Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Djokovic sigue siendo el rey de la "hierba"




El serbio, número uno del mundo, se coronó campeón de Wimbledon por segunda vez consecutiva ante el mismo rival al vencer en la final al suizo Roger Federer por 7-6 (1), 6-7 (10), 6-4 y 6-3, en dos horas y 55 minutos de juego. Es el tercer título alcanzado en este Gran Slam londinense.







Nole, de 28 años, revalidó el título logrado el año pasado ante el mismo rival y sumó el noveno Grand Slam de su carrera, segundo de la actual temporada tras el Abierto de Australia.

Esta es su tercera victoria en el All England Tennis Club de Londres, y con este triunfo se quita la espina de la derrota que sufrió en la final de París, y muestra su supremacía en todas las superficies.

Criado tenísticamente en la academia de Niki Pilic, en Múnich (Alemania), donde empezó con 12 años y donde permaneció durante dos temporadas, Djokovic enseguida comenzó a despuntar sobre sus compañeros, destacándose como un gran jugador en pista dura.

Fue la extenista y entrenadora Jelene Gencic quien distinguió sus cualidades con la raqueta entre el resto de niños y manejó los hilos para asegurarse de que dedicaba gran parte de su tiempo al tenis.

Sin embargo, él se considera un tenista que se adapta a cualquier pista y situación, algo que demostró al convertirse en el jugador más joven en alcanzar las cuatro semifinales del Grand Slam, con 20 años y 247 días.

En su época de júnior avanzó a las semifinales del Abierto de Australia en individual y dobles en 2004, pero no logró ganar un título en esa categoría.

Dotado de una gran gama de golpes, con revés a dos manos, capaz de pegar plano, ’liftar’ y sacar a 200 kilómetros por hora con regularidad, su juego le ha llevado a ganar 50 títulos en su carrera, nueve de Grand Slam.