Check the new version here

Popular channels

Djokovic fue una máquina en París



Le ganó la final a Milos Raonic y quedó muy cerca de ser el mejor de la temporada.


Todo le está saliendo bien a Novak Djokovic. El serbio, número uno del ranking de la ATP, celebró el nacimiento de su primer hijo el mes pasado, y ahora va en camino de terminar el año como el mejor tenista del mundo por tercera temporada. Lo demostró en la final del Masters 1000 de París, donde aplastó al canadiense Milos Raonic, un jugador que jamás le pudo ganar (jugaron cuatro veces), por 6-2 y 6-3 en apenas una hora y 23 minutos de juego.

Djokovic, el primer jugador en ganar dos veces consecutivas el Masters de París, fue amo y señor del partido. Un rápido quiebre (4-2) le dio la tranquilidad necesaria para tomar las riendas del partido, después fue un monólogo ante un Raonic que venía de dejar en el camino a Roger Federer y a Tomas Berdych. Es verdad que el canadiense hizo más aces que Nole (9-4), y que tuvo más tiros ganadores (27-16). Pero también es una realidad que cometió una importante cantidad de errores no forzados (29-10), que inclinaron el marcador a favor de Djokovic.

Es el sexto título del año para Djokovic, el 47° de su carrera, para quedar muy cerca de asegurarse el número uno del mundo. El serbio precisa ganar tres partidos en Londres para que así sea, más allá de lo que ocurra con Roger Federer, quien necesita sí o sí el título y los puntos de la final de la Copa Davis para mantener alguna chance. Nole obtuvo en París su victoria número 600, su 20° Masters 1000, y quedó a tres Federer, y a siete de Nadal. Una verdadera máquina.


Fuente: Clarín.


+1
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New