneció en la categoría y Deportivo Capiatá se quedaría un año más en el Campeonato Nacional de Interligas. Sin embargo, a pesar de este fallo, la APF le garantizó un ascenso fijo para la próxima temporada.



El sueño de la Intermedia y un nuevo estadio

En lo futbolístico, el año 2009 fue de transición para Capiatá ya que contaban con un lugar en la siguiente categoría. Es por eso que los dirigentes se trazaron la meta de construir un recinto que cumpliera con las disposiciones reglamentarias.

A fines de año cumplieron el objetivo y gracias a una erogación de más de 2 mil millones de guaraníes (446.938 USD), el coqueto estadio para 10.000 espectadores se encontraba finalizado. “Nosotros somos unos magos. Nos comprometimos a tener un estadio que reúna las exigencias de la APF y vale decir que todo se cubrió sin recibir un solo guaraní de aporte ya sea de la Asociación Paraguaya de Fútbol o de otra entidad", decía su actual presidente Oscar Barreto en la inauguración.







Un año y a las Copas internacionales



Rápido, vertiginoso y sorprendente es el ascenso de este equipo, que puede llegar a límites insospechados. En 2013 con tan sólo un año en la Primera División, Capiatá supo posicionarse entre los mejores, dándose el lujo de vencer a todos los grandes. No sólo se conformo con eso, sino que además trepó hasta la 5ta posición de la general y se metió en la Copa Sudamericana 2014, dejando afuera a un histórico como Olimpia.

En la mira aparece próximamente Boca Juniors, una de las instituciones más grandes del mundo. Los Escoberos no se achican y quieren seguir haciendo historia, como hace seis años cuando comenzaba todo.

0
0
0
0No comments yet