Check the new version here

Popular channels

Dolape Caballero: "Nadie más dudará de Romero"

El flamante refuerzo del Manchester City contó como fueron sus primeros días bajo el mando del Ingeniero Pellegrini y también bancó al arquero de la Selección Argentina.





El lugar magnifica el logro. Por la relevancia y por la lucha. Por el paso firme y seguro. También por la humildad y el espíritu de superación. Wilfredo Caballero, en silencio, construyó su historia y hoy está en el lugar que soñó. Manchester City lo eligió para seguir su carrera y con ello alcanzó un objetivo que tuvo semejanzas cuando arrancó en esto, allá en Boca, pero que después se transformó en algo más real cuando se encontró en Europa intentando hacerse un lugar.



Con 32 años llegó a la Premier League y a un equipo de elite. Quizá cuando sólo lo ansiaba, pero no lo imaginaba. El autor intelectual de su desembarco es Manuel Pellegrini, el entrenador, que sabe de sus cualidades cuando pelearon juntos en Málaga y estuvieron a minutos de hacer historia en la Champions League. Su nombre en España quedó grabado junto con el de Victor Valdés e Iker Casillas y ahora va por un desafío mayor. Siempre va por más y en esta aventura por Inglaterra quiere dejar su huella bien marcada.

-¿Cómo te toma esta nueva experiencia y un cambio tan significativo en tu carrera?

-En principio debo decir que me sienta bien, porque vengo de varios años seguidos jugando y todo eso me ayuda para afrontarlo. Y sin duda que es un cambio enorme, porque los objetivos que tenía el año pasado no son los mismos que tengo este año, sin duda que es un grandísimo club conocido mundialmente, que tiene seguidores en todo el mundo. Uno se va dando cuenta como son las cosas, pero sin duda que con el correr de la semana la exigencia será la que irá marcando después la ubicación que voy a tener en el equipo. Con el transcurso de los partidos me daré cuenta dónde estoy, yo llego con una perspectiva, con todo lo que sé que tiene que pelear el equipo. Y yo vengo a sumar y a dar lo mejor de mí para ver si puedo jugar.

-¿Esperabas un paso tan trascendente a esta altura de tu carrera?

-No me tomó de sorpresa, porque todo el año se habló de esta posibilidad y el año pasado cuando jugamos la Champions no tuve contactos, pero sí había muchos rumores de este equipo. De Málaga salieron muchos jugadores y yo determiné quedarme y esta vez sí que lo plantee con más firmeza, porque lo que era un rumor se hizo real. Entonces, también empujé porque sabía que esta era una oportunidad única y no la quería desaprovechar.

-¿Cuánto influyó Pellegrini en tu elección?

-Seguro que su influencia es grande. Si no es el cien por ciento, seguro que tiene un alto grado de importancia para que suceda. Porque es él quien me conoce y quien me pidió.

-¿Y para vos en lo personal?

-Muchísimo, porque yo sé que vengo a un club nuevo, con objetivos diferentes. Pero el conocer la forma de trabajo, de ver el fútbol de Pellegrini y su cuerpo técnico a mí me encanta. Empecé a entrenarme el primer día y sentí que hacía un año que estaba trabajando con ellos. Entonces eso te da una confianza espectacular, para entrar a algo nuevo, pero muy conocido.

-En ese algo nuevo, que sea la Premier Legue, un destino poco usual para los argentinos, ¿te ponen más alta la exigencia?

-La verdad que no es usual. Ojalá se pueda romper ese pequeño mito y que los arqueros argentinos puedan copar la liga inglesa también. Porque hay muchos arqueros de otros países, pero es diferente en este caso. Sin duda que Manuel tiene una forma de jugar que no es la habitual del fútbol inglés, porque las defensas se meten un poco atrás y eso hace que al arquero se le haga más complicado, porque tiene pocas opciones de intervenir y trataremos de afianzar esa defensa para que no nos creen tantas situaciones. Sí es verdad que hubo y ha habido pocos arqueros argentinos por acá.

-En Inglaterra suelen decir que Pellegrini es algo aburrido en sus formas, ¿qué pensás vos de eso?

-Para resaltar diría que el fútbol que plantea es vistoso, lindo para quien lo vea. Plantea siempre ganar, no resguardarse en su arco. Incluso, en Málaga, con un plantel más débil, dábamos batalla de igual a igual sin cambiar el estilo. Creo que le brinda tranquilidad a quien es titular y por lo que viví, es que trata de mantener a los profesionales preparados porque en cualquier momento les puede llegar la chance de saltar al campo.

-Se habla mucho de que Di María puede ir a Inglaterra, y hasta que el City puede ser el lugar, ¿Cómo crees que le puede ir en la Premier y más si llega al City?

-Muy bien. Por su forma de jugar, por su velocidad, podría jugar, qué digo jugar, podría brillar. Creo que muchos dudaban cuando llegó al fútbol español y la “rompió”. Les tapó la boca a todos los periodistas de España y a los que opinaban en contra de su talento. Creo que puede brillar en cualquier liga.

-Escuchar en la ciudad que el nombre de Joe Hart es tan fuerte, ¿te pone un escollo más grande a la hora de competir?

-Sé a dónde vengo, sé dónde estoy parado. No soy de alucinar. Vengo a entrenarme a exigirme al máximo y a tratar de hacerme un lugar. Si mi forma de entrenar lo ayuda a él para que le salgan bien las cosas, será lo mejor para el equipo. Y si no, estaré preparado por si me toca la oportunidad.

-¿Cómo viviste el Mundial y cómo viste a Sergio Romero?

-Lo viví con toda mi familia, estuve en la Argentina mirando cada segundo, cada entrevista, cada cosa, como cualquier argentino que devora fútbol. Y después, la semifinal y la final las vi en Manchester, porque ya estaba en la pretemporada. Muchos nervios y mucho orgullo. No se consiguió la Copa, pero uno se siente agradecido de lo que entregaron. Además, fue hermoso ver que la Argentina fue local en otro país, por la forma de entregarse en el campo y afuera de la cancha con la gente. Y de Chiquito Romero, te puedo decir que antes del Mundial hablé y dije que Romero tenía la mala suerte de estar sin continuidad, pero creo que es el mejor arquero argentino con diferencia. Y Dios lo bendijo para que hiciera un grandísimo Mundial y nadie dudara más de él. Creo que él se sintió confiado y le salieron las cosas bien, en lo colectivo y en lo individual. Me alegro mucho por él.

-¿Qué aprendiste en tantos años en España?

-Sin duda que me enseñó a ganarme el pan del día a día. Cuando salí de Boca estaba de suplente y sinceramente el trabajo lo hacían otros. Y cuando uno está saliendo de las inferiores es todo nuevo, todo bonito, te vas acomodando, pero no tenés tantas chances de jugar. Irme me dio la chance de jugar y seguirme formando como arquero y de chocarme con la realidad del fútbol. Por eso cuando empecé a tener continuidad, que es lo que necesita un futbolista, a los golpes uno va mejorando y aprendiendo.

-¿Cada cosa que fuiste logrando fue una especie de revancha personal, pero también para demostrarle a Boca que podías ser un gran arquero?

-Una vez que salí de Boca, ya pensé más que nada en formarme como arquero, pero me quería demostrar a mí mismo que podía. Porque cuando estás de suplente dudás si podés hacer las cosas como el titular y si podrás mantenerte muchos años en ese lugar como primer arquero. Y todo eso hay que matarlo adentro de la cancha, con errores y aciertos. No tenía ganas de demostrarle nada a nadie, quería formarme. Uno en la cancha va creciendo y quiere aprender, porque es la única forma después de enfrentarse a los “nenes” estos de Europa.

-Cuando mirás para atrás y ves adonde estás parado, ¿qué sensaciones te corren?

-Estoy feliz, alegre. No sé si me lo he ganado o qué. Cuando viajaba para acá no me lo creía, hasta que no firmé o me puse la camiseta, hasta que no me entrené… Me preguntaban: ‘¿Qué te pasa?’ La verdad es que no me lo creo. Bueno, ahora estoy conviviendo con eso. Sin duda que es muy pronto para sacar conclusiones. Siento que tengo la chance de estar en un club importante, en una liga importante y tengo ganas de hacer las cosas bien.

-Estás en lugar que querías, con el técnico que querías y quizá con el DT que pueda ser el mejor de la Premier…

-Ojalá que lo último se cumpla. De lo primero que dijiste no tengo dudas, y Dios quiera que todo tenga una coronación soñada.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New