Check the new version here

Popular channels

Djokovic sigue su idilio con China

Primera vez que gana un torneo en cinco ocasiones y cediendo dos juego en la final y 26 en total. Sólo ha perdido tres sets en sus participaciones en el Open 500 de Pekín. Quinto título del año, el que más del circuito.




Rafael Nadal es el mejor de la historia en tierra. Roger Federer es el más completo en hierba. Ahora Novak Djokovic es el número 1 en suelo asiático. Más concretamente en China después de conquistar por quinta vez, tercera consecutiva, el Open 500 de Pekín. Esta vez tras derrotar en la final a Tomas Berdych por 6-0 y 6-2. Dio igual que el serbio viniera de una irregular gira por norteamérica, que terminó con su eliminación en las semifinales del US Open. Dio igual que luego tuviera que borrarse por fatiga de la permanencia en el Grupo Mundial de la Copa Davis. Nole llegó a Pekín y volvió a ganar, como en 2009, 2010, 2012 y 2013. De hecho, sigue invicto en el torneo después de cinco participaciones y sólo se ha dejado tres sets por el camino. Dos con Fernando Verdasco, en 2009 y 2013, y otro con Michael Berrer, en 2012.
Nunca antes Djokovic había ganado un torneo en cinco ocasiones, algo que rivales directos como Roger Federer y Rafael Nadal sí han experimentado. El segundo en eventos de la importancia de Montecarlo, Barcelona, Roma y Roland Garros. Y el suizo, en Halle, Dubai, Basilea, Wimbledon, US Open, Cincinnati y la Copa Masters. El número 1 en las dos clasificaciones, la de entradas y la del año, demostró su condición en el centro olímpico de la capital china donde no ha perdido un set. El tenista que le ha hecho más juegos en una manga fue el canadiense Pospisil con cinco en la segunda ronda.
A pesar de tener un cuadro con tres 'top 10' como Grigor Dimitrov, en cuartos, Andy Murray, semifinales, y disputar la final con Tomas Berdych, el serbio ha pasado por encima de todos sus rivales con la suficiencia que sólo él sabe hacer en superficie rápida. Con frío, calor, el techo semi abierto, semi cerrado o cubierto del todo, Djokovic encadena en Pekín 24 partidos ganados, que son 25 en suelo chino. Por eso parte como favorito también en el Masters 1.000 de Shangái, penúltimo evento de la categoría en el calendario y último torneo de la gira asiática.
Djokovic empezó ante Berdych como un vendaval, con un contundente 3-0, que incluía dos roturas de servicio. El checo, contento del botín de puntos adquirido en Pekín y que le sitúa séptimo en la Carrera de Campeones que da billete para la Copa Masters, salió rendido, como habitualmente hace cuando delante tiene a tenistas con mejor clasificación que él. Tomas se quedó de la presión de las pelotas. Aunque la diferencia entre ambos no estaba en las bolas sino en la raqueta. El primer set acabó con un sonoro rosco. El fusilamiento del adversario siguió por parte del tenista de Belgrado hasta encadenar 11 juegos. El segundo 6-0, lo que hubiese significado un récord en una final del circuito, no llegó finalmente porque Berdych se atrevió a romper el saque del campeón. Luego se soltó y anotó un juego más. El número 1 ATP, que ejerció como tal, se marchó de la capital china cediendo sólo 26 juegos. Los mismos que la mayoría de mortales pierden en dos partidos.
0
0
0
0No comments yet