Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
  1. Deportes
  2. »
  3. Otros deportes

Dos realidades distintas (maradona)



11ava fecha (28 y 29 de Marzo 09)
Argentina 4 - 0 Venezuela



Con goles de Lionel Messi (25'), Carlos Tévez (47'), Maxi Rodríguez (52') y Sergio Agüero (74'), la selección argentina de fútbol ha derrotado al equipo de Venezuela en el primer partido de las eliminatorias del Mundial de Sudáfrica 2010. El encuentro, disputado en el estadio Monumental (Buenos Aires), fue el primer partido en Argentina del ex futbolista Diego Maradona en la dirección técnica de la albiceleste. Con la apertura del marcador, una asistencia para el que marcó Tevez en el comienzo de la segunda, varios regates que levantaron al público de sus asientos y con su claridad para buscar espacios y sortear rivales, Messi se convirtió en la figura del partido.



Con un juego claramente superior al de su rival, la selección albiceleste ha confirmado su condición de favorita en el próximo Mundial. El equipo local ha iniciado el camino a la Copa del Mundo con un planteo ofensivo a cargo del trío de delanteros 'estrella' que componen Messi, Tévez y Agüero. Los tres han cumplido con la misión de convertir tantos. A diferencia de la etapa anterior del equipo, a cargo de Alfio Basile, el equipo ha sido capaz de jugar con orden y disciplina. La defensa casi no ha tenido trabajo -ni situaciones de peligro- y el mediocampo no ha echado en falta la figura de Juan Román Riquelme, hasta hace unas semanas conductor indiscutido de la selección.



El asedio permanente de los jugadores argentinos ha impedido a Venezuela salir de su campo. Salvo algunas esporádicas participaciones de Juan Arango o del Maestrico González, el equipo visitante vio pasar el balón siempre lejos de sus posibilidades.



La reciente polémica entre el mediocampista Riquelme y el seleccionador, y la posterior renuncia a integrar la selección del jugador de Boca Juniors ha quedado zanjada con la decisión de conceder la camiseta número 10 a Messi, el ídolo del Barcelona. Esa casaca está históricamente vinculada a Maradona, que la vistió durante su paso por el equipo.

Maradona ha permanecido sereno durante el partido, casi todo el tiempo parado al borde del campo. Algunos de los jugadores que ha seleccionado han sido sus compañeros de equipo, como Juan Sebastián Verón. Con el "Kun" Agüero, el delantero del Atlético de Madrid, Maradona tiene una relación familiar (el jugador es el padre de su primer nieto, Benjamín). Respecto a Messi, el entrenador había manifestado antes del partido que deseaba que el delantero -considerado su sucesor en el fútbol argentino- se fuese ovacionado. El Monumental ha aceptado la invitación y Maradona y la Pulga se han retirado entre aplausos.









Hasta aca estaba todo bien.. o no?

La Selección sufrió una paliza histórica

12ava fecha (31 Marzo, 01 de Abril 09)
Bolivia 6 - 1 Argentina


La altura jugó su partido, es cierto. Pero cuando Zanetti, un hombre con mil batallas, comete un error tan infantil como querer salir jugando dentro del área chica no hay atenuante posible. De todos modos, no es que el Pupi fue la excepción dentro de un equipo que jugó bien, ni mucho menos. La Selección fue una sombra y esta tarde, en La Paz, sufrió una de las derrotas más duras de su historia ante un equipo de esos Clase C que, de no ser por los 3.680 metros, tendría muchos menos puntos de los que tiene ahora.

Diego apostó a un juego de más control y tenencia de la pelota que de explosión y vértigo. Así, además de la vuelta de Demichelis en lugar de Angeleri, dispuso el ingreso de Papa y Lucho González, por Jonás Gutiérrez (suspendido) y Agüero. Lógicamente, de lo que se podía suponer y planear en la previa a lo que se expuso en la cancha hubo un abismo. Porque Argentina se sintió asfixiada, no sólo por los efectos de la altura, sino también por un rival que apretó en todos los sectores y naufragó en el primer tiempo, cuando aceptó el cambio de golpe por golpe que propuso Bolivia.

El gol de Marcelo Martins, cuando recién habían pasado 11 minutos de partido, hacía difícil pensar en un trámite sencillo o, al menos, no tan tormentoso. La necesidad de tener que dar vuelta la historia significaba un desgaste mayor de energías, algo que Diego había querido evitar. Sin embargo, el empate llegó cuando menos se lo esperaba y a través de Lucho González, quien hasta ahí había demostrado poco y nada.

Pero Argentina no supo aprovechar ese estímulo. Siguió jugando un partido que no le convenía, con poco toque y corriendo mucho y mal. Y, por ende, ese desgaste se terminaría pagando caro. Aunque quizás, a los 31', pudieron haber cambiado las cosas si Messi lograba transformar en gol esa gran jugada que armó con Tevez.

Un minuto más tarde de la chance de 2-1 para Argentina llegaría el comienzo de lo peor. Con Carrizo todavía reponiéndose tras tapar un tiro de Ribeiro, Zanetti decidió no despejar la pelota, quiso salir jugando, se le fue larga y terminó cometiendo penal. Botero no falló y ya sería todo cuesta arriba.

Acusó el impacto la Selección. Gago y Mascherano perdían en el duelo del mediocampo y la defensa hacía agua, porque Bolivia, con mucho vértigo, tenía superioridad numérica en todos los sectores de la cancha. Y ya no era cuestión de ir por el empate sino de esperar que terminara el primer tiempo sin más goles en contra. Ni siquiera eso pudo cumplir Argentina: sobre el final, el arquero Arias embolsó un tiro de Messi y la jugó larga para Botero, quien desbordó a Papa y vio entrar solito a Da Rosa. El volante metió un frentazo bárbaro y dejó sin chances a Carrizo. De no creer.

El empate logrado con Bielsa, tras ir perdiendo 3-1 a falta de pocos minutos, dejaba lugar a la ilusión. Pero ni la palabra de Diego en el entretiempo pudo torcer lo que fue: una catástrofe. Marcelo Martins y Botero siguieron haciendo de las suyas y a los 9', entre ellos se encargaron de poner el cartel de partido sentenciado. El del Shakhtar Donetsk le mandó un centro perfecto al ex San Lorenzo, quien la colocó de cabeza contra el palo izquierdo de Carrizo. Ahí, Argentina se terminó de resignar y quedó a merced de lo que quisiera hacer el local.

Enseguida llegó la expulsión de Di María, el cuarto de Botero y el "ooole" bajó de las tribunas como nunca en el Hernando Siles. Bolivia se vistió de fiesta y, por momentos, se divirtió. Fue tanta la supremacía de los dirigidos por Platini Sánchez que Torrico, el autor del quinto a los 41', casi ni festejó su gol. Increíble.

Maradona debe tener varios interrogantes tras estos dos partidos de Eliminatorias. ¿Es realmente medida golear a Venezuela de local? ¿Es realmente medida esta dolorosa caída en La Paz? ¿Sólo se perdió por la altura o hubo jugadores que no estuvieron al nivel que tiene que tener un jugador de Selección? ¿Se pueden tolerar actos de indisciplina como el que cometió Di María? "Hay que volver a empezar", remarcó Diego, en la conferencia de prensa. Y tiene razón...









Aca ya lo vemos un poco preocupado





Pero venia bien la cosa.. la gente no estaba enojada



Se pude decir que cuando se va a jugar a Boliavia tenes un 25% a favor para ganar
y un 75% a perder..Es comojugar contra dos eequipos al mismo tiempo.. piensan igual que yo?

Ahora vamos a lo mas reciente..

15ta fecha (05 Setiembre 09)
Argentina 1 - 3 Brasil

Antes del partido





Aca parecia.. que nos comiamos al mundo..






Durante el partido..


















Asta las acosas venian vien para mi..por que jugar contra Brazil en cualquier parte del mundo.. es tener medio partido perdido y medio ganado..

Golpeado, Maradona hizo un balance del equipo y de cómo afrontar el partido del miércoles, que "va a ser duro". Y sorprendió. Mucho. De la nada, sacó el tema de la continuidad. De la nada... "Hablé con Julio (Grondona), hablé con Carlos (Bilardo). No me voy. Soy irrompible. No estoy amargado. Amargado estuve cuando perdimos 6 a 1 con Bolivia", aseguró. Punto y aparte. Tan percudido estaba que contestó lo que nadie le había preguntado. Así fue el post 1-3 de Diego en Rosario.

Apareció Maradona en la conferencia. Se lo vio golpeado, aunque trató de mostrarse con la mejor cara. Y habló de fútbol, aunque sin profundizar mucho: " Hasta los 25' no habian llegado, el primer centro fue gol, después llegó el segundo gol, el tercero lo tapó Andújar. Anduvimos muy mal en las pelotas aéreas y remontar dos goles con Brasil es muy duro, pero no me quejo de mis jugadores. Se nos escapó Luisao y nos hizo el gol, fue una desatención nuestra. Si es por las pelotas paradas, podría haber puesto a Palermo, a Schiavi también... Estábamos seguros de las pelotas aéreas. Lo habíamos practicado, trabajado. Pero se nos escaparon. Otamendi, Heinze, Domínguez van bien arriba. Sabíamos quién iba a cabecear, quiénes iban a tirar los centros de cada lado. Nosotros hacemos zona pero... Ya está".

Bancó a Messi: "Me gustó bastante. Tampoco hay que caerle a Messi porque solo no juega. En el primer tiempo tuvimos la de Tevez, un centro atrás con Maxi; después, dos tiros de Messi desde afuera... La verdad, no estoy amargado, estoy tranquilo con mis jugadores".

Volvió al tema de los goles: "No me gustó que nos llegaran la primera vez y nos hicieran dos goles. Esto es lo que nos reprochamos en el vestuario. Controlamos 25 minutos a Brasil, Kaká no habia tocado la pelota. Sabiamos quién iba a cabecear, cómo cabeceaban, quiénes iban a tirar los centros de cada lado. Sabíamos que Luisao y Lucio venian siempre, que Maicon iba con Luis Fabiano, todo bien marcadito... Perder con Brasil siempre es feo. La verdad que la sacamos barata porque en tres centros casi perdemos 3-0" .

Y ahora hay que ir a Paraguay: "A ver si conseguimos los tres puntos, va a ser duro, complicado, más con la derrota. Pensábamos que podiamos ganar. P erder con Brasil siempre es feo. Tenia muchas ilusiones. No hay queentregarse. Iremos a Paraguay con el espíritu que podamos".

No quiso mandar al frente a nadie: "La responsabilidad mayor es mia. Jamás mandaría en cana a un jugador. Si lo hace otro, es problema de otro. La responsabilidad es pura y exclusivamente mía".


16ava fecha (09 Setiembre 09)
Paraguay 1 - 0 Argentina


ACA SI CON LOS HUVOS, EN LA GARGANTA








Menos mal que no fue gol. Esas definiciones heroicas, una tapa de Schiavi y Palermo ungidos como salvadores, la foto del grito descontrolado y final, quizás hubiera desatado una euforia maligna. Una euforia que hubiera tapado este papelón histórico. Eso fue Argentina, este equipo de Maradona: la nada misma. Paraguay, este Paraguay de Martino, solidario y sin estrellatos, lo goleó. Lo humilló. Peor que Brasil, sencillamente porque Brasil es Brasil.

El 10 hace un amago, dos. Gambetea a un rival, a otro. Deja en evidencia la anatómica lentitud de un tercero, el 2 del equipo, que parece recién bajado de una montaña rusa: perdido, mareado, desubicado. A 40 metros, Messi mira. El 10, Salvador Cabañas, no juega en el Barcelona sino en México y no figura en ninguna terna con aspiraciones de consagrarse como el mejor del planeta fútbol. Pero es él quien pone la distinción.

No hay mejor imagen que la cara de Messi, su mirada ausente, su descompromiso absoluto, para reflejar esta noche larga. Verón trató de levantarlo, fue su psicólogo en el entretiempo, la mano en la nuca, persiguiéndolo con palabras de aliento. Pero Messi no reaccionó, perdió con la pelota, no jugó sin ella y sus compañeros jamás lo encontraron. Y, con su despertador expulsado, ni siquiera tuvo lucidez para meter ese tiro libre al área, una vez que el mensaje era buscar por arriba lo que no se logró por abajo.

¿Cuánta responsabilidad tiene Maradona? Muchísima. Ya cometió todos los errores que puede cometer un DT. Desde pifiar la estrategia hasta desmotivar jugadores con sus banquinazos (Otamendi, Burdisso, titulares o ni al banco), errar cambios (¿para qué sacó a Dátolo si había que tirar centros al área? ¿Para agregar barullo con Lavezzi?) y ensoberbecerse hasta desviar culpas hacia el periodismo.

Argentina fue un equipo triste, deprimido y creó una sola situación de riesgo, cuando un Paraguay asustado hizo todo para que le empataran con un hombre de más. Pero los jugadores también tienen su responsabilidad: no se pueden errar pases de dos metros, dejarse comer por la presión por falta de precisión, tirarle centros a un 9 de 1,70 metro que está rodeado por cabeceadores expertos. Apenas se vio una luz de reacción en Gago y Mascherano, en medio de una actitud general penosa. Ante una situación parecida, cuando vio señales de que algo se había roto, Basile se fue: no soportó la falta de compromiso. ¿Qué debería hacer Diego? Sólo él sabe.


"Voy a seguir"

Maradona dijo que va a dejar "hasta la última gota de sangre" para clasificar a la Selección. Diego le apuntó al periodismo: "Las críticas no me entran. Desde los 15 años que me vengo peleando con todos, hoy tengo 48 y me voy a seguir pelando", tiró. Sobre el equipo dijo que "hubo errores colectivos, bajo rendimiento de algunas individualidades", pero que aún queda una chance y se va a "aferrar a eso".

Algunas de las frases de Diego en la conferencia de prensa, esta noche:

"No le tengo miedo a nadie. Me critique quien me critique. Desde los 15 años me vengo peleando con todos ustedes (por los periodistas). Hoy tengo 48 y los voy a seguir peleando. A mí, las críticas no me entran. Primero, que no tienen huevos para entrarme...".

"Las críticas serán de las puertas para adentro. La autocrítica será primero con mis colaboradores para saber en qué fallamos. Si teníamos que salir con un jugador u otro... Pero siempre la vamos a hacer para nosotros".

"Tendríamos que haber tomado mejor a Haedo y Cabañas. Los dejamos dar vuelta y la pagamos".

"Los jugadores saben que tenemos una última oportunidad y nos aferraremos a eso".

"La expulsión de Verón no la vi. El árbitro lo agarró a Verón y lo expulsó, pero yo no lo vi".

"Hay bajo rendimiento de los jugadores, hay fallas colectivas. Cuando perdés, hay un poco de todo. Tenemos que rearmar el rompecabezas".

"Yo voy a seguir, no le tengo miedo a nadie ni a nada. Voy a dejar hasta la última gota de sangre para lograr la clasificación".

"Nosotros una vez fuimos a jugar contra Australia y no se murió nadie".



Me fui a mirar a delpo
0
0
0
0No hay comentarios