Popular channels

Dolph Ziggler, un main-eventer atascado en la zona midcard.

ATENCIÓN: Si les da paja leer el artículo, pueden escuchar y ver el vídeo que hice. La información es homogénea a esta.

link: https://www.youtube.com/watch?v=xiSKzr-CepI


Dolph Ziggler es una de las súper-estrellas con más longevidad en el negocio de la empresa de Vince Mcmahon. Debutando con un stable en el año 2006, Ziggler ha recorrido un dantesco camino, ganando experiencia y cosechando impresionantes proezas dentro de la midcard zone; sin embargo, su gran salto a la escena principal a la escena principal aconteció durante 2012 y 2013, pues había alcanzado ganar el campeonato mundial pesado. No obstante, parecía que la desgracia lo perseguía, debido al efímero y desagradable reinado que brindó. Desde entonces, Ziggler fue condenado a la fosa de los desperdicios, a un sitio tan lúgubre e inteligible; es decir, jobberlandia.
Considerado por muchos, incluyéndome, como un excelente main-eventer, Ziggler se integra en la lista negra de talentos desaprovechados.
Sin nada más que agregar ni rellenar, hoy analizaremos: Dolph Ziggler, un main-eventer atascado en la zona midcard. Comencemos.


Introducción: Los inicios de Ziggler en el wrestling.



Nicholas Theodore Nemeth nació el 27 de julio de 1980; es mejor conocido por el nombre de Dolph Ziggler, es un luchador profesional estadounidense que trabaja para la WWE.
Antes de formar parte del roster de WWE, en San Eduardo, fue compañero de equipo con Gray Maynard y Andy Hrovat. Durante el tiempo de Nick en San Eduardo, él y su equipo de lucha ganaron el Campeonato Nacional en dos ocasiones.
Luchó a nivel universitario en la Universidad Estatal de Kent, para finalmente establecer el récord de más victorias en su carrera en la historia del equipo. El registro de Nemeth fue aprobada en 2006, y a partir de 2010 ocupa el segundo lugar de todos los tiempos en victorias luchísticas en el estado de Kent. Él tenía 121 victorias en su carrera entre 2000 y 2003. Fue tres veces campeón de la Conferencia All-Mid-American, ganando el torneo de 165 libras en 2000, 2002, y 2003; a partir de 2010, Ziggler se convirtió en el último luchador de la Universidad Estatal de Kent que ha ganado tres campeonatos de lucha libre amateur.

Cuerpo y desarrollo: Su incorporación a WWE.




Luego de haber recorrido en circuitos independientes, con éxito por cierto, WWE firmó con él en 2004; su contrato era de desarrollo, lo que lo llevó a luchar en Ohio Valley Wrestling durante los años 2004 y 2006, siendo ese último año como su debut en RAW con el tag ‘Spirit Squad’, y posteriormente ganando el campeonato mundial en parejas.
Sin embargo, para formar una nueva imagen de Dolph, la WWE lo mantuvo lejos del escenario luchístico, para hacer su regresó al plantel principal de la WWE 2008. Desde este punto, el delfín tendría que apañárselas solo. No obstante, sobrellevó su carrera en la empresa gracias a su talento carisma natural que emanaba de él, otorgándole oportunidad y victorias impresionantes sobre grandes rivalidades. Ziggler ha ganado el Campeonato de los Estados Unidos una vez, el Campeonato Intercontinental cuatro veces y fue ganador del Money in the Bank de 2012. También ganó el Campeonato Mundial Peso Pesado dos veces. Ha sido el único sobreviviente de dos luchas de Survivor Series en los eventos de 2012 y 2014, con la última resultando en The Authority siendo sacada del poder. En 2014, Ziggler fue nombrado «luchador del año de la WWE» por Rolling Stone.
¿No creen que estas sean razones suficientes para convertir a Ziggler en un main-eventer?

Conclusión.



Ziggler de por sí ya es un main-eventer; las victorias, premios y excelsos combates que brindó son una de las tantas razones para convertirlo en la cara de la empresa, aunque posteriormente pueden transformarlo en el representante ideal de SmackDown! (debido a la separación de marcas). El tipo tiene talento luchístico y una serie de luchas para demostrarlo. Principalmente destacaría la que tuvo con Seth Rollins en el RAW pasado.
Otra razón que brilla con fulgor propio es su indiscutible manejo de micrófono, el cual, por obvias razones, es un elemento intrínseco para ascender y triunfar en la empresa del magnate sr. Mcmahon. Este elemento de la parte de Ziggler, indudablemente, convertiría interesantes la promos que puede llegar a dar. Un ejemplar tangible sería la rivalidad que tuvieron él y Cena en el año 2010.
Por último, el carisma. Las súper-estrellas de WWE son fuertes y talentosas, indudablemente; sin embargo, ¿qué sucede cuando el carisma escatima? Sencillo, su carrera se va por el retrete y aterrizan en parejas desolados, o en el mejor de los casos, llegan a jobberlandia. No obstante, Ziggler demuestra todo lo contrario, puesto que tiene una marcada facilidad para conectar con el público, ya sea ‘face’ o ‘heel’; es menester hacer acto de mención a la mercancía que vende, y la que vendería si se lo promocionara adecuadamente.
Sin embargo, vemos que la carrera de Ziggler està hundiéndose cada vez màs, a tal punto de convertirlo en el jobber de las nuevas súper-estrellas de NXT; casos más recientes y puntuales serían los feudos que sostuvo con Tyler Breeze y Baron Corbin.
Incluso, él estuvo a muy poco de abandonar la compañía, ¿pero qué sucedió? WWE le ofreció un contrato más gordo del que habían acordado darle en un principio. Pero os preguntaréis, ¿por qué? Amigos míos, la compañía alargó su contrato para poder desaprovechar su talento y manchar la efigie de un main-eventer estancado en la zona midcard.
Creo que mi punto de vista es visible y muy sólido en este tramo del vìdeo. Ziggler merece el main-event, no sólo en los shows semanales y eventos menores, si no en los 4 grandes como: Wrestlemania, Summer Slam, Survivor Series, y Royal Rumble. Espero que Ziggler sea trasladado a la marca de SmackDown! para que tenga oportunidad de demostrar su insondable calidad dentro del ring, mientras que las súper-estrellas jóvenes evitan el push prematuro, y se consolidan en el roster, a la par de adquirir experiencia en la zona midcard (método para evitar el repudio de la gente, como el caso de Roman Reigns).
Imagínenlo, Ziggler en el pedestal de la marca azul y con un carisma en su máximo apogeo. El delfín merece tener más de lo que WWE le ha dado.

Si el post te gustó, te invito a que me dejes puntos y te suscribas. Soy el Loquendo Enigmático y te deseo buen día. Adiós.
0
0
0
0No comments yet